Atrás

Cerca de 3.000 personas en riesgo o en situación de exclusión social se han beneficiado del Plan Elkar-EKIN

Foto Cerca de 3.000 personas en riesgo o en situación de exclusión social se han beneficiado del Plan Elkar-EKIN

Cerca de 3.000 personas en riesgo o en situación de exclusión social se han beneficiado del Plan Elkar-EKIN

La Diputación Foral ha presentado tanto el balance como el plan de acción 2017-2018, que incluirá el despliegue de empresas de inserción a nivel comarcal y un nuevo centro de acogida inmediata a mujeres víctimas de violencia machista

Cerca de 3.000 personas en riesgo o en situación de exclusión social se han beneficiado del Plan Elkar-EKIN

Cerca de 3.000 personas en riesgo o en situación de exclusión social en Gipuzkoa se han beneficiado directamente del Plan Elkar-EKIN, incluyendo empleabilidad, gracias a lo cual 245 personas en riesgo de exclusión han encontrado empleo. Asimismo se han creado de 53 nuevas plazas en centros de la red de atención a personas en riesgo o en situación de exclusión. Así se desprende del balance del Plan Elkar-EKIN de Inclusión Social de Gipuzkoa 2016-2020, que el diputado general, Markel Olano, y la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, han presentado esta mañana en el Palacio de Aiete de Donostia ante más de 30 asociaciones y entidades del tercer sector.

Asimismo, Maite Peña ha avanzado que entre otras medidas el plan de acción de Elkar-EKIN 2017-2018 incluirá el “inicio del despliegue” de empresas de inserción “a nivel comarcal”, un nuevo centro de acogida inmediata a mujeres víctimas de violencia machista (9 plazas), la extensión del proyecto Housing First al resto del territorio (5 plazas más) estimándose que el plan alcance a más de 4.000 personas en 2018. La Diputada ha insistido en que Elkar-EKIN es un plan vivo y abierto a “nuevas incorporaciones”, y que pondrán en marcha la Estrategia Gipuzkoa 4.0 de empleabilidad e inclusión sociolaboral para la cohesión social de cara a 2020.

El diputado general ha significado que si bien la recuperación económica “ya es un hecho”, sin el modelo de protección social guipuzcoana construido durante décadas, los efectos de la crisis en nuestro territorio serían, como en otros lugares del Estado y de Europa, “mucho más apreciables” en términos de descenso del poder adquisitivo, precariedad laboral, pobreza y desigualdad.  En ese sentido, ha precisado que el índice GINI, que mide el nivel de desigualdad, ha bajado en Gipuzkoa. “Más concretamente, ha descendido de 26,3 puntos de 2014 a 25,8 en 2016. Es una satisfacción poder decir que en Gipuzkoa estamos por debajo del 30,4 de la Europa de los quince y del 34,7 del Estado español.  Es decir, 11.200 guipuzcoanas y guipuzcoanos han salido de la pobreza. Sin embargo, tenemos que  seguir trabajando porque es un hecho que los casos más graves de pobreza severa o exclusión se están cronificando”. “Y ese es precisamente uno de los cometidos de Elkar-EKIN, que cuenta con un presupuesto de 3,2 millones de euros”, ha añadido el máximo responsable foral.

Desde su puesta en marcha en junio de 2016, Elkar-EKIN está generando oportunidades para la inserción social y laboral de personas en exclusión o en riesgo de padecerla, con programas específicos para cada persona, y otorgando “gran importancia a la comunidad” a la hora de trabajar la inclusión, ha subrayado Peña, antes de recordar que si bien el mayor porcentaje de acciones planteadas en el plan tienen un planteamiento de realización “a medio plazo”, el balance en la empleabilidad de estas personas está siendo “muy positivo”.  “Porque no olvidemos -ha añadido- que se trata de un colectivo de difícil empleabilidad, que precisa de un acompañamiento y tutorización específicos, con lo cual estos datos de empleo son realmente buenos”.

Así, este último año un total de 245 personas en riesgo de exclusión social han encontrado empleo tras haber participado en los programas de inserción socio-laboral del Departamento de Políticas Sociales de la Diputación Foral. La oferta del Departamento de Políticas Sociales para favorecer la empleabilidad de estas personas se compone de los siguientes programas: Gestión Activa de Inclusión  a través de Sartu Erroak y Sartu Zabaltzen, Programa Landuz  a través de Gureak Inklusio Fundazioa, Programa Acceder, a través de Secretariado Gitano, Inclusión sociolaboral de la mano de Cáritas, y de Cruz Roja, Programa Aukerability (Katealegaia y Gureak).

