Atrás

Un total de 242 personas en riesgo de exclusión social han encontrado empleo

Foto Un total de 242 personas en riesgo de exclusión social han encontrado empleo

Un total de 242 personas en riesgo de exclusión social han encontrado empleo

Tras participar en los programas de inserción socio- laboral de la Diputación. La diputada Maite Peña ha visitado los talleres del programa Sendotu Aldiberean

Un total de 242 personas en riesgo de exclusión social han encontrado empleo

 

Un total de 242 personas (147 mujeres y 94 hombres) en riesgo de exclusión social que han participado en los programas de inserción socio-laboral del Departamento de Políticas Sociales de la Diputación han encontrado empleo este último año. La oferta del Departamento de Políticas Sociales para favorecer la empleabilidad de estas personas se compone de los siguientes programas: Gestión Activa de Inclusión  a través de Sartu Erroak y Sartu Zabaltzen, Programa Landuz  a través de Gureak Inklusio Fundazioa, Programa Acceder, a través de Secretariado Gitano, Inclusión sociolaboral de la mano de Caritas, y de Cruz Roja, Programa Aukerability (Katealegaia y Gureak). Esta mañana, la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, ha visitado los talleres de Erroak Sartu, en Martutene, y ha estado acompañada por el coordinador del programa Sendotu Aldiberean, Nando Consuegra. “De las 404 personas que participaron en el programa el año pasado en Sendotu Albiderean, 48 de ellas han conseguido un contrato de trabajo gracias a la labor de las  entidades  como Peñascal, Erroak y Zabaltzen, dentro del plan de inclusión Elkar-EKIN”, ha destacado la diputada. “Este plan de la Diputación -ha recordado- está dirigido a “mejorar la atención a personas en exclusión o en riesgo de padecerla. No obstante, ha matizado que  se trata de un colectivo “de difícil empleabilidad, que precisa de un acompañamiento y tutorización específicos”.

Así, de la mano de instituciones, universidades y asociaciones y entidades del tercer sector, Elkar-EKIN está generando oportunidades para la inserción social y laboral de los beneficiarios con programas específicos para cada persona. “Queremos que Gipuzkoa sea el territorio con menos desigualdad social. Y eso es, precisamente, lo que busca este plan, con el que la Diputación asume el reto de liderar y coordinar todo este trabajo para, entre todos conseguir una Gipuzkoa más solidaria e inclusiva”, ha subrayado Peña.

En lo que respecta al número de participantes en programas de empleabilidad del Departamento de Politicas Sociales, en el primer trimestre de 2017 ha sido de 925 personas de las cuales 367 han sido hombres y 558 mujeres.

Programa pre-laboral

El proyecto Sendotu Aldiberean consiste en una experiencia de colaboración entre distintas entidades del tercer sector de intervención social en estrecha coordinación con el Departamento de Políticas Sociales de la DFG. Sendotu persigue la eliminación de los obstáculos que impiden a las personas más alejadas del mercado de trabajo pasar de las políticas de apoyos sociales intensos al empleo.  Para ello se plantea una amplia gama de actividades en el ámbito de las políticas activas de empleo: formación prelaboral, formación certificable, empoderamiento, acompañamiento, prácticas, intermediación, emprendizaje, empresas sociales y de inserción.

Consuegra ha indicado que Sendotu Aldiberean es un programa pre-laboral que “sienta las bases” para poner a las personas “más alejadas” del mercado de trabajo “en condiciones” de acceder al mismo. “Se trata de un programa que da una respuesta integral y personalizada, ya que construye itinerarios “adaptados a cada persona hacia el empleo”, ha dicho Consuegra, además de destacar que las mujeres representan “el 40% de los participantes”, y ello parte de que Sendotu Aldiberean realiza una “apuesta decidida” por el empoderamiento de las mujeres en el ámbito económico.

Sendotu Aldiberean cuenta además con el aval del Fondo Social Europeo que lo cofinancia a un 50%, y se extiende a lo largo distintas poblaciones de Gipuzkoa (además de Donostialdea, Tolosa, Elgoibar,…) y se seguirá ampliando en el futuro. “En cualquier caso se trata de procesos largos, por cuanto hay que mejorar la autoestima, la confianza, su disponibilidad, las competencias profesionales, las habilidades sociales, la capacidad de desenvolverse en el mercado de trabajo, etc…”, ha explicado el responsable de Sendotu Albiderean, al tiempo que ha incidido en que todo ello requiere “tiempo e inversión” de recursos profesionales, y que si bien el programa está concebido hasta al año 2022, “ya está dando” sus primeros frutos tangibles. Según ha añadido la diputada, las personas que acceden a los programas de inserción socio-laboral de la Diputación son personas entre 18 y 64 años en situación de riesgo o de exclusión social.

Por otro lado, Peña ha indicado que el modelo guipuzcoano de protección social se apoya en el “amplio y dinámico” capital social existente en el Territorio, basado en las redes de relaciones familiares y de solidaridad de la sociedad civil organizada, con especial protagonismo del Tercer Sector, que “conectan y apoyan” las necesidades de las personas desde valores de “cohesión, cooperación, compromiso, solidaridad, universalidad, dignidad y corresponsabilidad”.

 

Ahondando en ese último punto la diputada se ha referido a la última encuesta del Gobierno Vasco, según la cual la pobreza en Gipuzkoa “ha bajado un punto y medio” con respecto a 2014, y ahora se sitúa “en un 5,1%”. “Es decir, 11.200 guipuzcoanas y guipuzcoanos han salido de la pobreza. En ese sentido estamos contentos. Pero efectivamente nos sigue preocupando que los casos más graves de pobreza severa o exclusión se estén cronificando. Y es ahí donde el Plan de Inclusión Social Elkar-EKIN debe ahondar en su labor”, ha concluido Peña.

11.200 guipuzcoanas y guipuzcoanos han salido de la pobreza. En ese sentido estamos contentos. Pero efectivamente nos sigue preocupando que los casos más graves de pobreza severa o exclusión se estén cronificando