Atrás

65 millones a proyectos estratégicos para la Gipuzkoa futuro

Foto 65 millones a proyectos estratégicos para la Gipuzkoa futuro

65 millones a proyectos estratégicos para la Gipuzkoa futuro

Se trabajarán campos como la ciberseguridad o la atención al envejecimiento, sobre los que empezarán a erigir los cimientos de la Gipuzkoa del mañana .

65 millones a proyectos estratégicos para la Gipuzkoa futuro

La Diputación Foral dirigirá en el ciclo 2018-2025 un total de 65 millones de euros a proyectos estratégicos imprescindibles para hacer frente a los retos del futuro y poner las bases de la Gipuzkoa del mañana. Tras haber abordado con éxito en la primera mitad de legislatura los proyectos pendientes para la modernización del territorio, la institución foral se lanza ahora a “construir el futuro” de la mano de una “nueva agenda política”, ha señalado el diputado general, Markel Olano. Así bajo el marco de Etorkizuna Eraikiz, el ente foral desplegará una estrategia integral que pasa por el desarrollo de cinco proyectos estratégicos en sectores clave como la ciberseguridad o la atención del envejecimiento; siete proyectos experimentales en ámbitos como la atención a la dependencia o la creación de contenidos audiovisuales en euskera; y la puesta en marcha de un potente Think tank que ejercerá de unidad de I+D generadora de conocimiento. 

            Esta nueva agenda estratégica ha recibido hoy el visto bueno del Consejo de Gobierno de la Diputación Foral, que ha celebrado reunión ordinaria en Albaola (Pasaia). El encuentro ha servido para escenificar el cambio de escenario, pasando de las palabras a los hechos: tras anunciar durante los días previos la adopción de una nueva agenda política orientada a construir la Gipuzkoa del futuro, la Diputación da ahora concreción a su propósito, detallando “en qué ámbitos y cómo va a materializarse dicho planteamiento. El mundo está cambiando a toda velocidad y Gipuzkoa, como territorio, tiene que estar preparada para adaptarse”, ha explicado Olano.

            “Durante la primera mitad de legislatura, hemos puesto en la senda de la solución aquellos problemas que estaban enquistados y que llevaban años lastrando el desarrollo de Gipuzkoa: gestión de residuos, peajes, carreteras… “Ahora, tras deshacernos de ese lastre que nos mantenía anclados en el pasado, podemos poner rumbo a construir esa Gipuzkoa que todos anhelamos, competitiva en lo económico y situada entre los territorios del mundo con menor desigualdad social, lingüística y de género”, ha defendido el diputado general.

Ahondando en la misma línea, el diputado de Cultura, Turismo, Juventud y Deportes Denis Itxaso ha dicho que la nueva agenda política de Gipuzkoa es el resultado de un esfuerzo y de una visión compartida que suponen la superación de viejos debates circulares y recurrentes que han lastrado durante mucho tiempo el progreso del territorio. “Desde la Diputación queremos liderar junto con el resto de la sociedad, un proceso para abordar de manera conjunta los retos de carácter global que tenemos por delante y que, sin duda, tendrán un impacto en el día a día de la ciudadanía, y lo hacemos con una mirada y con unas herramientas genuinamente guipuzcoanas”, ha señalado.

            Itxaso ha afirmado que el objetivo de esta agenda es abordar el futuro próximo en las mejores condiciones para garantizar así las cotas de bienestar. “A través de Etorkizuna Eraikiz, Gipuzkoa reivindica un papel propio y autónomo en la resolución y la gestión de la complejidad actual. Es fundamental que reflexionemos sobre cómo propiciar un reparto justo de la riqueza para mantener la cohesión social y para ello, y como motores de progreso, apostamos por la modernización y la innovación tecnológica”. Ha rechazado, no obstante, el determinismo económico y tecnológico y ha defendido un progreso con “rostro humano”.

            A lo largo de 2016, y siempre dentro de la iniciativa Etorkizuna Eraikiz, se llevó a cabo un proceso de reflexión con agentes sociales y económicos del territorio, que sirvió para identificar los principales campos de actuación para afrontar con garantías los retos de futuro de Gipuzkoa. Fruto de este proceso se han identificado cinco proyectos estratégicos para el desarrollo del territorio en los próximos diez años, así como siete proyectos experimentales “en fase de testeo”. El grupo de trabajo que ha llevado a cabo la reflexión, por su parte, se transformará en un Think tank de carácter permanente.

 

Ciberseguridad, atención al envejecimiento…

Según ha detallado el responsable foral, la nueva agenda política incluye cinco proyectos estratégicos: un centro de ciberseguridad industrial; un centro de referencia y polo de innovación en la atención al envejecimiento y la dependencia; un polo de innovación para la eficiencia energética y el cambio climático; infraestructuras para una movilidad sostenible del futuro; y el Koldo Mitxelena 2040 Kulturgunea. “En todos los casos, se trata de cuestiones que tienen una importancia creciente y que supondrán retos de capital importancia para nuestro territorio en el medio-largo plazo. Si comenzamos en trabajar estos ámbitos desde hoy, mañana estaremos en posición de afrontarlos con mayores garantías”, ha afirmado Olano.

