Atrás

Ramon Saizarbitoria recibe emocionado la Medalla de Oro de Gipuzkoa

Foto Ramon Saizarbitoria recibe emocionado la Medalla de Oro de Gipuzkoa

Ramon Saizarbitoria recibe emocionado la Medalla de Oro de Gipuzkoa

La institución foral reconoce así la obra «fecunda y renovadora» del escritor donostiarra, y su «contribución al euskera estándar»

Ramon Saizarbitoria recibe emocionado la Medalla de Oro de Gipuzkoa
https://www.youtube.com/watch?v=4bI1sNGcrSc&t=64s

Ramon Saizarbitoria (San Sebastián, 1944) ha recibido con emoción la Medalla de Oro de Gipuzkoa, de manos del diputado general Markel Olano, en un concurrido acto celebrado esta tarde en el salón del trono del palacio foral. El diputado general ha agradecido al escritor donostiarra “su trabajo, perseverancia y dignidad”, destacando que es el “precursor” de la literatura vasca moderna, “siempre apostando” por el euskera batua. Saizarbitoria, por su parte, ha mostrado su “agradecimiento” en nombre de una generación, pero que nadie le debe “nada”, porque “he disfrutado de lo que he hecho”. En su intervención se ha referido al euskara batua, indicando que el euskera estandar es el “camino a seguir”, ya queaún  le falta fuerza para “extenderse más” en algúnos ámbitos. Asimismo ha añadido que si bien es “positivo” que en la actualidad el número de euskaldunes sea mucho mayor, “nos encontramos a medio camino entre dos fases, entre el desarrollo y el subdesarrollo, y que no debemos caer en la “autocomplacencia”. “Me gustaría recuperar algunas prácticas del pasado, ¿nostalgia de viejo? Es posible. Pero me gustaría volver a ver cómo la gente va al euskaltegi para aprender euskera porque se lo pide el corazón”. 

Tras un espectacular baile de la “Ezpatadantza” que ha llevado a cabo un grupo de 30 dantzaris en la Plaza Gipuzkoa, el homenajeado y las autoridades se han introducido en la sede de la Diputación para dirigirse al Salón del Trono. Allí los asistentes han podido ver un vídeo repasando la trayectoria de Saizarbitoria, además de recitarse varios extractos de sus novelas más emblemáticas, tales como “Egunero hasten delako”, “Hamaika pauso”, “Bihotz bi. Gerrako kronikak” y “Martutene”. Asimismo, la escritora Arantxa Urretabizkaia ha leído una laudatio, destacando que Saizarbitoria es un escritor que “exige trabajo al lector, porque le hace pensar. Pero una vez ha acabado la novela, por mucho que el lector se vea igual en el espejo, algo se le ha removido por dentro, cambiándolo para siempre”.

Mediante la más alta distinción del territorio, la Diputación Foral ha querido, en representación de toda la sociedad guipuzcoana, reconocer la aportación del escritor donostiarra principalmente en dos ámbitos: la consolidación del euskera batua como modelo estándar del euskera en el saber, la comunicación, la cultura y el resto de ámbitos de la vida social; y su aportación a la literatura vasca moderna.  En ese sentido, Olano ha subrayado que Saizarbitoria y muchas otras personas de su generación asumieron el empeño de unir “modernidad y euskera”, para traer así a la lengua vasca las inquietudes de su época, y despojar a nuestra lengua de su tinte rural. “No fueron modernos solo ante la tradición vasca, sino también para sublevarse frente a la negligente y anodina cultura protegida por el franquismo”, ha añadido.

Asimismo, el diputado general ha remarcado que la literatura del escritor donostiarra cabe entenderla como “una auténtica pugna contra convenciones y tópicos” y que describe las relaciones humanas “como si fueran una matrioska: cada contenedor psicológico descubierto guarda en su interior un contenedor a su vez más recóndito, y otro, y otro…”.

Olano ha señalado, para terminar, que Saizarbitoria ubica su universo literario en San Sebastián, pero una Donostia que no luce en las postales: «es una San Sebastián vista desde la perspectiva de un ciudadano que sufre la visión acrítica y autosuficiente de la ciudad”. “Sus historias – ha agregado- afectan al lector como si fueran lluvia, llovizna; no de forma intempestiva, sino suavemente, casi de manera imperceptible, hasta que uno queda empapado”.

Los caminos de la literatura moderna vasca

Ramon Saizarbitoria publicó en 1969 su primera novela, “Egunero hasten delako”. Aparte de que el tema mismo (el aborto) fuera asombroso para la literatura y la sociedad vasca de aquellos tiempos, la novela de Saizarbitoria dio un vuelco a todos las vías  narrativas  utilizadas hasta entonces; utilizó técnicas narrativas desconocidas en las letras vascas, a la altura de la literatura pionera de Europa. Se puede debatir -como se ha debatido en el ámbito de la crítica literaria-  que Saizarbitoria estuvo influido especialmente por el nouveau roman proveniente de Francia, o que fue su admiración por Jame Joyce lo que le llevó a escribir su primera novela de esa forma. De cualquier manera, no existe duda de que aquella novela fue el comienzo de la era moderna de la literatura vasca, desde todos los puntos de vista.

Aquella manera de escribir novedosa tuvo su continuación en la novela  “Ehun metro” (1976), más conocida,  y, cómo no, en “Ene jesus” (1976): es un análisis profundo del idioma mismo y, asimismo, una reflexión acerca de la figura de la madre; es notoria la sombra de Samuel Beckett y del psicoanálisis. Después de más de diez años sin publicar, en la segunda mitad de la década de los 90 volvió a la actividad literaria con fuerzas renovadas. En 1995 publicó la novela “Hamaika pauso”, y obtuvo el Premio de la Crítica de España. En 1996 publicó “Bihotz bi”. Publicó también “Gerrako kronikak”. En 1999 publicó “Aberriaren alde (eta kontra)”, obra que analizaba la situación del euskera y de la cultura vasca. La colección de relatos “Gorde nazazu lurpean” (2000) recibió el Premio de la Crítica de España y el Premio Euskadi.

En las novelas publicadas desde entonces (“Gudari zaharraren gerra galdua”, en el año 2000; “Rosetti-ren obsesioa” y “Bi bihotz, hilobi bat”, en 2001; “Kandinskyren tradizioa”, en 2003), Saizarbitoria ha demostrado una madurez narrativa sólida y fuerte. En el año 2012 publicó su obra más extensa –casi 800 páginas-, “Martutene”, resultado de más de 9 años de trabajo. Junto con numerosos elementos autobiográficos, Saizarbitoria recoge muchos de los temas que ha utilizado en sus novelas, tratados de una forma elaborada y profunda.

Trabajo y vida profesional

Aunque es un dato desconocido para mucha gente, a Ramon Saizarbitoria no se le puede considerar un escritor profesional.  De manera profesional  se ha dedicado a la sociología hasta su jubilación, ha sido director del centro de investigación SIIS durante muchos años, y ha elaborado y dirigido muchas investigaciones e informes en el campo  de los servicios sociales.

Saizarbitoria ubica su universo literario en San Sebastián, pero una Donostia que no luce en las postales