Atrás

Etorkizuna Eraikiz con agentes económicos y sociales de Goierri

Foto Etorkizuna Eraikiz con agentes económicos y sociales de Goierri

Etorkizuna Eraikiz con agentes económicos y sociales de Goierri

El diputado Imanol Lasa ha presentado la dinámica a representantes de empresas, asociaciones y ayuntamientos de la comarca.

Etorkizuna Eraikiz con agentes económicos y sociales de Goierri

La Diputación Foral ha compartido hoy las líneas principales líneas estratégicas y los proyectos aprobados en el marco de Etorkizuna Eraikiz con representantes de empresas, asociaciones y ayuntamientos de Goierri, en un encuentro de trabajo de la mano de la agencia de desarrollo Goieki. El diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad Imanol Lasa ha desgranado la dinámica en el acto organizado en la sala principal de Goierri Fundazioa, en el que han participado representantes de empresas como Indar, Orkli, Anpo, Arcelor o Gune, de Cáritas y Sare Fundazioa, del servicio de empleo de Goierri Fundazioa, y alcaldes de Beasain, Ordizia, Lazkao e Idiazabal. Por parte de la Diputación, además de Lasa, han tomado parte el director de Promoción Económica Antton Tomasena, la directora de Protección a la infancia e Integración Belén Larrión, y el director foral de gestión estratégica Sebas Zurutuza.

La Diputación está manteniendo encuentros sectoriales con todas las agencias de desarrollo comarcales de Gipuzkoa, dentro de la estrategia para socializar Etorkizuna Eraikiz involucrando a los principales agentes del territorio. Al igual que con las empresas, se realizarán sesiones de trabajo con representantes de entidades sociales y de otros ámbitos, con el objetivo de hacerles partícipes del trabajo para hacer frente a los retos de futuro del territorio, en ámbitos como la ciberseguridad, la atención a nuestros mayores, la electromovilidad, las infraestructuras de transporte o la renovación de las bibliotecas y centros culturales.

Lasa ha destacado que la nueva forma de trabajo plasmada en Etorkizuna Eraikiz, basada en la colaboración entre instituciones y agentes de todo tipo para poner en marcha proyectos innovadores que transformen la sociedad y las políticas públicas, “ha llegado para quedarse”. En ese sentido, ha calificado de “socios y socias indispensables” a las agencias de desarrollo, por el trabajo que realizan comarca a comarca impulsando la actividad económica y apoyando a las empresas y emprendedores y emprendedoras a la hora de poner en marcha sus proyectos “en un entorno cada vez más cambiante y competitivo”, así como por su “cercanía” hacia las mismas.

El diputado ha puesto el foco en la industria, y en las pymes, “que son el corazón de nuestro tejido económico y de la creación de puestos de trabajo”. El sector industrial supone el 28% del PIB de Gipuzkoa, da trabajo a 74.000 personas, y exporta el 83% de su producto. Ha mencionado a Goierri como modelo a seguir, recordando que es una de las comarcas con menor tasa de paro del territorio –inferior al 9%- y que la industria aglutina más de la mitad de los trabajadores y trabajadoras. “Es imprescindible contar con un tejido económico competitivo para garantizar la calidad de vida y generar riqueza redistribuyéndola sin que nadie quede atrás. Para ello, instituciones, empresas, universidades y la sociedad organizada deben trabajar juntas. Un buen ejemplo fue la apuesta pionera emprendida en el marco de Goierri Fundazioa-Eskola, sumando fuerzas para impulsar la economía y el desarrollo comarcal, poniendo a la persona en el centro. Y eso es, en un contexto más amplio, lo que estamos haciendo con Etorkizuna Eraikiz”.

