Atrás

La Diputación apuesta por el empleo inclusivo para fortalecer la cohesión social

Foto La Diputación apuesta por el empleo inclusivo para fortalecer la cohesión social

La Diputación apuesta por el empleo inclusivo para fortalecer la cohesión social

Ha trabajado una estrategia global junto a 150 agentes en el marco de la jornada de “Empleabilidad y cohesión social del Territorio en el horizonte 2020”

La Diputación apuesta por el empleo inclusivo para fortalecer la cohesión social

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha trasladado a más de 150 agentes del ámbito de los servicios sociales, el desarrollo local y la promoción económica su “apuesta por el empleo inclusivo” para colaborar conjuntamente y fortalecer la cohesión social. Ha sido en el marco en el marco de la “Jornada de empleabilidad y cohesión social del Territorio en el horizonte 2020”, celebrada esta mañana en el Auditorio Orona Fundazioa (Hernani), y en la que han participado la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, la diputada de Promoción Económica, Ainhoa Aizpuru, el diputado de Hacienda, Jabier Larrañaga, la directora general de Protección a la Infancia e Inserción, Belén Larrion, el director de Estrategia de Gestión de la Diputación, Sebastián Zurutuza, así como el viceconsejero de Empleo del Gobierno Vasco, Marcos Muro.

Según ha indicado Maite Peña, dado que el objetivo del ente foral es convertir a Gipuzkoa en “un referente europeo” en políticas de igualdad, “es necesario diseñar conjuntamente una estrategia global” para lograr la empleabilidad de personas en situación de vulnerabilidad social. Y ha añadido que la jornada de hoy ha servido para “aunar sinergias” con los agentes del tejido social y económico del territorio que han participado, para así gestionar de “forma participativa y eficiente” dicho cometido.

En su intervención Maite Peña ha señalado los dos principales objetivos estratégicos: por un lado “apuntalar la recuperación económica, reforzando la competitividad de las empresas, apostando por el empleo de calidad y la participación de las personas como protagonistas del proyecto empresarial”. Y por otro, “fortalecer nuestro modelo de bienestar y cohesión social, convertir a Gipuzkoa en un referente en políticas de igualdad, en un gran espacio y agente de solidaridad, asentado sobre un sistema excelente de servicios sociales que garantice permanentemente la atención de las grandes necesidades de nuestra ciudadanía”.

Asimismo ha recordado que la recuperación económica “ya es un hecho”, por cuanto la tasa de paro “se ha reducido en Gipuzkoa del 14% al 9%” en los últimos tres años y el número de ocupados “se ha incrementado en más de 10.000 personas”. “Somos además un territorio puntero en lo que se refiere a los indicadores del mercado de trabajo más relacionados con la pobreza y la desigualdad. Por ejemplo el índice GINI, que mide el nivel de desigualdad, ha bajado en Gipuzkoa. Más concretamente, ha descendido de 26,3 puntos de 2014 a 25,8 en 2016. Por eso es una satisfacción poder decir que en Gipuzkoa estamos por debajo del 30,4 de la Europa de los quince y del 34,7 del Estado español. Es decir, 11.200 guipuzcoanas y guipuzcoanos han salido de la pobreza”.

No obstante, ha recordado que “aún tenemos retos importantes por delante”. “Además de generar un modelo productivo sólido, debemos ser capaces de crear más y mejor empleo, y, sobre todo, de generar oportunidades de activación para aquellas personas que están más alejadas del mercado laboral: no debemos olvidar que nuestras tasas de actividad y ocupación son aún bajas en el contexto europeo y, sobre todo, que en torno a la mitad de las 30.000 personas desempleadas en Gipuzkoa son paradas de larga duración, que la tasa de paro entre las personas jóvenes es desproporcionadamente alta o que existe una brecha salarial que castiga injustamente a las mujeres”.

