Atrás

Gipuzkoa cierra la campaña de Renta 2016 con una mejora de 24 millones respecto al año anterior

Foto Gipuzkoa cierra la campaña de Renta 2016 con una mejora de 24 millones respecto al año anterior

Gipuzkoa cierra la campaña de Renta 2016 con una mejora de 24 millones respecto al año anterior

La Hacienda foral ingresa 217 millones de euros y devuelve 269 millones.

Gipuzkoa cierra la campaña de Renta 2016 con una mejora de 24 millones respecto al año anterior

La Hacienda foral de Gipuzkoa ha cerrado la campaña de la Renta 2016 con un saldo negativo de 52 millones de euros, lo que se traduce en una mejora de 24 millones respecto al ejercicio precedente. El diputado foral de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga, ha situado el fortalecimiento de la economía como principal motivo de la mejora. “El resultado es reflejo del crecimiento tanto del empleo como de los salarios registrado en 2016, lo cual es síntoma de recuperación económica”, ha explicado.

Larrañaga ha comparecido en Donostia junto al director general de Hacienda, Jokin Perona, y la subdirectora general de Gestión Tributaria, Yolanda Domínguez, para dar cuenta de los pormenores de la campaña de la Renta 2016. El diputado foral ha precisado que se han presentado un total de 374.591 declaraciones, 1.893 más que en el ejercicio precedente. “Por primera vez desde 2011, es decir, tras cuatro años consecutivos de caídas, se revierte la tendencia y crece el número de declaraciones”, ha destacado Larrañaga.

El responsable foral ha tenido palabras de agradecimiento para la ciudadanía por una campaña de la Renta que ha transcurrido “con total normalidad”. Así, ha recordado que el lema empleado comunicativo empleado este año por la institución foral ha sido “lo que aportas te beneficia en tu día a día. Piénsalo”. “A través del IRPF y la recaudación del resto de impuestos, financiamos servicios públicos que nos atañen en nuestro día a día: desde el mantenimiento de la carretera por la que circulamos, al deporte escolar que practican nuestros hijos o hijas o las ayudas a la dependencia que reciben nuestros mayores”, ha explicado. Por ello, ha llamado a seguir trabajando para expandir la conciencia social respecto al cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias.

Bajando a los números, Larrañaga ha explicado que la Hacienda foral ha devuelto esta campaña 269 millones de euros e ingresado 217, lo que arroja un saldo negativo de 52 millones de euros. Esto supone una mejora de 24 millones respecto al ejercicio anterior, resultado, según el diputado foral, de la mejora tanto de empleo y salarios. “Es una buena noticia, obviamente, pero no podemos relajarnos. Nos queda mucho por hacer para lograr consolidar este escenario y tenemos que seguir trabajando con la prudencia como máxima”, ha remarcado.

De cara al futuro, Larrañaga ha subrayado que la promoción económica sigue siendo la apuesta estratégica de la Diputación Foral de Gipuzkoa. “La economía es el motor de esta sociedad. Una economía fuerte significa creación de riqueza, empleo de calidad… Significa, asimismo, que nos permitirá recaudar los recursos que necesitamos para financiar los servicios públicos que están en la base de nuestro bienestar”, ha subrayado. “El reto, ahora, es el de lograr un sistema fiscal equilibrado y sostenible, que nos permita seguir sosteniendo el sistema público de hoy pero también el de mañana”, ha señalado.

Perona, por su parte, ha detallado que se han aceptado 216.153 propuestas de autoliquidación, un 86% de las enviadas, porcentaje ligeramente inferior al del ejercicio precedente. “Se trata de la modalidad más cómoda para la ciudadanía y, trabajamos ya sobre márgenes de crecimiento muy estrechos, seguimos trabajando para mejorar las propuestas y ampliar las opciones de aceptación con modificaciones”, ha explicado. Las declaraciones mecanizadas ascienden a 72.552, mientras que las presentadas por internet suponen 85.886, 66.952 por medio de asesores y 18.934 correspondientes a particulares.

Según el resultado, el director foral ha explicado que 265.070 declaraciones han resultado a devolver (4.351 menos que en 2015) y 109.521 a ingresar (6.244 más que en 2014). “Las declaraciones a devolver suponen un 70,8% del total, con un importe medio que asciende a 1.017 euros”, ha desglosado Perona. Las liquidaciones a ingresar, por su parte, son el 29,2% restante, con una media de 1.986 euros por contribuyente.

 

Riqueza y Grandes Fortunas

En lo que respecta al Impuesto sobre Riqueza y Grandes Fortunas, la recaudación de la Hacienda foral ha ascendido a 64,4 millones de euros, 70.000 euros más que en el ejercicio precedente. De este modo, se consolida el crecimiento registrado en el ejercicio precedente, fruto de la reforma del impuesto llevada a cabo en otoño de 2015 para “eliminar obstáculos” para la promoción económica. En total, se han registrado 7.517 declaraciones por un importe medio de 8.561 euros; es decir, crece el número de declarantes, pero disminuye la cantidad media que ingresan en la Hacienda foral.

Por último, Domínguez ha tenido palabras de elogio para el personal de Hacienda que ha participado en la campaña y, como botón de muestra, ha extraído varios datos de la carta de servicios, documento que recoge los compromisos de la institución foral hacia los y las contribuyentes. Así, ha destacado que se han recibido 31.829 consultas telefónicas de dificultad media o alta, y que solo 39 de ellas se han perdido (0,1%). El plazo medio de devolución ha sido de 1,6 días en el caso de las propuestas y de 1,32 en el caso de las declaraciones mecanizadas. “Son números que hablan por sí solos”, ha destacado.