En ese sentido, ha subrayado que la ciberseguridad es un elemento clave “para nuestra competitividad” en mercados internacionales, y que el nuevo centro que pondrá en marcha la Diputación dentro de Etorkizuna Eraikiz supondrá “un gran avance” en esa dirección, ya que servirá para hacer frente a las amenazas existentes y abrir nuevos modelos de negocio, validando y testando productos industriales. Además del peso de las empresas tractoras, ha señalado la importancia de las pymes en la estructura económica de Gipuzkoa,  adelantandodo que la Diputación ha puesto un proyecto en marcha para llegar a todas las empresas industriales de Gipuzkoa de entre 20 y 99 trabajadores/as, un total de 500, la mano de las agencias de desarrollo, con el fin de darles a conocer los proyectos de apoyo y financiación de la institución foral ligados a la fabricación avanzada y la industria 4.0, así como los de otras instituciones. Este programa, dotado de 200.000 euros, alcanzará “al 100%” de estas empresas para 2018.

Al término de su presentación, ha invitado a todas las personas asistentes a participar en Etorkizuna Eraikiz, dando pie a un debate en el que se han planteado distintas preguntas y reflexiones.

 

Proyecto de integración de Goieki

También en el marco de Etorkizuna Eraikiz, más allá de los proyectos estratégicos, la Diputación ha destinado 1.350.000 euros en 2016 y 2017. En este caso, no son proyectos desarrollados por el ente foral, sino por distintos agentes del territorio: asociaciones, empresas, ayuntamientos, fundaciones, consultoras, agencias de desarrollo… a las que por medio de una convocatoria abierta se les invita a poner en marcha proyectos innovadores en distintos ámbitos: innovación social, economía, gobernanza, tecnología, conciliación… En total se han puesto en marcha 35 iniciativas piloto, y una de ellas la está llevando a cabo Goieki.

Este proyecto tiene por objetivo crear un ecosistema social en la comarca del Goierri centrada en la persona aunando los recursos humanos, físicos, de conocimiento y de relación del conjunto de agentes que desarrollan su actividad en este territorio.  Se articula impulsado por el consejo social de Goieki del que forman parte y colaboran asociaciones sociales de toda tipología, las empresas más representativas de la Comarca y  las Administraciones Públicas locales. El presente proyecto, tiene por objetivo crear un  ecosistema social que dé respuesta a los retos que a futuro se presentarán en la comarca, como son la integración de las personas en riesgo de exclusión, el envejecimiento y la desigualdad de género. “La preminencia industrial del Goierri precisa de un contrapunto necesario en el ámbito social, de tal manera que se conjuguen ambos elementos para el futuro”, ha explicado el gerente de Goieki Iker Galparsoro.

Uno de los ejes consiste en impulsar la integración laboral de personas en riesgo de exclusión. Galparsoro ha trazado un perfil de mujer de mediana edad, del sector servicios, con un nivel de estudios bajos y alejado del mercado laboral como el más afectado, destacando que es necesario abordar la realidad de las personas más vulnerables, implicando al tejido económico: “Los retos que nos afectan a todos y todas debemos abordarlos entre todos y todas. Los retos de la industria no son solo de la industria, y otro tanto sucede con las cuestiones sociales”.

 

Participación de los/as trabajadores/as en Orkli

Por último, el responsable de recursos humanos de Orkli Group Asier Lekuona ha dado cuenta de las medidas que están poniendo en marcha con el respaldo de la Diputación para impulsar la participación de los trabajadores/as. Están planteando la comunicación en el día a día “de otra forma, dejando atrás puntos de vista unidireccionales o jerárquicos”. En palabras de Lekuona, favorecer el protagonismo de los/as trabajadores/as en las decisiones, la gestión de la información, el trabajo diario y el capital, fortalece el “compromiso” y las “actitudes constructivas”, mejora el clima laboral, aumenta la cohesión grupal, y marca un importante elemento de competitividad.

  Se han marcado como reto dar el salto de una cultura “más pasiva o reactiva a otra activa”, para lo cual están trabajando en la innovación y en nuevos canales de comunicación que permiten a la plantilla reflexionar y dar su opinión sobre su trabajo y lo que aportan. Orkli es una cooperativa, pero ha reconocido que aún queda mucho por mejorar en estos aspectos: “No cambiamos nuestra actitud y pensamientos de un día para otro. Este reto exige tiempo. Probablemente a corto plazo sea más difícil apostar por un liderazgo compartido y participativo, pero tenemos claro que apostando por ello se obtienen mejores resultados a largo plazo”, ha concluido.