Atrás

“La participación supone que todas las partes alineen objetivos, lo que refuerza el proyecto empresarial”

Foto “La participación supone que todas las partes alineen objetivos, lo que refuerza el proyecto empresarial”

“La participación supone que todas las partes alineen objetivos, lo que refuerza el proyecto empresarial”

El responsable de recursos humanos de MAN, Josef Schelchshorn, ha defendido la participación de la plantilla como elemento de competitividad

Fomentar la participación de las personas trabajadores supone reforzar la competitividad y, por tanto, fortalecer el proyecto empresarial, según el responsable de recursos humanos de MAN Josef Schelchshorn. “Contribuye a alinear los intereses de plantilla y dirección y, si todas las partes comparten objetivos, se refuerza considerablemente el proyecto empresarial”, ha explicado, incidiendo en que esto supone “gestionar con visión de futuro”. “La participación de las personas trabajadoras supone la transparencia total por parte de la dirección, pero a cambio supone que las y los trabajadores compartan la responsabilidad del éxito o fracaso de la empresa”, ha subrayado, ya que ayuda a evitar recelos, fomentar la unidad de acción y crear un clima de confianza en el seno de la compañía.

            Schelchshorn está en Gipuzkoa estos días, conociendo los proyectos estratégicos del territorio en el marco de la red de internacionalización que impulsa el programa foral Etorkizuna Eraikiz. En este contexto, ha participado esta mañana en un encuentro celebrado en la Fundación Orona de Hernani, que ha tenido como eje la contribución que la participación puede realizar a la competitividad de la empresa. Schelchshorn ha desgranado el caso de Alemania, analizando el modelo de cogestión empresarial y haciendo contraste con las experiencias profesionales que ha tenido en Hungría y el Estado español. La presentación del acto ha corrido a cargo del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y también han participado el presidente de la Corporación Mondragón Iñigo Ucín y su homólogo de CIE Automotive Antón Pradera.

            Olano, en su intervención, ha subrayado la importancia del programa Etorkizuna Eraikiz, ya que “busca empezar a responder desde hoy a los retos del mañana”. En este sentido, ha puesto el foco sobre la participación de las personas trabajadoras, “un campo por el que ésta Diputación está apostando desde el primer día de la legislatura”. Según ha detallado, la institución foral ha puesto sobre la mesa una batería de medidas para profundizar en esta dirección: el departamento de Promoción Económica ha puesto en marcha ayudas directas y una herramienta de financiación, la Hacienda foral ha modificado la normativa del territorio para incentivar la participación de las personas trabajadoras en los procesos de transmisión de las compañías y el programa Etorkizuna Eraikiz ha abierto una línea de investigación y experimenta a través de experiencias piloto en torno a la misma cuestión.

            Olano ha coincidido con Schelchshorn a la hora de destacar las ventajas que supone fomentar la participación, y ha recordado que Gipuzkoa es un territorio de gran tradición en este ámbito, con las cooperativas o las sociedades laborales como claro ejemplo de ello. “En Gipuzkoa somos muy conscientes de las ventajas que ello aporta y contamos con un modelo propio”, ha dicho el responsable foral. “Por una parte, se incrementa el compromiso de las personas con el proyecto, favoreciendo el alineamiento de los intereses de plantilla y dirección. Ello contribuye a mejorar el clima dentro de la empresa, lo que refuerza nuestro tejido económico”, ha explicado. A juicio del diputado general, todo ello sopla a favor de los esfuerzos para retener talento y apuntalar las empresas al territorio. “Estamos convencidos de que apostar en esta dirección nos fortalece como territorio”, ha dicho.

            Por último, en la dinámica de reflexión que ha cerrado el acto, Ucín y Pradera también han coincidido en señalar la participación como elemento de competitividad. “Puede que sea el elemento más importante”, ha subrayado Ucín. “Yo creo que el futuro nos lleva inevitablemente en esta dirección, la colaboración entre plantilla y dirección es inevitable para el éxito del proyecto empresarial, y creo que todos y todas somos cada vez más conscientes de ello”, ha destacado Pradera. Schelchshorn, por su parte, ha opinado que el modelo alemán es exitoso pero a la vez no puede ser exportado. “Mis propuestas son apostar por integrar a los trabajadores en la empresa, ése es el futuro. Transparencia, confianza, respeto… Por lo que he visto hoy, vais por el buen camino”, ha dicho.