Con respecto a la ayuda económica del plan Elkar-EKIN para favorecer el desarrollo personal  e integración social de las personas y familias en proceso de inclusión social,  cuenta con un presupuesto anual de 871.936€, con un importe máximo de 600 € mensuales. Dicha prestación, que se está gestionando a través de las entidades sociales del territorio, está dirigida a personas mayores de 18 años que, estando en situaciones de riesgo y/o exclusión social, dispongan de un plan vinculado a un itinerario de inclusión socio-laboral. Dicha ayuda puede ser puntual o periódica, está limitada en el tiempo a un período de 6 meses y puede renovarse puntualmente y de manera excepcional a través de las entidades sociales del territorio.

Para finalizar, el diputado general ha subrayado que el objetivo del ente foral es que Gipuzkoa sea el territorio “con menos desigualdad social”. Y eso es, precisamente, lo que busca este plan “eficaz y personalizado”, con el que la Diputación “asume el reto” de liderar y coordinar todo este trabajo para, entre todos conseguir una Gipuzkoa “más solidaria e inclusiva, también haciendo hincapié en la prevención”, ha subrayado Olano. Asimismo, Maite Peña ha recalcado que con ese objetivo estratégico en mente el próximo 17 de noviembre tendrá lugar la jornada de “Empleabilidad y cohesión social del territorio en el horizonte 2020”, y que tendrá continuidad con la Estrategia Gipuzkoa 4.0 de empleabilidad e inclusión sociolaboral para la cohesión social de cara a 2020. “En esta estrategia -ha precisado Peña- no solo participarán entidades del tercer sector, sino también agencias de desarrollo comarcal, empresas de inserción y otras empresas, incorporando de este modo a sectores que hasta ahora no han trabajado con una mirada inclusiva”.

Acciones más relevantes 2016-2017

A lo largo del curso 2016-2017 son diversas las acciones que se han llevado a cabo en el seno del Plan Elkar-EKIN. Dichas acciones son la suma de aquellas que fueron detectadas en el análisis y diagnóstico realizados por el SIIS, así como la incorporación de acciones fruto de las aportaciones que tanto entidades sociales como municipales han ido realizando. A continuación se resumen las acciones más relevantes recogidas en el plan 2016-2017:

  1. Puesta en marcha del servicio de valoración y orientación de la exclusión.

Para la  puesta en marcha de dicho proceso, que cuenta con una inversión de 50.000 €, se ha contado con la coparticipación de los servicios sociales municipales. De marzo en adelante han sido 116 solicitudes  de valoración las realizadas fundamentadas en el uso del instrumento  técnico de valoración de la exclusión social.  Siendo un 1,96% determinadas como exclusión social grave, un 23,56% exclusión social moderada, un 43,14% exclusión social leve y un 11,76€ situaciones de riesgo de exclusión social.

  1. Nueva unidad de atención residencial especializada en atención  a las personas con enfermedad mental en situación de exclusión.

La puesta en marcha de esta unidad residencial  está permitiendo dar la atención que realmente necesitan las  personas en situación de exclusión que a su vez presentan  una patología de enfermedad mental, con una primera evaluación muy positiva de los resultados que se están obteniendo tanto respecto a la calidad de vida de los usuarios, como respecto a su nivel de satisfacción.

  1. Proyecto Hábitat, basado en la metodología“ Housing First”

Se ha puesto en marcha este proyecto con base experimental, mediante un convenio con la Fundación RAIS EUSKADI   y la colaboración en esta primera fase del ayuntamiento de Donostia mediante la provisión de  viviendas  para  5 personas en situación de exclusión residencial, donde utilizando como base la propia vivienda, poder ofrecer a las personas un espacio de oportunidades para recuperar su relación con el entorno y de este modo construir una adecuada red social de apoyo que les permita salir de su situación de exclusión.

  1. Apertura de nuevas plazas residenciales y de centro de día.

Con el fin de ampliar la red, diversificarla en cuanto a las plazas disponibles y su modalidad,  y con el objetivo de dar una mayor cobertura al territorio, se ha procedido a disponer de nuevas plazas en el centro de día puesto en marcha en Arrasate por Fundación Sarea, a través del cual se busca aportar a las personas usuarias un entorno en el que trabajar y desarrollar su habilidades sociales, sociolaborales, y generar un espacio ocupacional para empoderarles.

También se ha trabajado con Caritas la adecuación de 8 plazas del Centro de Acogida Nocturna Aterpe, como recurso de baja exigencia. Del mismo modo, se han realizado un incremento en las plazas de centros  ocupacionales. Han sido 50 las nuevas plazas creadas en este ámbito y 5 las plazas trasladadas para mejorar el equilibrio territorial.

  1. Proyecto Sendotu Aldiberean

La puesta en marcha de este proyecto cuyo objetivo es eliminar los obstáculos que impiden a las personas más alejadas del mercado laboral poder acceder a él, permite trabajar para fomentar la igualdad, así como la empleabilidad y la inclusión social. 404 personas beneficiarias.

