Atrás

“Gipuzkoa va a seguir apostando por un turismo con identidad propia, sostenible y equilibrido”

Foto “Gipuzkoa va a seguir apostando por un turismo con identidad propia, sostenible y equilibrido”

“Gipuzkoa va a seguir apostando por un turismo con identidad propia, sostenible y equilibrido”

El portavoz foral Imanol Lasa ha defendido la política turística del territorio y ha lamentado los ataques ocurridos durante los últimos días

“Gipuzkoa va a seguir apostando por un turismo con identidad propia, sostenible y equilibrido”

El portavoz de la Diputación Foral Imanol Lasa ha defendido hoy el modelo turístico de Gipuzkoa y ha denunciado los ataques realizados durante los últimos días contra entidades, miembros y agentes de este sector, emplazando a la izquierda abertzale a que haga lo propio y a que deje de alentar acciones “propias de una época que todos queremos dejar atrás. Las pintadas, los insultos, las pancartas…son parte de una estrategia destructiva que no aporta nada positivo a la sociedad de Gipuzkoa ni mejora alguna a una actividad económica que, no lo olvidemos, da de comer a mucha gente y a pequeños y medianos establecimientos y empresas. Da la sensación de que la izquierda abertzale necesita siempre algún enemigo, y que en este caso la ha tomado contra el turismo, aunque no sabe exactamente contra quién ni por qué”, ha lamentado.

Lasa ha terciado en el debate subrayando que Gipuzkoa se caracteriza por un turismo “de calidad”, y que así es percibido “más allá de nuestras fronteras”.  “La gente no llega atraída por una oferta low cost, de sol y playa, sino por la singularidad de nuestro territorio, su atractivo cultural, histórico y monumental,  su paisaje, su medioambiente y su gastronomía, con una identidad muy marcada, enmarcada en una estrategia de país”.  Ha subrayado también la afluencia de visitantes ligada a eventos como el Jazzaldi, el Blues, los conciertos, el Festival de Cine, las celebraciones deportivas como la Behobia y los campeonatos mundiales  de surf o el turismo de congresos, que permite atraer viajeros más allá de la temporada alta.

Ha afirmado que Gipuzkoa cuenta con una política turística “sólida y bien definida”, caracterizada por la colaboración con los distintos agentes y asociaciones del sector y con el resto de instituciones. Prueba de ello, ha enumerado algunos de los proyectos puestos en marcha esta legislatura por la Diputación: la creación de la marca Explore San Sebastian Region; la apertura el año pasado de la Oficina de Turismo de Gipuzkoa en San Sebastián como escaparate de las comarcas, con el fin de derivar los flujos turísticos más allá de la capital; la creación de la Mesa de Turismo para incorporar a los representantes del sector a la toma de decisiones; el fomento del empleo de calidad a través de la feria Turislan, o la persecución a través de Hacienda del fraude de los pisos ilegales, llegando a más de 600 propietarios.

Ha destacado retos como la potenciación del turismo en las comarcas y en el interior, la desestacionalización y, ligada a la misma, la apuesta por un “sector más profesionalizado y que redunde en un empleo más estable y de calidad”, al tiempo que ha señalado que algunas de las medidas adoptadas ya están dando sus frutos en esta dirección. Así, el número de viajeros creció en 2016 un 9.8% en la costa y un 8,2% en el interior, y el mayor porcentaje de crecimiento se produjo fuera de la temporada alta. “Además, el porcentaje de pernoctaciones fuera de la capital es superior al 30%, mucho mejor que el de Bizkaia y Araba, lo que denota que tenemos una distribución turística cada vez más equilibrada”.

Ha puesto en valor también el peso y la evolución positiva del turismo rural en Gipuzkoa, que en los primeros meses del año ha crecido un 15% en pernoctaciones. El territorio encabeza de forma notoria la oferta de alojamientos de este tipo a nivel de Euskadi, con más de 1.500 plazas, y ofreciendo “una nueva alternativa  a nuestros baserris y al primer sector”. En cualquier caso, para Lasa, es fundamental “seguir aprovechando el tirón de Donostia” para dar a conocer los numerosos atractivos de Gipuzkoa, citando ejemplos como el Geoparque, Albaola, el Valle del Hierro, la ruta de los quesos en Goierri o el camino Ignaciano: “Las comarcas y los ayuntamientos están haciendo un esfuerzo importante por potenciar sus recursos y buscar nuevos nichos de mercado, y van a seguir teniendo nuestro apoyo”.  

