Atrás

La Diputación destinará 3,5 millones de euros más para las Prestaciones de dependencia en Gipuzkoa

Foto La Diputación destinará 3,5 millones de euros más para las Prestaciones de dependencia en Gipuzkoa

La Diputación destinará 3,5 millones de euros más para las Prestaciones de dependencia en Gipuzkoa

Con objeto de reforzar los grados 2 y 3 -los que tienen mayor dependencia-, y también para adaptarse a la modificación de la Ley de Dependencia. La nueva regulación potenciará la atención en el domicilio a través de la PEAP

La Diputación destinará 3,5 millones de euros más para las Prestaciones de dependencia en Gipuzkoa

La Diputación Foral ha presentado esta mañana la nueva propuesta de regulación de las Prestaciones de dependencia en Gipuzkoa, con un incremento del gasto foral en 3,5 millones de euros, y según la cual se eliminan las cuantías por niveles o puntuación, quedando sólo los tres grados: 1, 2 y 3. Según ha explicado la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, que ha comparecido junto al portavoz de la Diputación Foral, Imanol Lasa, el objetivo de esta propuesta foral es por un lado “reforzar”  los grados 2 y 3, es decir, los que tienen “mayor dependencia”, y por otro, “adaptarnos” a la modificación de la Ley de Dependencia. En ese sentido, la nueva regulación, de la que se benefician 16.000 personas, potenciará la atención en el domicilio, apuntalando para ello la PEAP (Prestación económica de asistencia personal). En cualquier caso, las nuevas  cuantías son superiores a las fijadas en el resto del Estado”. “Todo ello”-ha añadido Peña- posibilitará la creación de 250 nuevos empleos de profesionales de la asistencia personal”.

Se trata de prestaciones de derecho subjetivo, y existen 3 prestaciones distintas e incompatibles entre sí: PECE (Prestación económica para cuidados en el entorno), es decir, cuando los cuidados los dan los familiares; PEAP (Prestación económica de asistencia personal), es decir, cuando se contrata una ayuda externa; y PEVS (Prestación económica vinculada al servicio), para ayudar a costear una plaza privada mientras la Administración no pueda ofrecer una plaza pública, cuya cuantía ahora se aumenta para hacer más atractiva la prestación.

“El hecho de que tengamos 16.000 personas con prestación mensual supone 59 millones de gasto anual. De hecho hay más personas con prestaciones que la suma de todas las personas atendidas en centros asistenciales forales y en ayuda a domicilio”, ha destacado la diputada. En ese sentido, ha precisado que “el 57% de las personas dependientes tiene una prestación, que en 8 años “hemos pasado de un gasto cero a gastar casi 60 millones anuales”.

Además de la eliminación de las cuantías por niveles o puntuación, los principales cambios propuestos en la nueva prestación son que las personas en Grado 2 y 3 con cuidadoras de edad avanzada –más de 85 años- no pueden acceder a la PECE ni seguir con ella. A su vez se elimina el requisito de 3 meses en lista de espera para PEVS y se flexibiliza la continuidad de la prestación. También se regulan los requisitos de cualificación profesional para la PEAP, así como la  formación obligatoria para nuevos cuidadores familiares, además de establecerse un seguimiento individualizado.

En cuanto a las personas extranjeras, en la nueva propuesta se recoge el derecho de los menores extranjeros sea cual sea la situación administrativa y de residencia de los padres, siguiendo el decreto de Cartera. Se clarifica la homologación de derechos entre españoles y otros ciudadanos de estados de la Unión Europea

 

Adaptarse a la Ley de Dependencia

En lo referente a las razones para estos cambios en las prestaciones de dependencia, la diputada ha señalado que por un lado tienen por objeto “adaptarse a la desarrollo de la Ley de Dependencia”; y por otro “promover” prestaciones ligadas a servicios, en detrimento de las destinadas al cuidado familiar.  Asimismo, ha indicado que con este cambio, además de “mejorar nuestra regulación” a la vista de la experiencia adquirida en la gestión desde 2008, “pretendemos avanzar en la garantía de calidad de los cuidados: formación de las familias, cualificación de la asistencia personal y seguimiento en el domicilio”.

Estas prestaciones económicas fueron creadas por la Ley de Dependencia y existen desde 2008 en todo el Estado. En Gipuzkoa es la Diputación Foral quien realiza la valoración de la dependencia y quien abona las prestaciones. La cuantía máxima mensual de la prestación depende de estas características de la persona dependiente, es decir, de su grado de dependencia (de 1 a 3), de su capacidad económica, de si ya percibe una prestación similar, o de si utiliza o no servicios públicos.

 

Cambios en la PECE

  • Las personas mayores de 85 años no podrán ser consideradas como personas cuidadoras de familiares dependientes de grado 2 y 3.
  • Se admiten circunstancias excepcionales de no familiares.
  • Las personas cuidadoras de las nuevas personas beneficiarias deberán acreditar una formación básica en cuidados en el plazo de 6 meses.

Cambios en la PEAP

  • Se regulan requisitos de cualificación profesional con excepciones por edad y experiencia laboral, siguiendo los criterios acordados a nivel estatal.
  • Preinscripción  en la convocatoria del GV para la acreditación de las competencias profesionales. Límite 20 de octubre.
  • La empresas deben inscribirse en el Registro Foral.

Cambios en la PEVS

  • Se suprime el requisito de 3 meses en lista de espera. La PEVS se puede solicitar desde el momento de pasar a lista de espera.
  • Se puede mantener la PEVS mientras haya lista de espera para el recurso solicitado. No se extingue por renunciar a un recurso público.
  • Se incrementan las cuantías para los Grados 2 y 3.

Compatibilidad con uso de servicios

Peña  ha explicado que los elementos característicos de Gipuzkoa en prestaciones consisten en “la compatibilidad” con varios servicios integrados en la red foral de servicios sociales. A su vez ha informado de que en virtud de esta nueva propuesta, ahora el derecho se devendrá “desde el mes siguiente al día de la solicitud, no desde la Resolución administrativa”. También ha significado que la PEAP está abierta a las personas mayores, recordando que “el 84% de las PEAPs en todo el Estado está en Gipuzkoa”.

Para finalizar, la diputada ha recordado que gracias a esta nueva regulación de las prestaciones de dependencia en el territorio  “podremos mejorar la atención a las personas con dependencia, respondiendo a la creciente demanda de atención motivada por el envejecimiento de la población, además mejorar el servicio que apuesta por la “profesionalización de la asistencia personal”. “Todo ello -ha recordado-  supondrá la creación de 250 nuevos empleos, dentro de nuestra estrategia de profesionalizar los cuidados frente al modelo de cuidado familiar, que sigue siendo el más demandado”.

La nueva propuesta posibilitará la creación de 250 nuevos empleos de profesionales de la asistencia personal