  1. Proyecto Acceder

Mediante este proyecto que se lleva a cabo desde  Fundación Secretariado Gitano se ha reforzado la formación y el acompañamiento socio-laboral e intermediación  con empresas y agentes sociales a personas de etnia gitana. 242 personas beneficiarias.

  1. Proyecto piloto Landuz

Para la puesta en marcha del mismo se han firmado convenios de colaboración con Sutargi y Gureak Inkluzio Fundazioa, el proyecto se está desarrollando en los talleres que dichas entidades han puesto a disposición. 34 personas beneficiarias.

  1. Ayudas a la iniciativa social

Para  proyectos englobados en las siguientes líneas de actuación: Programas de intervención social, programas de prevención y sensibilización, proyectos de investigación e innovación. Se trata de proyectos que tienen como objetivo atender las  necesidades sociales emergentes y las nuevas formas de atención social, permitiendo así  poder  incidir en una amplia variedad de colectivos en situación de exclusión social. 220.508 €, destinados a 29 proyectos.

  1. Diseño y aprobación de una ayuda económica vinculada a procesos individuales de inclusión

Para ello se ha puesto en marcha la actualización del decreto de ayudas económicas, a través de una nueva instrucción que amplía el acceso a la ayuda a las personas de 23 a 64 años en proceso de inclusión social, y establece la necesidad de la realización de la valoración de la exclusión vinculada al mantenimiento y/o concesión de la ayuda. 128 personas beneficiarias.

  1. Impulso a programas de formación e investigación

-Curso de verano EHU/UPV sobre la “Innovación en Inclusión Social y en la atención a las personas en exclusión social” con una asistencia de más de 180.

-Colaboración  con la EHU/UPV en el desarrollo de una tesis sobre “La exclusión Social y su relación con los trastornos mentales”.

-Estudio socio-demográfico y psicosocial de la los jóvenes de 18 a 23 años en situación o riesgo de exclusión llevado a cabo junto a la EHU/UPV.

  1. Programa GazteON SareLAN

Va a permitir abordar de una forma innovadora la Transición a la vida adulta de jóvenes de 16 a 23 años en situaciones de dificultad personal, familiar y social para su plena integración sociolaboral, y de este modo logar también un proceso de orientación a la formación y al empleo más adaptado a sus situaciones.

  1. Programa Uhin Labur

En colaboración con  la asociación Kalexka, para  que las personas jóvenes atendidas en el programa de acompañamiento social especializado, del servicio puedan acercarse al ámbito educativo, nuevamente a través de programas específicos pero en entornos educativos normalizados

 

  1. Proyecto Elkarbizitza Helburu

Este proyecto de convivencia en la diversidad, se está trabajando en colaboración con la Ertzaintza y de forma conjunta con el Servicio de Protección a la Infancia y la Adolescencia, mediante el cual se pretende prevenir el radicalismo islámico en los jóvenes tutelados por Diputación Foral de Gipuzkoa. 16 jóvenes participantes, así como 270 profesionales.

  1. Programa red de formación-empleo  para personas en situación de exclusión en Debabarrena y Debagoiena

Con el fin de  detectar las necesidades de estas personas para el ajuste de una respuesta adaptada en procesos de formación y empleo, el conocimiento de los diferentes recurso y sistemas que dan respuesta al colectivo. 

  1. Puesta en marcha de un plan de comunicación

Con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre la problemática de la inclusión y generar un corpus teórico y científico que permita avanzar en el desarrollo de dicha línea. Las diversas acciones llevadas a cabo mediantes publicaciones en medios de comunicación, el desarrollo de cursos y jornadas, y la publicación de artículos científicos, han permitido llegar a un amplio sector de la población.

 

Plan de acción 2017-2018

En lo referente al plan de acción 2017-2018 de Elkar-EKIN, incluirá las siguientes actuaciones:

  • Inicio del despliegue para crear empresas de inserción a nivel comarcal
  • Nuevo centro de acogida inmediata a mujeres víctimas de violencia machista (9 plazas)
  • Extensión proyecto Housing First al resto del territorio: 5 plazas más, 10 en total  
  • Diseño de recursos de atención que den respuesta a las necesidades de atención de las personas con enfermedad mental en situación de exclusión
  • Sistematización del trabajo en red con las entidades concertadas
  • Ampliación paulatina de la red de atención: salud mental y mujeres víctimas de violencia machista
  • Puesta en marcha del proyecto piloto de colaboración con Lanbide
  • Analizar las oportunidades de generación de empleo en el ámbito de los servicios sociales para ser cubiertas por personas en riesgo de exclusión
  • Creación de servicio ocupacional: 10 plazas más
  • Puesta en marcha del programa Katea Legaia, que posibilitará la creación de 15 nuevos empleos
  • Creación de nuevos recursos residenciales  y de atención diurna y nocturna para atender a personas en situación de exclusión
Con un presupuesto de 3,2 millones de euros, se estima que el plan alcance a más de 4.000 personas en 2018