El portavoz estima que hay que desmontar “tópicos” y calibrar “en su justa medida” la realidad turística de Gipuzkoa. “No podemos hablar a la ligera de masificación o de saturación más allá de realidades puntuales como las que se dan en algunas zonas de San Sebastián y de la costa, y no durante todo el año. Si se tiene en cuenta el número de viajeros que recibimos respecto a nuestra población, estamos muy lejos de otras realidades en las que el turismo si acarrea problemas de calado, lo cual no quiere decir que no tengamos que ser previsores de cara al futuro. Vamos a seguir planificando el sector con criterios claros de sostenibilidad”.

A este respecto, ha recordado que recientemente la Diputación ha puesto en marcha el Observatorio Turístico de Gipuzkoa en colaboración con las universidades, cuyo objetivo es obtener el conocimiento necesario para planificar y reforzar el sector, analizando y comprendiendo mejor la realidad turística, para implementar un nuevo Plan Estratégico y garantizar un crecimiento sostenible y responsable. “Estamos ante una realidad compleja, que tenemos que abordar con datos, estadísticas, mediciones y argumentos objetivos, no desde el oportunismo político, la pancarta y el eslogan fácil. El Observatorio nos va a permitir hacerlo con una verdadera perspectiva”, ha señalado.

Según ha señalado, “por mucho que algunos se empeñen en demostrar lo contrario”, la sociedad de Gipuzkoa no percibe el turismo como un problema, tal y como lo demuestran las distintas encuestas y estudios realizados por universidades como Deusto, o por la propia Diputación. “Más bien al contrario, según la encuesta socio-política que realizamos en diciembre del año pasado, la mayoría, el 57%, lo percibía como un fenómeno positivo por los ingresos que deja, valorándolo con una nota de 7,9. Si nos atenemos a la última encuesta que hicimos, en mayo de este año, ni siquiera se citaba cuando preguntábamos sobre los principales problemas del territorio”.

El portavoz foral ha admitido que todas las actividades económicas tienen “repercusiones y afecciones”, que deben ser reguladas, y que el turismo no es una excepción, pero a su juicio ese debate debe afrontarse “de forma sosegada, sin generar alarmismo, con rigor y seriedad”. En ese sentido, ha traído a colación las medidas que están adoptando las instituciones para regular la oferta de pisos turísticos, especialmente en el caso del Ayuntamiento de San Sebastián, y establecer algún tipo de tasa turística que equilibre lo que aportan y se llevan quienes nos visitan, y que permita financiar infraestructuras y servicios públicos. “Son cuestiones que están encima de la mesa, que estamos abordando desde la colaboración interinstitucional, y en las que esperamos llegar a consensos”, ha indicado.

Asimismo, si bien el turismo se ha convertido en uno de los sectores económicos de mayor crecimiento en Gipuzkoa, ha recordado que el peso del sector ronda el 7,4 % del PIB del territorio, es decir, se sitúa en niveles similares a los que tenía antes de la crisis. “La industria y los servicios de alto valor añadido siguen siendo nuestro motor, nuestra garantía de futuro, y por tanto, la principal apuesta de la Diputación para consolidar nuestro modelo económico y de bienestar social”, ha apuntado. De cualquier manera, ha instado a poner el foco en el potencial del turismo como palanca de innovación, emprendizaje y desarrollo en ámbitos como las TICs, la movilidad accesibilidad o la cultura.

Incapacidad de Sortu

Por último, el portavoz foral ha exigido a la izquierda abertzale “abandone cualquier actitud que suponga enfrentamiento y ofensa a los turistas que nos visitan estos días y apueste definitivamente por trabajar en las instituciones presentando iniciativas. La presencia de carteles y pintadas dañinas en muchos municipios guipuzcoanos en esta época de fiestas deja a las claras la incapacidad de Sortu de plantear debates de manera sosegada y presentar acciones”.