Atrás

Gipuzkoa termina el año con un nuevo municipio, Itsaso, el nº89

Foto Gipuzkoa termina el año con un nuevo municipio, Itsaso, el nº89

Gipuzkoa termina el año con un nuevo municipio, Itsaso, el nº89

El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto de desanexión, materializando la voluntad expresada por sus vecinos y vecinas en la consulta de septiembre

Gipuzkoa termina el año con un nuevo municipio, Itsaso, el nº89

Gipuzkoa comenzará el año con un nuevo municipio, el número 89, al haber aprobado el Consejo de Gobierno la constitución de Itsaso en municipio independiente, restituyendo la condición que históricamente ha ostentado. Hasta la celebración de las próximas elecciones municipales y la constitución de la nueva corporación local, el nuevo municipio se regirá por una comisión gestora designada por la Diputación, con arreglo a los resultados de las elecciones municipales de 2015 en la mesa correspondiente a su ámbito territorial. Estará compuesta por 5 miembros, y presidida por la persona que resulte elegida entre todas y todos los miembros.

Según ha informado el portavoz foral Imanol Lasa, se ha aprobado también el documento de estipulaciones jurídicas y económicas incorporado en el expediente municipal de segregación que fue aprobado por el Ayuntamiento de Ezkio-Itsaso en sesión plenaria de 16 de marzo de 2016, y suscrito en esa misma fecha por todas las partes implicadas. Este documento regula la nueva situación derivada de la segregación para ambos municipios, en relación con la prestación de servicios municipales, el personal de los respectivos ayuntamientos y de la colaboración y asistencia entre ambos, entre otras cuestiones.

Con esta decisión, se materializará la voluntad, “clara y mayoritaria” de los y las vecinas de Itsaso, expresada en la que consulta tuvo lugar el día 18 de septiembre de 2016, en la que del total de 140 vecinos y vecinas con derecho a voto (62 mujeres y 78 hombres), ejercieron dicho derecho 119 (el 85%), 53 mujeres y 66 hombres. Votaron a favor de que Itsaso vuelva a ser municipio 88 (aproximadamente el 63% de las personas con derecho a voto y el 74% de quienes lo ejercieron) y en contra 26.

El portavoz foral ha destacado que se repara así “una decisión antidemocrática”, ya que Ezkio e Itsaso fueron obligados a fusionarse durante la dictadura franquista en 1964. “Fue una realidad impuesta bajo un régimen político que ignoraba sistemáticamente la voluntad y opinión de la ciudadanía”. Sin embargo, ha señalado que se ha mantenido viva la conciencia de ser un municipio independiente, “tal y como lo corroboran la iniciativa vecinal que promovió el inicio del expediente, la implicación activa de todas las partes afectadas (el ayuntamiento, la Diputación Foral, la comisión promotora Itsaso Bherria y la comisión “Ezkioko Herri Batzarra”) en el proceso o la alta participación en la consulta y el resultado de la misma”.

La desanexión se basa en la Norma Foral 2/2003, cuya disposición transitoria segunda exime del requisito de población mínima de 2.500 habitantes para los municipios obligados a unirse en el franquismo. Lasa ha recordado que la ley estatal exige para la creación de nuevos municipios al menos 5.000 habitantes, pero que competencia en esta materia la ostenta la Diputación, merced al Estatuto de Autonomía, lo que “nos debe llevar, una vez más, a reivindicar el valor de nuestra singularidad y nuestro autogobierno”. Es esta misma disposición transitoria la que permitió precedentes como los de Leaburu, antes Leaburu-Gaztelu-, Altzaga antes parte de Itsasondo, o Ikaztegieta, Orendain y Baliarrain, antaño fusionados con el nombre de Hiruerrieta

A juicio de Lasa, el decreto foral refrenda el camino recorrido los últimos años entre los vecinos y vecinas de Ezkio-Itsaso, el Ayuntamiento y la Diputación. “Se han hecho las cosas bien, y siempre desde la colaboración, el diálogo y el respeto mutuo. Hubo  un proceso participativo en el que se tuvieron en cuenta todas las opiniones y aportaciones, y se analizó en profundidad la viabilidad económica y jurídica de la desanexión”. Ha felicitado y deseado buena suerte a los vecinos y vecinas de Itsaso, ofreciéndoles “toda la colaboración” de la Diputación en su nueva andadura.

Más y mejor apoyo al medio rural

El Consejo ha dado el visto bueno a dos convocatorias relacionadas con el impulso al primer sector. La primera de ellas está destinada a reforzar las inversiones en explotaciones agrarias y el desarrollo de medio rural, fomentando su viabilidad. Entre las distintas líneas de trabajo, está la adaptación de la producción a las necesidades del mercado; la mejora de la gestión empresarial y la rentabilidad de las explotaciones; el aumento de la capacidad productiva; la mejora de la sostenibilidad medioambiental; la mejora de la higiene y el bienestar de los animales, la seguridad alimentaria, la trazabilidad de los productos, y la seguridad laboral; y las inversiones innovadoras.

La novedad reside en dos cuestiones. Por un lado, se ha aumentado en 500.000 euros la dotación económica de la convocatoria respecto a la de 2016, con un total de 2.750.000 euros. Además, se ha adelantado la convocatoria de las ayudas para agilizar su tramitación –antes se realizaba en junio-julio- y atender las peticiones de forma eficiente. “Además de destinar más recursos, afianzando nuestro compromiso con el sector, dentro de la política de desburocratización, hemos adelantado y agilizado el proceso, para que los destinatarios puedan saber de antemano con que apoyo económico van a contar”, ha explicado Lasa.

Estas ayudas están teniendo “una excelente acogida”, lo que demuestra el compromiso del sector agrario de Gipuzkoa por la “mejora continua”. En 2016 se beneficiaron un total de 141 explotaciones.

La otra convocatoria aprobada tiene por objeto apoyar la creación de nuevas empresas por jóvenes agricultores y agricultoras. Uno de los ejes del desarrollo rural es incorporar a “jóvenes cualificados y bien preparados” al sector agrario, facilitando el relevo generacional, y fomentando el desarrollo, la diversificación, el empleo y la creación de empresas en el medio rural. También en este caso, se han aumentado las ayudas previstas respecto a 2016, de 675.000 euros a 810.000, y se ha anticipado la convocatoria. En el presente año, esta convocatoria ha permitido incorporarse al sector a 19 jóvenes, bien creando nuevas empresas, o bien haciéndose cargo de explotaciones que ya existían.

Pintado carreteras

El Consejo ha aprobado también el pliego para la contratación de los servicios de señalización horizontal en las carreteras de alta capacidad de la Diputación, con un plazo de ejecución de dos años, prorrogable por otros dos, y un presupuesto de 999.844,48 euros, más 209.967,34 euros en concepto de IVA (21%).  Este contrato permitirá programar y ordenar la ejecución de los trabajos de pintado “de una forma ágil y sistemática”: “Todas las encuestas que realizamos acreditan que los guipuzcoanos y guipuzcoanas valoran con una nota muy alta la conservación de nuestras carreteras, y nuestra intención es seguir habilitando recursos para el mantenimiento de unas infraestructuras modélicas”.

Hasta la celebración de las próximas elecciones municipales y la constitución de la nueva corporación local, el nuevo municipio se regirá por una comisión gestora designada por la Diputación.