Cooperación y trabajo en red

La Diputación Foral de Gipuzkoa –ha dicho la diputada- quiere afrontar estos retos “desde la cooperación y el trabajo en red”. “En primer lugar, desde el trabajo conjunto en la propia administración foral: el objetivo de la cohesión social y de la lucha contra la desigualdad no es competencia exclusiva de un solo departamento foral y todas las áreas de la Diputación están implicadas en la consecución de ese objetivo”. En palabras de Peña, la presencia de la Diputada de Promoción Económica y del Diputado de Hacienda en esta Jornada “es prueba del compromiso” de todos los departamentos de la Diputación con esta estrategia.

“A su vez queremos desarrollar ese trabajo también en colaboración con el Gobierno Vasco y, muy especialmente, con el Departamento de Empleo y Políticas Sociales. En ese aspecto, todo nuestro trabajo quiere estar alineado con el Plan Vasco de Inclusión Social y con el Plan Estratégico de Empleo que impulsa ese Departamento”. “Y, lógicamente –ha agregado- nuestro trabajo debe realizarse en estrecha colaboración con el Tercer Sector, con las empresas, con los sindicatos y con los ayuntamientos de Gipuzkoa. Y es que sólo desde lo local seremos capaces de articular políticas de activación e inclusión verdaderamente eficaces”.

En ese sentido ha recordado que, a modo de institución tractora en el territorio, la Diputación ha puesto ya en marcha numerosas iniciativas: “Quizá la más importante sea el Plan de Apoyo a la Recuperación Económica. En estos dos años y medio nos hemos centrado en acompañar a la industria y al resto de sectores para afrontar los retos de futuro de nuestra economía, teniendo una cosa clara: sólo desde un modelo productivo sólido, innovador, generador de empleo de calidad, es posible hacer frente a los retos de la inclusión social. Sólo las economías que generan empleo decente pueden generar recursos suficientes para financiar y hacer viable su sistema de protección social. Por tanto, la única forma de blindar los derechos sociales es construir un modelo productivo sólido y a la vez inclusivo”.

Junto al Plan de Apoyo a la Recuperación Económica, Peña ha mencionado que el ente foral desarrollado también otras iniciativas relacionadas con la empresa. “En el marco del programa Etorkizuna Eraikiz, por ejemplo, hemos impulsado la participación de los y las trabajadoras en los procesos de decisión y gestión de sus empresas. También hemos impulsado ya varias experiencias piloto en distintas empresas y organizaciones guipuzcoanas para mejorar la conciliación e igualdad de género en el seno de la empresa”.

Actualización de Lanbide

Por su parte, el viceconsejero de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, ha indicado que las metas de su departamento son “también ambiciosas”. “El objetivo principal es conseguir la activación laboral del máximo número de personas en empleos estables y de calidad, apoyando el crecimiento económico local, fomentando el espíritu empresarial y mejorando la competitividad de las empresas”. “Asimismo -ha añadido- consideramos imprescindible el apoyo a quienes carecen de empleo y de recursos básicos. Por eso gestionamos y mejoramos el control de una renta de garantía de ingresos que, junto a la formación, ayude a esas personas en la búsqueda y acceso al empleo”. También ha subrayado que el Gobierno Vasco está “trabajando de lleno” en la reforma y actualización de Lanbide, que se está convirtiendo en una “competente herramienta” para el impulso del empleo y la gestión de la inclusión social. En ese sentido Muro ha avanzado el dato de que “el 53% de las personas que participan en una acción de formación impulsada por Lanbide consigue su inserción laboral”.

Tasa de pobreza baja en empleo

La diputada se ha referido a que la pobreza en el empleo –disponer de ingresos inferiores al umbral de pobreza aun teniendo un empleo es una de las principales razones que explican el “incremento de la desigualdad”. “Y tenemos que decir que la situación de nuestro territorio es a ese respecto buena. Es más, Gipuzkoa es hoy uno de los territorios de la Unión Europea con una tasa de pobreza en el empleo más baja: un 5,6% de los y las trabajadoras guipuzcoanas están afectados por esa situación, frente al 9,5% en la zona euro o el 13% en el Estado español. Y no sólo eso: Gipuzkoa es uno de los territorios de Europa donde el mercado de trabajo genera una distribución más igualitaria de los ingresos. Si sólo se tienen en cuenta los ingresos por pensiones y por salarios, la tasa de pobreza es en Gipuzkoa del 18%, frente al 25% en los otros dos territorios de la CAPV o la UE, y el 29,5% del Estado español”.

