Atrás

149.000 euros para apoyar cinco producciones cinematográficas guipuzcoanas

Foto 149.000 euros para apoyar cinco producciones cinematográficas guipuzcoanas

149.000 euros para apoyar cinco producciones cinematográficas guipuzcoanas

Aundiya, Dantza, Aquí es posible, comunicación s.l, Chillida: Esku huts y Baskavigin son las producciones.

149.000 euros para apoyar cinco producciones cinematográficas guipuzcoanas
  • Itxaso enmarca las ayudas en una estrategia de apoyo al cine que incluye bonificaciones fiscales y programas de formación

El Diputado de Cultura Denis Itxaso ha presentado hoy las ayudas que por un valor total de 149.000 euros ha concedido su Departamento a las producciones audiovisuales. Aundiya, Dantza, Aquí es posible, comunicación s.l,   Chillida: Esku huts y Baskavigin. Las dos últimas se estrenarán en la sección Zinemira del Zinemaldia de este año.

En la rueda de prensa también han estado presentes el director de Aundiya, Aitor Arregi e Iñigo Obeso,   los productores de Dantza,  Marian Fernandez y Asier Altuna, la productora de Baskavigin Katixa Silva, el productor de Chillida, esku huts Alex Vicuña y la directora y el codirector de Aquí es posible comunicación s.l, Blanca Zaragüeta y Joseba Huegun.

Itxaso ha destacado la interesante cosecha cinematográfica guipuzcoana de este año y la gran complejidad técnica y artística de varias de ellas. “Y son ya varios años de excelentes películas que reflejan la salud de la creatividad cinematográfica en el Territorio. Las producciones guipuzcoanas tienen un peso creciente en el cine vasco y han demostrado que pueden hacerse un hueco en el panorama audiovisual nacional e internacional potenciando lo propio, tanto desde el punto de vista del talento como de la estructura productiva”, ha señalado.

Para el Diputado de Cultura “el sector audiovisual y, en concreto, la producción de cine y documentales tiene una dimensión cultural de primer orden. El cine y los contenidos audiovisuales constituyen una plataforma única para expresar nuestra visión del mundo, nuestra realidad, idiosincrasia y valores y hacerlo a través de un lenguaje universal: el de la imagen. Es también un importante soporte de difusión y de uso de nuestro patrimonio cultural, el euskera, y un soporte de gran valor para su socialización”.

Esta dimensión cultural puede tener también una importante significación económica para Gipuzkoa, ya que “los contenidos audiovisuales son un potente instrumento para proyectar nuestra imagen en el mundo y pueden ser la base de una industria local que aporte riqueza y empleo. Alcanzar este objetivo exige una estrategia que combine el desarrollo y la actividad a través de infraestructuras como Tabakalera y el apoyo a los creadores de contenidos para consolidar su actividad y la del sector audiovisual”, ha añadido.

El Diputado de Cultura ha recordado que Gipuzkoa acogió en 2015 un total de 110 rodajes audiovisuales con una inversión directa en el Territorio de 7,8M€. 1725 personas participaron en más de 600 días de rodaje que se llevaron a cabo en 30 localidades guipuzcoanas diferentes y en realizaciones de productoras radicadas en su mayoría en Euskadi. Ha señalado asimismo, que se está trabajando para ofrecer unas ventajas significativas a las empresas que inviertan en producciones cuyos trabajos se desarrollen en Gipuzkoa.

Itxaso ha destacado la importancia de la puesta en marcha de la futura  escuela de proyectos audiovisuales en Tabakalera para así formar a futuros creadores en materias técnicas y artísticas, pero también en los complejos procedimientos de las ayudas públicas del ICAA y del Gobierno Vasco, de los patrocinios televisivos, y de los nuevos canales de distribución.

En cuanto a las ayudas que hoy ha presentado ha subrayado el interés y el valor creativo de estas cinco producciones tan diferentes entre sí, pero cuya característica común es su carácter ambicioso e innovador y ha enmarcado las ayudas en una estrategia de apoyo al cine en el que la fiscalidad y la promoción de programas formativos en Tabakalera también juegan un papel importante.

