Atrás

Con este proyecto de peajes se dará salida al bloqueo de cuatro años

Foto Con este proyecto de peajes se dará salida al bloqueo de cuatro años

Con este proyecto de peajes se dará salida al bloqueo de cuatro años

Con la aprobación de esta nueva norma foral, por primera vez, todos los camioneros que no son de Gipuzkoa contribuirán al mantenimiento y mejora de la N-1

Con este proyecto de peajes se dará salida al bloqueo de cuatro años

La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, ha comparecido ante las Juntas Generales para presentar el proyecto de norma foral por la que se regula el sistema diseñado para el pago del mantenimiento de la N-1. Como bien es sabido, ese peaje afectará a los camiones que circulen desde Etzegarate hacia Irun, y viceversa, y el objetivo es que los más de 12.000 camioneros que utilizan la N-1 paguen por su uso. “Con este sistema desbloqueamos el tema del peaje en la N-1 que Bildu no consiguió sacar adelante en la anterior legislatura. La adjudicación está en marcha y ya hemos empezado a recibir ofertas de diversas empresas, y para finales de 2017 será una realidad” ha subrayado la diputada Oiarbide.

En la comparecencia, la diputada de Infraestructuras viarias ha presentado los detalles del proyecto de la norma foral y la razón por la que se debe implantar este canon: “La N-1 es una infraestructura que está en el eje transeuropeo y un gran porcentaje de usuarios, sobre todo transportistas, son extranjeros. 12.000 camiones utilizan la N-1 cada día y más del 60 % no son de Gipuzkoa. No podemos ser los guipuzcoanos los únicos que paguemos el mantenimiento y la mejora de esta infraestructura. Con este canon, los camioneros que no sean del territorio pagarán todo el recorrido y para que los tránsitos internos no resulten tan afectados instalaremos el sistema AT”. “Los transportistas guipuzcoanos tendrán un canon inferior a un euro para los trayectos locales” ha subrayado la diputada y, a continuación, ha declarado que es más justo que todos los usuarios de esa carretera paguen su mantenimiento.

En su comparecencia, Aintzane Oiarbide, ha incidido en la importancia que tendrá esta norma foral en los presupuestos de la Diputación: “cuando entre en vigor, los 3 millones de euros que cuesta el mantenimiento de esta carretera se podrán destinar a políticas sociales y a la reactivación de la economía”.

La diputada ha estado acompañada de los dos directores del departamento: Silvia Pérez, directora de carreteras, y Mikel Uribetxebarria, director de Gestión y Planificación. Juntos han ofrecido los detalles de la norma foral ante la comisión de Infraestructuras.

Los tramos de carretera que estarán sujetos al pago del canon serán tres:

Autopista A-15 Navarra-Gipuzkoa, entre el enlace de Bazkardo en Andoain (punto kilométrico 158,930) y su final en el enlace con la AP-8 y GI-41 en Astigarraga (punto kilométrico 169,320).

Carretera N-1 de Madrid a Irun, entre el enlace sur de Andoain (p.k 445,500) y el enlace norte de Andoain (p.k 447,700).
Carretera N-1 de Madrid a Irun, entre el límite con Navarra en Etzegarate (p.k 405,450) y el enlace sur de Idiazabal (p.k 412,900).

Para la detección, identificación e imputación del canon a los vehículos se implantará un sistema obligatorio de free flow y los vehículos no tendrán que detenerse. Al ser un sistema de pago obligatorio, los usuarios deberán disponer de los medios técnicos que posibiliten su uso en condiciones operativas, o deberán facilitar la información que permita asociar la matrícula con un medio de pago.
Todos los vehículos con un peso máximo autorizado superior a 3,5 toneladas deberán pagar el canon y, el recorrido completo, no superará los 10 euros. Bidegi SA será la encargada de gestionar y recaudar el canon.
 “poner un peaje en la N-1 equilibrará el tráfico. Según las previsiones, parte del tráfico de camiones se trasvasará a la AP-8 y a la AP-1 y eso mejorará de manera notable nuestra red de carreteras aligerando el tráfico de la N-1“

Según ha destacado la diputada de Infraestructuras viarias “poner un peaje en la N-1 equilibrará el tráfico. Según las previsiones, parte del tráfico de camiones se trasvasará a la AP-8 y a la AP-1 y eso mejorará de manera notable nuestra red de carreteras aligerando el tráfico de la N-1“.

Tras las pruebas de funcionamiento que se realizarán en el 2017, el sistema de peajes entrará en vigor a principios del 2018.