Sin embargo, ha recalcado que sin un modelo de protección social construido durante décadas, los efectos de la crisis en la sociedad guipuzcoana serían, como en otros lugares del Estado y de Europa, “mucho más apreciables en términos de descenso del poder adquisitivo, precariedad laboral, pobreza y desigualdad. Por tanto, tenemos que seguir trabajando, porque es un hecho que los casos más graves de pobreza severa o exclusión se están cronificando”.

Al respecto, la responsable foral de Políticas Sociales ha explicado que en estos dos años y medio de legislatura, hemos articulado un ambicioso Plan de Inclusión Social –Elkar-EKIN− con el que “hemos pretendido mejorar la atención a las personas en situación de exclusión social, impulsando la generación de oportunidades para el empleo y la inclusión social. Lo hemos hecho en colaboración con las entidades sociales del Tercer Sector y con los ayuntamientos de Gipuzkoa, en cumplimiento de las competencias que nos corresponden en el ámbito de los Servicios Sociales. Así, desde su puesta en marcha en junio de 2016, “cerca de 3.000 personas en riesgo o en situación de exclusión social en Gipuzkoa se han beneficiado directamente de este plan foral. Lo han hecho mediante planes de empleabilidad, gracias a los cuales 245 personas en riesgo de exclusión han encontrado empleo”. Unido a eso, la diputada ha especificado que Elkar-EKIN, cuenta con programas y proyectos específicos que, “dan prioridad a las personas que presentan mayores dificultades de acceso al mercado laboral, y con especial atención a aquellos con déficit de formación”.

Ejemplos de buenas prácticas

En esta Jornada de Empleabilidad celebrada hoy se ha reflexionado sobre las fórmulas y los mecanismos disponibles para cumplir con estos objetivos. Así, la jornada ha contado con la participación de expertos como Raymond Torres (director de Coyuntura y Estadística de la Fundación de Cajas de Ahorro), que ha hablado sobre políticas de empleo e inclusión social en Europa; Raquel Serrano (Prospektiker),que ha abordado el futuro del mercado laboral en Euskadi; Zigor Ezpeleta (Mondragón Corporación Cooperativa), cuya intervención ha tenido como eje el papel de la empresa ordinaria en la generación de empleo para personas con dificultades de empleabilidad. Y en lo referente a las buenas prácticas desde lo local en materia de inclusión y empleabilidad, Loli Gutiérrez (Coordinadora proyecto ERSISI, Gobierno de Navarra), ha hablado sobre el esfuerzo del Derecho a la Inclusión Social a través de la Integración de Servicios (Proyecto ERSISI); Leire Álvarez de Eulate (Gizatea), en torno a empresas de inserción vascas: una herramienta eficiente para la inclusión sociolaboral; Joxe Angel Agirre (Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz), sobre la Contratación socialmente responsable y sostenible del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz; Jon Ander Arzallus (Gureak), se ha referido a la  Sostenibilidad empresarial, inclusión social y creación de empleo de calidad: el ejemplo de GUREAK; y por último, Almudena Moreno (Universidad de Valladolid), cuya charla ha versado sobre el trabajo garantizado y garantía juvenil. ¿Una perspectiva prometedora?

Para finalizar, Maite Peña ha recapitulado que para que dicha estrategia “sea eficaz” es “fundamental” que la empleabilidad de personas en riesgo y situación de inclusión social en Gipuzkoa sea abordada desde una “perspectiva común, con una mirada inclusiva y de manera coordinada” y en la que participen “todos los agentes” que intervienen, esto es, no solamente las instituciones, el tercer sector y otros sectores como la promoción económica, “sino también toda la sociedad”.

Gipuzkoa es hoy uno de los territorios de la Unión Europea con una tasa de pobreza en el empleo más baja: un 5,6%