Atrás

La Diputación Foral colocará pantallas antirruido en los accesos al polígono Zumadi en Beasain

Foto La Diputación Foral colocará pantallas antirruido en los accesos al polígono Zumadi en Beasain

La Diputación Foral colocará pantallas antirruido en los accesos al polígono Zumadi en Beasain

También se realizará una rehabilitación estructural del firme de la N-1 en un tramo de 4 kilómetros. La obra tiene una presupuesto de 1.300.000 euros y se comenzará después de verano

La Diputación Foral colocará pantallas antirruido en los accesos al polígono Zumadi en Beasain

La diputada foral de Infraestructuras Viarias Aintzane Oiarbide ha presentado hoy en Beasain el proyecto de la Diputación Foral de Gipuzkoa de colocación de pantallas antirruido en la carretera N-1, a la entrada del polígono industrial Zumadi. «El propósito de la Diputación es desviar al eje AP-8/AP-1 el tráfico pesado que genera más ruido y que atraviesa Gipuzkoa; en ello estamos empeñados», ha explicado la diputada Oiarbide. «Por mandato de las directivas europeas en la materia, estamos elaborando el mapa acústico de todas las carreteras guipuzcoanas con intensidad diaria media mayor que 6.000 vehículos. Este análisis, que supone un mapa integral del ruido, servirá para establecer prioridades», ha añadido.

Aitor Aldasoro, alcalde de Beasain, ha recordado que las pantallas antirruido son una reivindicación antigua: «Beasain ha sido históricamente un nudo de comunicaciones, con un número creciente de vehículos; durante años, hemos soportado el tráfico, sobre todo en forma de ruido, por lo que ha llegado la hora de que la Diputación intervenga, algo que debemos agradecer», ha subrayado Aldasoro.

 Dos son los focos de ruido: por un lado, la vía del tren, y por otro, la carretera N-1, ambos con soluciones diferentes. Mediante el proyecto redactado por la Diputación Foral el presente año, se pretende reducir el nivel de ruido producido por la carretera N-1.

Se colocarán pantallas de 4 m de alto y 10,6 cm de grosor, con ambas caras absorbentes. Además de reducir el nivel de ruido de la carretera, ayudarán también a evitar el rebote del ruido proveniente del tren. Llevan en ambas caras paneles metálicos perforados, un material altamente absorbente.

Las pantallas se colocarán en un tramo de 288 metros, desde el inicio de la salida de Gruas Usabiaga a la N-I, hasta el siguiente cambio de sentido de la N-I que permite el acceso al polígono industrial Zumadi y a la vía del tren. Por consiguiente, se reducirá el ruido generado por la circulación de la carretera N-I, lo cual repercutirá en el bienestar de las viviendas de la calle Trenbide de Beasain.

El proyecto se sometió a exposición pública el pasado 29 de marzo, pero no se presentó alegación ni sugerencia alguna por parte de las personas interesadas. El presupuesto asciende a 438.127,99 euros y el plazo de ejecución de la obra será de tres meses.

La diputada Oiarbide también ha adelantado que la Diputación realizará obras de rehabilitación estructural de firme en un tramo de 4 kilómetros de la N-1, entre Olaberria y Beasain. Las obras comenzarán después de verano y tendrán un presupuesto de 1.300.000 euros.