Atrás

La Hacienda foral de Gipuzkoa reforzará con 45 trabajadores más la lucha contra el fraude fiscal

Foto La Hacienda foral de Gipuzkoa reforzará con 45 trabajadores más la lucha contra el fraude fiscal

La Hacienda foral de Gipuzkoa reforzará con 45 trabajadores más la lucha contra el fraude fiscal

El diputado Jabier Larrañaga ha recordado que este ámbito es estratégico y que “ha llegado la hora de pasar de las palabras a los hechos”

La Hacienda foral de Gipuzkoa reforzará con 45 trabajadores más la lucha contra el fraude fiscal

El departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha fijado como objetivo estratégico la lucha contra el fraude fiscal y, en este sentido, ha anunciado que va a llevar a cabo “una apuesta importante y ambiciosa” para reforzar los recursos humanos destinados a este ámbito: durante esta legislatura incorporará 45 trabajadores de puestos de nueva creación destinados a hacer frente a la evasión de impuestos. El departamento foral prevé incorporar a 13 de ellos este mismo año –los procedimientos están ya en marcha–, y los restantes se irán incorporando “con la máxima celeridad posible” a lo largo de la legislatura. “Ha llegado la hora de pasar de las palabras a los hechos”, ha señalado el diputado foral de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga.

El propio Larrañaga y el director foral de Hacienda, Jokin Perona, han comparecido hoy en la Comisión de Hacienda y Finanzas de las Juntas Generales de Gipuzkoa para presentar el Plan de Comprobación Tributaria 2016. Por primera vez, se ha llevado a cabo una presentación formal de esta iniciativa y, según han destacado los responsables forales, el proyecto “va más allá de las intenciones” y “pone sobre la mesa medidas concretas”. “La lucha contra el fraude fiscal es estratégica para la Diputación Foral, tal y como recoge el Plan de Gestión, y ha llegado el momento de hacer una apuesta real y ambiciosa por reforzar este ámbito”, ha declarado Larrañaga.

En lo referente a recursos humanos, Larrañaga y Perona han reiterado que quieren incidir tanto en el crecimiento como en la estabilización del personal de Hacienda. Por ello, además de incorporar a 45 nuevos trabajadores, se han puesto en marcha bolsas de trabajo para cubrir plazas vacantes por jubilación. En este sentido, también es destacable la Oferta Pública de Empleo (OPE) anunciada a principios de año, la primera desde 2006, y que tendrá por lo menos 15 plazas para técnicos de Hacienda. “Con estas tres iniciativas queremos reforzar y estabilizar a largo plazo el equipo humano de la Hacienda foral”, ha dicho Perona.

 

Cajas registradoras, multinacionales…

El Plan de Comprobación Tributaria 2016 se erige sobre cuatro ejes principales. El primero se centra en la prevención y seguimiento del fraude fiscal y, para ello, se van a empezar a dar los primeros pasos para la instauración de sistemas de control en cajas registradoras. En lo que respecta a las multinacionales, se implantará el proyecto BEPS[1], propuesto por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con el objetivo de hacer frente a las estrategias de evasión fiscal que emplean las citadas compañías. De puertas para adentro, se creará la mesa contra el fraude fiscal, iniciativa que buscará mejorar la coordinación entre las distintas secciones de la Hacienda foral en este ámbito.

El segundo eje radicaría en la optimización organizativa de los recursos materiales y humanos disponibles. En este marco se sitúa la apuesta por el crecimiento y refuerzo de los recursos humanos. La tercera columna persigue mejorar la relación con la ciudadanía, ahondando en la senda de las vías electrónicas. En este punto, cabe recordar que, desde el pasado 1 de abril, la mayoría de sujetos jurídicos tiene la obligación de relacionarse con la Hacienda foral solo por vías telemáticas, y el objetivo es profundizar en esta dirección y expandir este método a otros sectores.

El cuarto pilar del Plan de Comprobación busca introducir mejoras en el tratamiento e intercambio de información. Según han explicado los responsables del departamento foral, se han renovado convenios de intercambio de datos con más del 95% de municipios del territorio. En el ámbito informático, la apuesta pasa por la implantación y empleo de tecnologías Big Data. “Este tipo de herramientas informáticas nos permite gestionar cantidades ingentes de datos, lo cual facilita mucho su cotejo y comparación, ejercicio básico de la lucha contra el fraude fiscal”, ha señalado Perona.

Por último, Larrañaga ha insistido en la importancia de hacer pedagogía y de concienciar a la ciudadanía en torno a esta cuestión. Según ha recordado, casi la mitad del presupuesto de la Diputación foral se destina a política social y, en el caso del Gobierno Vasco, Sanidad y Educación son las consejerías con mayor dotación presupuestaria. “Como sociedad, tenemos que interiorizar que cada euro que defraudamos es un euro que quitamos a nuestros hospitales, escuelas o a la atención de nuestros mayores”, ha subrayado el diputado foral, para quién este ejercicio de concienciación es “indispensable si queremos considerarnos una sociedad avanzada”.

 


[1]   BEPS: en inglés, Base erosion and profit shifting, es decir, erosión de la base imponible y traslado de beneficios. Estrategia empleada por determinadas empresas para tributar beneficios en territorios con normativa fiscales más beneficiosas para sus intereses.