Atrás

Nuevo impulso a la investigación y al desarrollo con más de 4 millones de euros en 2017

Foto Nuevo impulso a la investigación y al desarrollo con más de 4 millones de euros en 2017

Nuevo impulso a la investigación y al desarrollo con más de 4 millones de euros en 2017

Está realizando un especial esfuerzo para equiparar al territorio con los países más avanzados de Europa en este apartado

Imanol Lasa

El Consejo de Gobierno acordó ayer las subvenciones correspondientes al Programa de apoyo a la red guipuzcoana de Ciencia, Tecnología e Innovación, a través del cual la Diputación realizará una inversión de 4.341.800 euros en 2017 para impulsar la investigación y el desarrollo en el territorio. El programa tiene por objeto apoyar los proyectos y a las inversiones que realicen los centros de la Red Vasca de Ciencia, Tecnología e Innovación en Gipuzkoa

“Dentro de la apuesta que estamos realizando para fomentar la competitividad en el territorio, el conocimiento tiene una especial relevancia. El impulso a la investigación y el desarrollo está en el centro mismo de la apuesta por la reactivación económica, ya que permite la creación de conocimiento avanzado y su extensión a las empresas. El objetivo es implantar modelos de gestión y fabricación innovadores y productos competitivos, que den lugar a nueva actividad económica. Solo así conseguiremos seguir creando empleo de calidad, como base para reforzar la cohesión social”, ha explicado el portavoz foral Imanol Lasa.

Consciente de la importancia que tiene la investigación y el desarrollo, la Diputación se marca como objetivo  posicionar Gipuzkoa como una región puntera en materia de I+D a nivel europeo. “No estamos mal posicionados; el sector supone el 2,31% del PIB, con más de 7.000 trabajadores.  Gipuzkoa tiene una posición superior a la media europea, pero estamos aún lejos de los países más destacados, por lo que estamos realizando un esfuerzo especial en este ámbito”.

 Gipuzkoa ha sido siempre activa en este ámbito. Prueba de ello, en los últimos años ha invertido más de 26 millones en la red de Ciencia y Tecnología, enmarcada en los planes vascos de ciencia y tecnología, y en las prioridades impulsadas por Europa. Mediante la convocatoria aprobada hoy, se ayuda a los centros de la Red a mantener al día su equipamiento e infraestructuras, y a impulsar aquellos proyectos de I+D que realicen preferentemente en las prioridades definidas como estratégicas en el marco de la Estrategia RIS3 para Euskadi, esto es, fabricación avanzada, energía y biociencias. Además, se fomenta la colaboración entre empresas y centros de la red.

Como novedad, dentro de la convocatoria de este año se actualiza la línea correspondiente a las unidades de I+D de las empresas, acercándola a la realidad actual del territorio. Estas unidades son muy importantes para impulsar la innovación y la investigación en el ámbito empresarial, y por eso es fundamental apoyarles también en sus inversiones y actividad: “Crear  una unidad de este tipo exige un esfuerzo considerable, y queremos ayudar a las empresas en esa apuesta”. El año pasado, se apoyaron a través del programa 30 proyectos de I+D, y 17 unidades de I+D en las empresas, además de responder a 16 peticiones para la adquisición y mantenimiento de equipamiento avanzado”.

Uno de los objetivos de esta legislatura es apuntalar la recuperación económica y para ello se ha diseñado y puesto en marcha el Plan de Reactivación Económica 2015-2019, con un presupuesto total de 200 millones. “Dentro de esta planificación, tal y como hemos subrayado, es indispensable la creación de conocimiento, y su aplicación práctica, desarrollando nuevos productos y servicios que den lugar a un modelo empresarial competitivo, diversificado, y con presencia global. Todo es imposible sin las entidades que investigan, y desarrollan y aplican el conocimiento fruto de esa investigación”, ha añadido Lasa.

Apuesta por el sector forestal

El Consejo de Gobierno aprobó también las subvenciones de 2017 para el mantenimiento, mejora y desarrollo de los bosques en Gipuzkoa, dotada con un total de 2.800.000 euros destinados a apoyar distintas acciones: infraestructuras destinadas al desarrollo, modernización o adaptación del sector forestal; forestación y creación de superficies forestales; implantación de sistemas agroforestales; prevención y reparación de los daños causados a los bosques por incendios, desastres naturales y catástrofes; inversiones para incrementar la capacidad de adaptación y el valor medioambiental de los ecosistemas forestales; maquinaria; corta de pinares envejecidos, evitando plagas y enfermedades; o servicios silvoambientales y climáticos y conservación de los bosques.

Lasa ha remarcado que los montes generan “múltiples beneficios”, ya que proporcionan la materia prima necesaria para la elaboración de productos renovables y respetuosos del medio ambiente y desempeñan una función importante en materia de bienestar económico, diversidad biológica, ciclo global del carbono, equilibrio hidrológico, control de la erosión y prevención de catástrofes naturales, además de realizar una función social y recreativa.

