Atrás

Diputación y Ayuntamiento de San Sebastián acuerdan proseguir con la convergencia

Foto Diputación y Ayuntamiento de San Sebastián acuerdan proseguir con la convergencia

Diputación y Ayuntamiento de San Sebastián acuerdan proseguir con la convergencia

Se pretende coordinar, fomentar y mejorar los respectivos servicios de bibliotecas

Diputación y Ayuntamiento de San Sebastián acuerdan proseguir con la convergencia

El Diputado de Cultura, Denis Itxaso y la Concejal de Cultura del Ayuntamiento de San Sebastián, Miren Azkarate, han presentado el acuerdo de colaboración entre ambas instituciones para la confluencia entre la biblioteca Koldo Mitxelena y la Biblioteca Central de Donostia Kultura.

Con este acuerdo se pretende coordinar, fomentar y mejorar los respectivos servicios de bibliotecas. “Se trata de una convergencia de servicios y se aplaza la convergencia física”, han señalado ambos responsables.

Los equipamientos bibliotecarios de ambas instituciones cuentan con tradición, un volumen de fondos importante y un alto nivel de aceptación y reconocimiento por parte de los ciudadanos. Los responsables técnicos de ambas instituciones, con la colaboración del asesor Jordi Permanyer, han llevado a cabo desde septiembre de 2016 a principio del 2017, un análisis exhaustivo sobre la situación de ambas bibliotecas. De ese análisis se desprende el aumento del uso de los servicios públicos, motivados en buena medida por el contexto económico; aumento de la necesidad de formación y actualización del conocimiento para el mercado de trabajo; aumento de la exigencia de la mejora de los servicios públicos por parte de la ciudadanía; dificultad de acceso a ciertos segmentos de la población inmigrante; alto grado de utilización de internet y de wi-fi, así como valoración positiva de los servicios

“Las estructuras organizativas de las dos instituciones son complejas y como consecuencia del análisis realizado hasta ahora se ha llegado a la conclusión de que, por lo menos a corto plazo, su reorganización en un equipamiento único resultaría muy difícil de llevar a cabo. Asimismo, las necesidades de espacio para integrar en el actual centro KM los servicios agrupados de ambas bibliotecas exceden la superficie disponible del centro”, ha explicado Itxaso.

A pesar de las dificultades y obstáculos, ambas instituciones concluyen que la actual es una oportunidad única para dar un importante salto cualitativo en la ordenación bibliotecaria de la ciudad y coinciden también en la necesidad de optimizar recursos que, aunque se emplean de manera eficiente, pueden mejorar evitando la duplicación de servicios. Igualmente esta optimización permitiría contemplar la implementación de servicios nuevos para responder mejor a las necesidades y demandas ciudadanas.

En este contexto, se va a comenzar por la convergencia de determinados servicios y se van a estudiar las fórmulas de coordinación entre ambos equipamientos bibliotecarios, la Biblioteca del Centro Cultural Koldo Mitxelena y la Biblioteca Central de la Red de Bibliotecas de Donostia Kultura. Esto supondrá una reorganización de los servicios de ambas entidades, pero manteniendo las instalaciones propias de cada una, buscando la coordinación en la política de adquisiciones, la coordinación de actividades o en el programa informático

Ambas instituciones esperan que en un plazo de seis meses se puedan definir los servicios que asumirá cada biblioteca y los recursos humanos y económicos que destinará a los mismos. Se establecerá, asimismo, unos objetivos, un itinerario y una cronología

En cuanto al Koldo Mitxelena, el edificio actual donde se ubica tiene 23 años y una gran necesidad de reformas de mantenimiento. Tanto los problemas de accesibilidad como la rigidez y compartimentación de espacios dificultan mucho la correcta circulación de los usuarios. Hay falta de espacio para el almacenamiento del fondo patrimonial, que se encuentra diseminado en distintas dependencias dentro de la Biblioteca y en varios depósitos fuera de ella. Además de dicho fondo patrimonial, constituido por colecciones particulares cerradas y documentos de especial valor, existe un fondo de depósito que guarda obras que no son de libre acceso por fecha de publicación, características del ejemplar, formato, etc. Por tanto, la Diputación ha decidido llevar a cabo una política de mantenimiento y desarrollo de la colección que garantice una gestión y conservación apropiada de uno y otro.

El Diputado de Cultura Denis Itxaso se ha comprometido a dar inicio a las obras de rehabilitación y renovación de la biblioteca durante el año 2018. Se prevé que la intervención tendrá un coste aproximado de unos 6 millones de euros, y la duración podría prolongarse durante tres años. La principal idea con la que trabaja la Diputación Foral de Gipuzkoa es una reubicación en funciones y servicios del centro cultural, ampliando horarios, ofreciendo programas y actividades más intensivas, y dedicándose más concienzudamente a la difusión y promoción de las colecciones bibliográficas patrimoniales, así como a generar programación exportable al conjunto del territorio que se caracterizará especialmente por una mirada que promueva el pensamiento, la reflexión crítica y el debate en múltiples aspectos sociales.

En las próximas semanas el Departamento foral de Cultura sacará a concurso la redacción del proyecto de renovación integral del centro Koldo Mitxelena, y una vez arranquen las obras a mediados de 2018, el personal funcionario del Departamento tendrá que ser trasladado a otras dependencias ya que los espacios que han ocupado hasta ahora quedarán afectados por la obra y liberados tras la misma para el disfrute público.