Atrás

Wolters Kluwer cita el Sistema de Integridad Institucional de la Diputación en su observatorio de transparencia

Foto Wolters Kluwer cita el Sistema de Integridad Institucional de la Diputación en su observatorio de transparencia

Wolters Kluwer cita el Sistema de Integridad Institucional de la Diputación en su observatorio de transparencia

El artículo, publicado por la doctora en Derecho Mª Concepción Campos, hace un recorrido por diversos órganos de control

La revista ‘El Consultor de los Ayuntamientos’, que publica la prestigiosa editorial Wolters Kluwer, ha citado el Sistema de Integridad Institucional de la Diputación Foral de Gipuzkoa como órgano de control en materia de transparencia. Publicado por la doctora en Derecho y secretaria de Administración Local Mª Concepción Campos Acuña en la sección Observatorio de Transparencia del nº18 de este año, el artículo hace un recorrido por distintos órganos locales de control en este ámbito, experiencias entre las que cita en primer lugar el Sistema puesto en marcha por la Diputación esta legislatura para velar por un comportamiento ético y ejemplar de sus representantes.

Campos valora de forma positiva “la adopción de cuantas medidas permitan establecer mecanismos de reprobación a la falta de implantación de la transparencia y al incumplimiento de las obligaciones legales. La existencia de estos órganos, capacitados para solicitar información sobre esos incumplimientos, para emitir informes sobre el grado de cumplimiento y aspectos de diversa naturaleza, que, además se hacen públicos (…), puede servir de elemento de corrección frente a ese escenario. Con carácter preventivo, porque para mejorar es necesario medir, evaluar y controlar, para asegurar no sólo el cumplimiento formal de las normas, sino también las prescripciones más inmateriales (…)”.

Según remarca la doctora en Derecho,  “cualquier proyecto de transparencia local que pretenda alcanzar objetivos reales y medibles, habrá de incluir el correspondiente sistema de control que permita, a través de indicadores objetivos y, en la medida de lo posible, con colaboración externa, tanto experta como ciudadana, determinar la situación real de la entidad (…)”.