Atrás

220 personas han participado en el XVII Encuentro de Familias Acogedoras de Gipuzkoa

Foto 220 personas han participado en el XVII Encuentro de Familias Acogedoras de Gipuzkoa

220 personas han participado en el XVII Encuentro de Familias Acogedoras de Gipuzkoa

Maite Peña: “Este año contamos con 78 nuevas familias de acogida, pero 43 niños, niñas y adolescentes tutelados necesitan otras tantas familias”

220 personas han participado en el XVII Encuentro de Familias Acogedoras de Gipuzkoa

220 personas (160 adultos, y 60 niñas y niños han participado hoy en Donostia en el XVII Encuentro de Familias de Acogida, organizado por la Diputación Foral de Gipuzkoa y la Asociación de Familias de Acogida de Gipuzkoa Beroa. Según ha destacado la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, en la actualidad hay 353 familia de acogida en Gipuzkoa, con 78 nuevas familias que han acogido en sus casas a otros tantos niñas, niños y adolescentes, lo cual es “todo un éxito”. “Aun cuando esto pasa desapercibido para la mayoría de la ciudadanía, tiene un impacto impresionante en nuestra población infantil. Su labor solidaria, que cada vez está cogiendo más fuerza, es fundamental para poder dar una respuesta adecuada a sus necesidades”, ha explicado Peña, si bien ha resaltado que todavía hacen falta “más familias”. Ahora mismo, de un total de 342 menores en centros tutelados de la Diputación, hay 43 orientados en disposición de salir en cuanto encuentren familias de acogida. “Una familia que les cuide, eduque y en la que puedan pasar a ser uno más, al tiempo que puedan seguir teniendo relación con sus familias a pesar de no poder vivir con ellas”. 

El Encuentro de hoy, celebrado en la casa de Cultura Lugaritz, ha permitido a los asistentes compartir experiencias y vivencias que van teniendo en el proceso de Acogimiento Familiar, además de los retos que van surgiendo en el día a día. Este año, el encuentro ha tenido como eje la representación teatral “Dos familias”, del multipremiado dramaturgo José Pascual Abellán, y que dirigida por Sergio Arróspide aborda el tema de la acogida de menores, generando un interesante debate. A continuación ha tenido lugar un animado teatro fórum en el que han participado las familias de acogida, tras lo cual han celebrado una comida de confraternización. 
La diputada ha agradecido a las familias que actualmente mantienen a uno o más niños o niñas acogidos en sus casas, ofreciéndoles de  este modo una “alternativa inmejorable” al no poder ser cuidados por sus propios progenitores por “muy diversas razones”. En ese aspecto, ha recordado a los asistentes que cada uno de los tipos de acogimiento existentes -de urgencia, temporales y permanentes- “responden” a la necesidad que el niño o niña presenta en un momento dado de su trayectoria de vida. “Y entre todas y todos, junto con la Asociación Beroa, los y las profesionales de Lauka que os acompañan y las técnicas de la Diputación Foral que velan por el buen funcionamiento de todos los equipos implicados, formáis esa tribu necesaria para asumir la crianza de estos niños y niñas”.

“Al mismo tiempo –ha añadido-, el acogimiento familiar en su conjunto es una realidad muy dinámica, ya que todos los años se producen un buen número de nuevos acogimientos, 87 concretamente este año –una familia puede realizar más de un acogimiento, de ahí que haya 78 nuevas familias-, y se cesan otros que llevaban tiempo constituidos, 82 en total, “porque los jóvenes que estaban en acogida cumplen la mayoría de edad o porque en algunos casos pueden retornar con sus padres y madres”. En opinión de Peña, esto no deja de ser “el reflejo” de lo que ocurre en el sistema de protección en Gipuzkoa: “cada año son muchos los niños, niñas y adolescentes que necesitan ser protegidos de situaciones de maltrato, negligencia o incapacidad de sus padres para poder responder de manera suficientemente adecuada a sus necesidades. Cuando estas dificultades no pueden ser resueltas en el propio entorno de la familia de origen, es cuando el acogimiento familiar se constituye como una alternativa privilegiada, ya que ofrece un contexto de crianza que puede ayudar a reparar las secuelas de las experiencias traumáticas que estos niños y niñas han vivido”.

En palabras de la diputada, el acogimiento familiar es la medida de acogimiento “más utilizada” en Gipuzkoa, por encima de la alternativa de acogimiento residencial. “Esto es aún más evidente cuando hablamos de niños y niñas de menos de 12 años. ¿Por qué digo esto? Porque por debajo de esta edad, tres de cada cuatro niños o niñas que tienen que ser separados de su familia de origen se encuentran en un acogimiento familiar. En ese sentido, prácticamente todos los niños y niñas menores de seis años que están bajo la tutela de la Diputación Foral  están en una familia de acogida”. 

No obstante, ha matizado que si bien el acogimiento familiar se encuentra “consolidado” en Gipuzkoa, eso no significa que estén resueltas todas las necesidades en ese sentido. Al contrario, “es continua la necesidad de captar nuevas familias que altruistamente se ofrezcan  a acoger a uno o varios niños. Y lo cierto es que siempre hay niños, niñas o adolescentes que esperan ser acogidos por una familia. Peña ha explicado que parte de estos niños y niñas viven, en centros de acogida tutelados por la Diputación de Gipuzkoa y si bien están “perfectamente atendidos” por los y las profesionales que “se vuelcan” cada día en su atención, “es imposible reemplazar el calor de un hogar”.

En cuanto a las condiciones para ser familia de acogida, la diputada ha indicado que no hay un perfil único: “pueden ser personas solas, parejas heterosexuales o parejas del mismo sexo”, y que si bien es probable que surjan “momentos de dificultad”, las familias de acogida van a tener siempre el “apoyo y acompañamiento” profesional para poder superar esas dificultades. El teléfono y correo electrónico para contactar con el servicio de familia de acogida son los siguientes: 943 11 25 22 /  familiaharrera@gipuzkoa.eus.