Atrás

El plan Elkar-EKIN pone en marcha una ayuda económica individualizada

Foto El plan Elkar-EKIN pone en marcha una ayuda económica individualizada

El plan Elkar-EKIN pone en marcha una ayuda económica individualizada

El importe ascenderá a 600€ y beneficiará a unas 200 personas, de entre 18 y 64 años, y deberá estar vinculada a un proceso de inclusión

El plan Elkar-EKIN pone en marcha una ayuda económica individualizada

El plan foral Elkar-EKIN pone en marcha una ayuda económica para favorecer el desarrollo personal  e integración social de las personas y familias en proceso de inclusión social. Esta ayuda, que cuenta con un presupuesto anual de 871.936€ se gestionará con las entidades sociales del territorio. Está dirigida a personas mayores de 18 años que, estando en situaciones de riesgo y/o exclusión social, dispongan de un plan vinculado a un itinerario de inclusión socio-laboral. Dicha ayuda podrá ser puntual o periódica, estará limitada en el tiempo a un período de 6 meses y podrá renovarse puntualmente y de manera excepcional a través de las entidades sociales del territorio. Los requisitos para percibir dicha ayuda serán tener entre 18 y 64 años, tener un año de empadronamiento y residencia efectiva, contar con un plan de Atención Individualizado, participar en programas y contar con una valoración de la exclusión social. El importe de esta ayuda será en torno a 600€ mensuales  y se prevé que beneficie a unas 200 personas.

El plan de inclusión Social Gipuzkoa 2016-2020 Elkar-Ekin está dirigido a mejorar la atención a personas en exclusión o en riesgo de padecerla. Así, pretende mejorar la organización, cobertura y calidad de los servicios sociales dirigidos a la inclusión social, para que Gipuzkoa sea el territorio con menos desigualdad, tal y como ya lo es en la atención a la dependencia y discapacidad. Con ese fin, el Departamento de Políticas Sociales considera importante reforzar la colaboración con las entidades locales y con las entidades sociales para aunar sinergias y gestionar de forma participativa y eficiente  los procesos de inclusión e integración social. Para esto es necesario también contar con ayudas económicas que empujen en los procesos individuales de inclusión social de las personas, hacia su integración socio-laboral y complementando las acciones pre-laborales y  formativas que lleven a cabo.​

La pueden solicitar personas entre 18 y 64 años, y se prevé que beneficie a unas 200 personas