Aundiya, dirigida por Joan Garaño y Aitor Arregui y producida por Moriarti e Irusoin, será un largometraje sobre el personaje histórico del “Gigante de Alzo”. La película se rodará principalmente en euskera, pero también habrá pasajes en castellano, francés e inglés. Es un proyecto muy ambicioso con una producción compleja y con importantes exigencias técnicas, ya que recreará escenarios y vestuario de época y por la dificultad de convertir al actor principal en un gigante. Todo ello, hace que el presupuesto sea de algo más de 3,5 millones de euros, lo que ha convertido a Aundiyan en la segunda producción en euskera más cara de la historia después de Dragoi ehiztaria. De ahí, que la Diputación haya decidido apoyar esta producción con una aportación de 80.000 euros. En estos momentos están en plenas tareas de preproducción y el objetivo es que llegue a las pantallas en 2017.

El largometraje Dantza, dirigida por el zarauztarra Telmo Esnal y producida por la donostiarra Txintxua Films S.L  ha reunido a creadores de diferentes géneros como son Esnal, el artista plástico, Koldobika Jauregui y el coreógrafo experto en danzas vascas, Juan Antonio Urbeltz. Es, por tanto, el encuentro de tres universos artísticos: el de las artes visuales, el de las artes plásticas y el de las artes escénicas. La película conjugará una visión renovada de melodías y danzas tradicionales, con nuevas estéticas y coreografías partiendo del significado, el origen y la simbología de la danza tradicional. Este otoño comenzará el rodaje y finalizará a finales de 2017.

Se trata de una propuesta audiovisual experimental que reúne a talentos locales de diferentes géneros, razón por la que el Departamento de Cultura aportará 40.000 euros.

Baskavigin, la matanza de los balleneros vascos es el primer largometraje documental de Aitor Aspe, autor de los cortos Last Smile y Mi lucha y está producido por Katixa de Silva. Es un documental histórico que se ha rodado en Islandia, Inglaterra, El Puerto de Santa María, Pasajes de San Juan, Getxo, Bermeo y  Madrid  y que trata uno de los episodios más negros de la historia de Islandia, el asesinato de 31 balleneros vascos en sus costas en 1615. Es un acontecimiento muy conocido entre la población islandesa y sin embargo, en Euskadi no ha sido conocido hasta la derogación en abril de 2015 de una ley que permitía asesinar vascos. En el documental se analiza, de la mano de expertos de todo el mundo, las causas que pudieron motivar tal acontecimiento y las consecuencias que de ella se derivaron.

Esta producción que se estrenará en la sección Zinemira del Zinemaldia, recibirá una ayuda de 18.000 euros por parte de la Diputación.

Chillida esku huts: lo profundo es el aire, película prima del director Juan Barrero y producida por Marmoka Films y Explora Films, es la biografía atípica del escultor donostiarra. De 74 minutos, es la primera película que hace un recorrido completo por la obra y toda la trayectoria del escultor.

Filmada de forma innovadora en formato 4K. El documental describe  el proceso creativo de uno de los escultores más universales del siglo XX,  a través de sus obras en distintas partes del mundo como San Sebastián, Paris, Madrid, Gijón, Cuenca y Saint-Paul-de-Vence, entre otros. Para ello, cuenta con los testimonios de la familia y amigos cercanos, mostrando una visión única y distinta del artista. La  película que también se estrenará en la sección Zinemira del Zinemaldia, recibirá una ayuda de 6.000 euros por parte de la Diputación.

El cortometraje "Aquí es posible, comunicación s.l." producida por IKERTZE lo realizarán profesionales del cine y personas con discapacidad que previamente hayan tenido alguna experiencia en el mundo técnico o artístico del cine. Es una historia de vidas cotidianas que se cruzan. Relata con humor la dificultad que las personas con discapacidad tienen para que se les visibilice de manera "normal". El cortometraje resultante, junto con el Making of sobre el proceso de trabajo y una Unidad Didáctica, formarán parte del proyecto educativo de integración social y profesional. Es un proyecto artístico y profesional que quiere ser una muestra de inserción social y laboral y que pretende contribuir a quitar prejuicios y miedos, a crear una visibilidad positiva y a generar normalización relacional. Ikertze lleva desde el año 1985 desarrollando programas de educación a través de las artes plásticas, el cine, la filosofía y la cultura. Hace 10 años comenzaron a desarrollar el programa “Cine en el Aula”, en el que han desarrollado un total de 55 cortometrajes. La Diputación apoyará este proyecto con 6.000 euros.