            En lo que respecta al centro de ciberseguridad industrial, el responsable foral ha destacado que se trata de una iniciativa destinada a “blindar la competitividad” de las empresas del territorio: “Contar con una industria capaz de generar productos y servicios tecnológicamente seguros es un elemento de competitividad básico en el desarrollo de su actividad”. En el periodo 2018-2025 se destinarán a la infraestructura un total de 8,5 millones de euros y sus funciones se prevén diversas: además de la prevención de incidentes y la intervención de primer nivel, contará con un laboratorio de investigación, evaluación y contraste de productos y llevará a cabo acciones de sensibilización y formación, ámbito este donde jugará un papel fundamental la alianza con los centros educativos del territorio.

            El centro de referencia en la atención al envejecimiento y la dependencia, por su parte, se ubicará en Trintxerpe y está llamado a convertir a Gipuzkoa en referente dentro del sector. El diputado general ha puesto el foco en la “innovación”, por cuanto será una de las características fundamentales del centro: “Contará con una unidad de I+D+i que será capaz de vincular la actividad asistencial, la gestión del conocimiento y el desarrollo tecnológico e industrial en materia de envejecimiento, salud y bienestar”. Asimismo, ha avanzado que en el mismo espacio “habrá cabida” para la atención residencial a personas mayores basada en la ACP (Atención Centrada en la Persona), la atención residencial permanente o diurna, así como la focalizada a otros colectivos con necesidades sociales, fomentando la interrelación entre residentes. Por último, el espacio hará las veces de creador de sinergias para estrechar lazos con el tercer sector. La inversión prevista hasta 2025 asciende a 30,7 millones de euros.

            El tercer proyecto tiene una doble vertiente: por un lado, un instituto para el cambio climático, que estará ubicado en el Complejo Medioambiental de Gipuzkoa; y, por la otra, un polo de Experimentación en electromovilidad y eficiencia energética, cuya ubicación está todavía por determinar. El cuarto proyecto se enfoca hacia el impulso de infraestructuras de movilidad sostenibles, y se orientará a un doble objetivo: revitalizar las vías verdes del territorio e impulsar un nuevo modelo ferroviario para Gipuzkoa. Por último, el quinto proyecto prevé la renovación del Koldo Mitxelena, que alumbrará un moderno centro cultural adaptado a las necesidades de los nuevos tiempos. 

 

Siete proyectos experimentales

En paralelo, la Diputación trabaja en el desarrollo de siete proyectos experimentales: una factoría de impulso a la creación de contenidos audiovisuales en euskera, que estará ubicada en Tabakalera; un proyecto gastronomía 4.0; otro de desarrollo de tecnologías para un turismo inteligente; el programa Gipuzkoa Coopera; una nueva norma foral para impulsar un nuevo mecenazgo cultural; y el diseño de dos modelos de atención domiciliaria a personas dependientes y para la integración de jóvenes en desprotección y vulnerabilidad social.

             El diputado general ha señalado que todos ellos son proyectos que se encuentran “en fase de testeo”. “Nos hemos propuesto actuar con audacia e intentar lograr referencialidad para Gipuzkoa en sectores emergentes o que intuimos puedan ser de importancia en el futuro, al tiempo que damos solución a problemas latentes en nuestro territorio. Se trata, al fin y al cabo, de apostar en determinados ámbitos para revertir la amenaza y tornarla oportunidad”, ha explicado Olano en referencia a estos proyectos.

 

Think tank innovador

Por último, la nueva agenda política que impulsa la Diputación Foral prevé la conformación de un Think tank estable que cogerá el relevo del grupo de reflexión que, en 2016 y en el marco de Etorkizuna Eraikiz, puso en marcha el proceso de identificación de los principales retos de futuro del territorio. Con el nuevo modelo de gobernanza abierta y colaborativa que está desarrollando la Diputación como eje, este Think tank dará continuidad a esta labor para construir las políticas públicas que garanticen el futuro económico, social y político de Gipuzkoa.

            “No nos conformamos con ir afrontando desafíos según nos van llegando, queremos adelantarnos y tener una actitud proactivo de cara a diseñar nuestro futuro”, ha explicado el diputado general, recalcando que dicha labor se debe de llevar a cabo de la mano de todos los agentes del territorio: instituciones, empresas, sociedad civil, centros tecnológicos, universidades y toda la ciudadanía en general. “Las encuestas nos indican que el futuro es en estos momentos la preocupación principal de los y las ciudadanas y, por tanto, su diseño y construcción es una cuestión que nos compete a todos y a todas”, ha indicado Olano, para finalizar diciendo que Etorkizuna Eraikiz, mediante el desarrollo de un “novedoso modelo” de gobernanza, “busca precisamente enrolar a todos estos agentes en dicho proceso”.