Atrás

Homenaje institucional a la compañía Aukeran

Foto Homenaje institucional a la compañía Aukeran

Homenaje institucional a la compañía Aukeran

Es necesario aportar, como ha hecho Aukeran, nueva vida a las tradiciones para que sigan vivas.

Homenaje institucional a la compañía Aukeran

 

El Diputado de Cultura Denis Itxaso ha presidido hoy en la Diputación el homenaje al grupo de danza Aukeran por su brillante trayectoria de veinte años.

Itxaso ha destacado que la compañía Aukeran ha cumplido 20 años dedicados a uno de los elementos más genuinos de la cultura y la identidad vasca: la danza. “Son 20 años en los que Aukeran, partiendo de la tradición, ha dedicado a buscar nuevos significados e innovar, para poner en contacto la danza con sociedad y las actuales tendencias sociales y culturales”, ha dicho.

En esta labor, su director, Edu Murumendiaraz y todos sus integrantes, han explorado y trabajado nuevas escenografías, vestuarios y coreografías, de manera entusiasta. Este empeño no ha sido siempre comprendido por todos, pero, gracias a Aukeran, la danza vasca ha pisado grandes escenarios y ha ampliado su público.

El Diputado de Cultura ha señalado que espectáculos como Sutargi consiguieron que la danza vasca comenzara a entrar en el circuito de teatros y auditorios y se consolidaran como oferta cultural. Este primer paso, tuvo su continuidad con obras como Bideak, Gernika, Burnia, Geltokian y, en la actualidad, con Maurizia. “Todas ellas, han representado para la danza vasca contar con recursos escénicos, musicales y coreográficos que la han enriquecido enormemente y a los que no hubiera tenido acceso de no mediar esa visión innovadora que Aukeran ha aportado”, ha asegurado.

Itxaso les ha agradecido haber llevado la danza vasca a escenarios de todo el mundo y haberlos compartido con figuras tan relevantes como Igor Yebra, Lucía Lacarra o Jone Santamaría. “Son poderosos argumentos para afirmar que la danza vasca y su tradición están hoy más vivos y presentes gracias al trabajo realizado por Aukeran. Probablemente, su éxito radica en entender que el amor por la tradición se manifiesta en el trabajo para un desarrollo auténtico de la misma y tiene poco que ver  con su conservación inmovilista, que es la que en muchos casos puede acabar relegándola al olvido.“A los que amamos la danza y la cultura vasca lo que de verdad nos importa es poder vivir nuestra cultura desde nuestra realidad y circunstancia actual. Y para ello es imprescindible una labor para la que el euskera cuenta con una expresión que la define perfectamente: biziberritu. Es necesario aportar nueva vida a las tradiciones para que sigan vivas”.

En el acto también ha intervenido Fernando Sáenz de Ugarte, uno de los gestores de Dantzagune quien ha afirmado que gracias al valor y al trabajo Aukeran ha realizado un viaje difícil con un estilo personal que se ha ganado el aprecio del  público. Al igual que la danza que se ha hecho más compleja en estos años, Aukeran también ha sabido hacer su camino y lo que en un principio fue una nueva coreografía es hoy una realidad arraigada y de largo recorrido”.

Edu Murumendiaraz, por su parte, ha defendido la fusión y ha subrayado, que “en estos años han hecho, bien o mal, un gran esfuerzo por renovar los caminos”