Por ello, ha considerado imprescindible apoyar las inversiones, acciones o labores, tendentes a contribuir, “de una manera sostenible”, al mantenimiento y desarrollo de las funciones económicas, ecológicas y sociales de los montes. Hoy en día, existen en Gipuzkoa unos 9.000 propietarios forestales, encargados del cuidado y la gestión del 80% de la masa forestal del territorio. Esta supone más de la mitad de la superficie de Gipuzkoa: “Realizan por tanto un trabajo esencial, al crear puestos de trabajo y contribuir al mantenimiento del medio natural. Van a seguir contando con toda nuestra colaboración”.

Así, tras el éxito de la convocatoria de 2016, este año se ha aumentado la dotación en 800.000 euros, además de adelantar los plazos de forma considerable para agilizar las peticiones. Las bases se publicarán en breve en el BOG, concretando las condiciones que deben cumplir los destinatarios, las características de los montes, etc.

Actuaciones importantes en carreteras

Por otro lado, el Consejo aprobó el convenio de colaboración a suscribir entre la Diputación y el Ayuntamiento de Arrasate, para la ejecución de una rotonda en el enlace de Lana, en Bedoña. El enlace se encuentra al sudeste del casco urbano. Conecta la carretera GI-627 con la GI-3554 y la trama urbana, continuando con un vial hasta la rotonda de Takolo. “Es una zona con poco espacio y mucha concentración de movimientos, por lo que  resulta difícil ordenarlos correctamente. Es una obra primordial para los y las arrasatearras y una petición de hace tiempo”, ha explicado Lasa. El proyecto transformará dicha intersección en una rotonda, ampliando las aceras, mejorando la iluminación, y ordenando el cruce de los peatones y ciclistas de forma segura.

El presupuesto asciende a 607.543,35 euros, con una duración prevista de las obras de cinco meses. Acorde con el convenio aprobado hoy, el Ayuntamiento pondrá a disposición de la Diputación los bienes de titularidad municipal necesarios para su ejecución y aportará 200.000 euros para la financiación. El resto correrá a cargo del ente foral. La rotonda mejorará también la comunicación con el polígono industrial de San Andres. Conviene recordar que Fagor Ederlan implantará nueva actividad en el mismo, por lo que se espera que aumente el tráfico: “Esa es nuestra apuesta, contribuir a la competitividad de nuestras empresas y a la actividad económica con unas infraestructuras de calidad”, ha reseñado el portavoz. Los trabajos comenzarán en junio y concluirán antes de fin de año.

Por otra parte, el Consejo dio el visto bueno al convenio correspondiente al proyecto de reforma de urbanización de Kale Nagusia 25-29, en Irura, que contempla las siguientes actuaciones: eliminar la isleta central, ampliar la acera, renovar la red de drenaje, electricidad, telecomunicaciones, gas, alumbrado público, saneamiento, abastecimiento y el firme de la calzada. Además aprovecha para modificar, en un punto, la rasante de forma que se eliminará un charco que actualmente se genera en la salida hacia la N-I, por problemas de cotas de desagüe al canal del Oria cuando el río baja crecido.

El presupuesto será de 284.269,14 euros y los trabajos durarán cuatro meses, aproximadamente. Acorde con el convenio, El Ayuntamiento de Irura se compromete a contratar y ejecutar los trabajos, mientras que la Diputación financiará las obras de su competencia, por importe de 119.786,79 euros.

En Belauntza, por último, el Consejo ha validado el proyecto para ensanchar y mejorar la carretera GI-3211, con un coste de 146.663,22 euros, y un plazo de ejecución de tres meses que dará comienzo en mayo. En este caso, es la Diputación la que asume todos los trabajos y la financiación. El proyecto se sometió a exposición pública por un mes, sin recibir ninguna alegación, y cuenta con el visto bueno del Ayuntamiento, que ya ha cedido los terrenos necesarios.

Para mejorar la carretera, el proyecto engloba las siguientes actuaciones: el retranqueo del muro de mampostería de la Villa Puy, que se repondrá con la misma piedra retirada y permitirá la ampliación; la demolición y posterior reposición en su nueva ubicación de parte del camino por el que se accede a la parte superior de la finca afectada; y el derribo y reposición del muro de contención de la carretera, en su nueva ubicación. Asimismo, se construirá una acera junto a la fachada de la ermita similar a la del entorno para enlazar la parte alta de la misma con las escaleras existentes.

Declaraciones sobre la reforma fiscal

“Creo que hay un avance importante, y es que por primera vez los responsables de las distintas instituciones vascas, incluido el Lehendakari, hemos abierto la puerta a una reforma fiscal.

Hay una coincidencia en que es necesario contar con más ingresos para que podamos invertir más en actividad económica y empleo, y para que garanticemos el sistema de protección social, su sostenibilidad a futuro, de manera que no dejemos a nadie atrás. Hay una serie de retos que tenemos que abordar sí o sí, de forma compartida.

Eso sí, este debate hay que afrontarlo con datos, de forma objetiva y sosegada, y blindándolo contra planteamientos demagógicos y al margen de la realidad.

Asimismo, creemos que es imprescindible ahondar en la armonización fiscal. Las tres diputaciones debemos ir de la mano. Y este debate tampoco se puede desligar del de la reforma de la ley de aportaciones, un tema que insistimos que es urgente para Gipuzkoa”.

Creo que hay un avance importante, y es que por primera vez los responsables de las distintas instituciones vascas, incluido el Lehendakari, hemos abierto la puerta a una reforma fiscal.