Atrás

Arranca el proyecto Life Oreka Mendian para la gestión de los pastos de montaña

Foto Arranca el proyecto Life Oreka Mendian para la gestión de los pastos de montaña

Arranca el proyecto Life Oreka Mendian para la gestión de los pastos de montaña

Las instituciones vascas aúnan esfuerzos para lograr el equilibrio sostenible entre conservación y aprovechamiento socio-económico en los espacios naturales protegidos.

Presentación de Life Oreka Mendian.

Esta mañana ha arrancado de forma oficial el proyecto LIFE OREKA MENDIAN, cofinanciado por la Unión Europea y liderado por el Gobierno Vasco a través de la Fundación HAZI,  en el que participan las diputaciones forales de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y las sociedades públicas Ihobe y Neiker Tecnalia.  A estas instituciones se suman la asociación Euromontana y las entidades de Iparralde Euskal Herriko Laborantza Ganbara y el Conservatoire dÉspaces Naturels dÁquitaine. Un importante número de socios para alcanzar un objetivo ambicioso: desarrollar una estrategia común para gestionar las zonas de pastos de montaña situadas en lugares Natura 2000, buscando un equilibrio entre los intereses de conservación y los de los usuarios de los montes.
Representantes de todas estas instituciones, encabezados por la directora de Agricultura y Ganadería del Gobierno Vasco, Ikerne Zuluaga y  la Directora de Montes y Medio Natural de la Diputación de Gipuzkoa, Arantxa Ariztimuño, se han dado cita en el Parque Natural de Pagoeta para presentar el proyecto. Todos ellos han coincidido en destacar el carácter estratégico del mismo, ya que los pastos de montaña componen uno de los ambientes más amenazados de Europa debido, fundamentalmente, al abandono de su aprovechamiento como zona de pastoreo. Esta falta de uso provoca que los hábitats naturales que tradicionalmente han sido utilizados por la ganadería extensiva en Euskadi se encuentren en algunas zonas en un estado de conservación desfavorable: desarrollo de matorral, establecimiento de especies invasoras, aumento de las posibilidades de incendio... 

Ante esta situación, el proyecto LIFE OREKA MENDIAN tiene como objetivo desarrollar una estrategia de conservación de estas zonas en las que naturaleza y los usos humanos se han unido para formar unos parajes especiales. Se tomará como punto de partida el mantenimiento del uso tradicional de los pastos y se buscará el equilibrio entre la oferta forrajera de estos espacios y la demanda de utilización por parte de los ganaderos. Para ello, se implicará a los propietarios, usuarios, gestores de espacios naturales, expertos y agentes locales en la gestión integrada y sostenible de los pastos de montaña.

Los pastos de montaña componen uno de los ambientes más amenazados de Europa debido, fundamentalmente, al abandono de su aprovechamiento como zona de pastoreo. Esta falta de uso provoca que los hábitats naturales que tradicionalmente han sido utilizados por la ganadería extensiva en Euskadi se encuentren en algunas zonas en un estado de conservación desfavorable: desarrollo de matorral, establecimiento de especies invasoras, aumento de las posibilidades de incendio... 

Mosaico dinámico de hábitats
Los pastizales están formados por un mosaico dinámico de hábitats, muy heterogéneos pero interdependientes entre sí, la mayor parte de ellos de interés comunitario. Además, albergan un elevado número de especies altamente vulnerables y de gran valor para la biodiversidad. Por ello, en los planes de gestión de las Zonas de Especial Conservación (ZEC) se considera urgente la redacción de ‘planes de pastos’ como medida para evitar su degradación.

Aunque este proyecto no está relacionado directamente con el cambio climático, de acuerdo con informes de la FAO los pastos tienen un enorme potencial sin explotar para mitigar la alteración del clima, ya que se calcula que almacenan el 30% del carbono del suelo a nivel mundial. Pero también son vulnerables a esas variaciones. En las zonas de montaña expuestas, los cambios se reflejan en mayor magnitud, por lo que son necesarias actuaciones de restauración y protección. 

Así, a través del proyecto OREKA MENDIAN, se restaurarán 1.706 hectáreas de hábitats pascícolas degradados mediante  el control de la matorralización y la planificación del manejo ganadero: se aumentará el aprovechamiento en zonas subpastoredas y se disminuirá en aquellas que están sobreexpuestas y con peligro de erosión. También se trabajará en la recuperación de flora amenazada y la eliminación de especies invasoras. Como resultado final del proyecto, se elaborará un manual de buenas prácticas para la gestión de pastos de montaña cuya aplicación servirá como base para fomentar la sostenibilidad de ese ambiente.

Ámbito de actuación

En este proyecto LIFE se pretende establecer un marco común para la gestión de los pastos de montaña de forma que se afiance la coherencia de la Red Natura 2000. La inclusión de socios de ambos lados del Pirineo y Euromontana es una oportunidad para buscar sinergias, sumar experiencias y establecer criterios de gestión para un problema que afecta a nivel europeo.
Las acciones del proyecto se desarrollarán 15 Lugares Natura 2000 de Euskadi: Armañón, Ordunte, Urkiola, Gorbeia, Izki, Aizkorri-Aratz, Jaizkibel, Aiako Harria, Pagoeta, Hernio-Gazume, Aralar, Izarraitz, Entzia, Arkamo-Gibijo-Arrastaria y Sº Toloño-Cantabria.

Además, en 8 ZEC de Iparralde (Montagnes de la Haute Soule, Massif du Mondarrain et de l'Artzamendi , Montagnes du Pic des Escaliers, Massif de la Rhune et de Choldocogagna, Montagnes de Saint-Jean-Pied-de-Port, Forêt d'Iraty, Massif des Arbailles, Montagnes des Aldudes) se coordinará el seguimiento de las acciones de conservación en pastos de montaña.