Atrás

Se impulsarán redes de banda ancha ultrarrápida en los 48 municipios más pequeños de Gipuzkoa

Foto Se impulsarán redes de banda ancha ultrarrápida en los 48 municipios más pequeños de Gipuzkoa

Se impulsarán redes de banda ancha ultrarrápida en los 48 municipios más pequeños de Gipuzkoa

La Diputación activa un programa para disminuir la brecha digital entre las ciudades y los municipios pequeños

banda zabala udalerri txikiak banda ancha municipios pequeños gipuzkoa

Gracias a que algunos operadores están desplegando sus redes de banda ancha en los entornos rurales, navegar a 100 megas por segundo o acceder a las plataformas digitales de TV más avanzadas comienza a ser posible a día de hoy para muchas de las personas que residen en los cascos urbanos de los 48 municipios de menos de 2.500 habitantes de Gipuzkoa.

El avance es, por lo tanto, muy significativo, de manera que puede afirmarse que la brecha digital que ha existido tradicionalmente entre los entornos con más población y el medio rural ha comenzado a diluirse: ver una serie en alta definición, acceder a formación a distancia, jugar on line o comunicarse con un familiar a través de la Red es ya posible en muchos pueblos pequeños de Gipuzkoa. Ahora bien, la Diputación Foral de Gipuzkoa persigue impulsar y acelerar la extensión de la banda ancha ultra rápida en el territorio, por lo que, por un lado, apoyará el despliegue de las redes de comunicación ultrarrápidas en los cascos y núcleos que restan por cubrir debido a los altos costes que ello supone para los operadores.

El ambicioso plan de la Diputación Foral de Gipuzkoa no acaba ahí. Aborda uno de los ámbitos que más quebraderos de cabeza ha supuesto para las Administraciones desde que comenzó lo que se conoce como Sociedad de la Información: los edificios diseminados, en el caso de Gipuzkoa, los caseríos y las explotaciones agrarias. Con la intención de que no exista ningún tipo de “discriminación” a nivel de solución tecnológica o de precio al contratar los servicios en función de la ubicación del inmueble (núcleos de población o diseminados), la Diputación Foral de Gipuzkoa aspira a que la mayoría de los habitantes de los 48 municipios de menos de 2.500 habitantes estén en igualdad de condiciones con el medio urbano. De hecho, más del 90 % de los habitantes (cerca de 37.000) podrán contratar durante los próximos años, siempre que lo soliciten y la disponibilidad presupuestaria lo permita, conexiones ultrarrápidas en sus domicilios. Para el resto de habitantes se estudiarán soluciones individuales.

La Diputación abordará el despliegue de redes ultrarrápidas en los edificios diseminados de manera concéntrica. En una primera fase se abrirá una línea de ayudas para los caseríos y explotaciones que estén a menos de 500 metros del casco urbano. En una segunda se beneficiarán los que estén a menos de un kilómetro y en una tercera los que se ubiquen a una distancia de hasta 2 kilómetros. La Diputación de Gipuzkoa está ultimando la correspondiente convocatoria de ayudas, que verá la luz antes de que finalice la primavera próxima.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y la diputada de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial, Ainhoa Aizpuru, han presentado hoy en rueda de prensa los detalles de esta iniciativa, recogida en la iniciativa Landagipuzkoa+, a su vez enmarcada en el Plan de Reactivación Económica. El diputado general ha recordado que Landagipuzkoa+ persigue promover “un nivel de servicios y un bienestar social en el medio rural equiparable al del medio urbano, para que, más allá de mantener la población, el entorno rural de Gipuzkoa resulte atractivo y competitivo”.

Markel Olano ha anunciado que el plan de extensión de la banda ancha ultra rápida arrancará con una primera convocatoria “a comienzos del año que viene”. “A través de este programa nos disponemos a hacer nuestra aportación para que disminuya la brecha digital existente entre las ciudades y los municipios pequeños y el medio rural, en general. Pero además se trata de un elemento de carácter vital para aquellas personas y empresas que generan actividad económica en el entorno rural”, ha destacado.

Por su parte, la diputada Ainhoa Aizpuru ha detallado que “la economía digital crece en la actualidad siete veces más deprisa que el resto de la economía y gran parte de este crecimiento viene dado por los servicios de Internet de banda ancha. El desarrollo de las redes de alta velocidad tiene hoy el mismo impacto que tuvo hace un siglo el desarrollo de las redes eléctricas y de transportes, y las explotaciones y empresas del medio rural no pueden quedarse al margen de este nuevo escenario”.