Atrás

Medio Ambiente avanza las bases de la Estrategia de prevención de la pobreza energética que está elaborando

Foto Medio Ambiente avanza las bases de la Estrategia de prevención de la pobreza energética que está elaborando

Medio Ambiente avanza las bases de la Estrategia de prevención de la pobreza energética que está elaborando

Asensio asegura que hacer frente a la pobreza energética es de máxima prioridad para la Diputación.

Medio Ambiente avanza las bases de la Estrategia de prevención de la pobreza energética que está elaborando

El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio ha avanzado hoy las líneas básicas de la Estrategia de Prevención de la pobreza energética que está elaborando la Diputación. Para ello, se va a revisar el Plan Foral de Energía vigente para que la estrategia contra la pobreza energética sea el eje central del plan y para alinear toda su acción en pos de este objetivo. El fin último es reducir la factura energética (en términos de reducción del consumo, del gasto económico y de las toneladas de CO2 que emitimos) de los/as guipuzcoanos/as, en sus hogares, empresas, comercios, servicios públicos, etc. Asensio también ha anunciado que se creará antes de otoño el Observatorio de la Pobreza Energética de Gipuzkoa

Según el Estudio de pobreza energética que realizó la Diputación junto con el Centro de Documentación y Estudios SiiS y cuyos resultados se dieron a conocer en noviembre en el marco de las Jornadas Energía,  el 12,3% de los hogares de Gipuzkoa (70.000 personas) realizan un gasto excesivo para poder pagar la energía y el 9,8% de los hogares (71.000 personas) declaran que no pueden mantener la vivienda con una temperatura adecuada.

La pobreza energética es una medida de la vulnerabilidad de la población en cuanto a la energía, cuyas causas se han incrementado los últimos años debido a la crisis y los bajos ingresos de los hogares, los elevados precios de la energía, la falta de criterio para gestionar el consumo de la energía y la baja eficiencia energética de los edificios, instalaciones y equipos.

“Hacer frente a la pobreza energética es nuestra máxima prioridad. Sabemos que es una problemática muy compleja que requiere de medidas desde distintainstituciones, agentes y del propio ciudadano/a, y de diferentes vías con actuaciones a corto, medio y largo plazo desde una estrategia organizada para mejorar nuestro posicionamiento como consumidores de energía. La energía es un bien básico que debe llegar a toda la comunidad, a todos los hogares y centros de trabajo, estudios, servicios, etc. y para ello tenemos que tomar medidas rápidas y eficaces”, ha dicho Asensio.

Las medidas que se pueden acometer para reducir la pobreza pueden ser correctoras, pero también preventivas (mejora de la compra de energía, hábitos de consumo y de la eficiencia de los edificios) y transformadoras (iniciativas colectivas y públicas que propicien proyectos con una distribución equitativa de rendimientos: como la planificación y acción en materia de energía a escala local-comarcal, cooperativas energéticas, generación para autoconsumo en base a energías renovables, etc.). Las medidas de carácter preventivo y transformador son las que corresponden llevar a cabo al departamento de Medio Ambiente y son las que se están acometiendo.

Desde el Departamento se está promoviendo un modelo energético basado en el ahorro ( consumir y pagar menos) y la eficiencia energética (producir igual con un consumo y un coste menor) y en la generación de energía a partir de fuentes renovables en instalaciones individuales o colectivas localizadas en puntos cercanos a los consumidores, de dimensión local –comarcal y bien integradas desde el punto de vista de impacto ambiental y con modelos de negocio que aseguren la participación pública, colectiva además de la privada en sus rendimientos.

Programa Argitu

Así, al objeto de desarrollar un modelo energético basado en la eficiencia energética, el Departamento está desarrollando el programa ARGITU, cuyo fin es asesorar a los hogares en materia energética, en concreto en materia de electricidad, para propiciar el ahorro y la eficiencia.

En este programa están participando voluntariamente desde octubre 400 hogares de 50 municipios. Todos ellos tienen acceso a una plataforma on-line en la que pueden ver sus consumos de electricidad al instante y corregir comportamientos que dan lugar a consumos innecesarios. También se les informa de la potencia que deberían contratar, ya que ese criterio supone el 33,51% de la factura de la luz. La plataforma dispone de un foro en el que todos los usuarios pueden interactuar, exponiendo sus dudas o explicando sus mejoras a los demás y en el que el Departamento participa activamente dando asesoramiento a los hogares. Cada hogar recibe un boletín electrónico mensual en el que se le informa sobre los consumos eléctricos habidos y previstos y se facilitan consejos que ayuden al usuario a ser cada vez más eficiente. Con esteprograma se podría lograr que los hogares logren una disminución del 10% de su consumo eléctrico en un año.  Los resultados del programa se conocerán este otoño y a partir de conocer los resultados se podría establecer unos criterios de comportamiento que se podrían hacer extensivos a la ciudadanía en general.

Paralelamente al programa se van a poner en marcha un servicio de asesoramiento para la ciudadanía para que pueda llevar a la práctica las experiencias extraídas del programa Argitu.

Planes de acción de energía comarcales

Por otra parte, Asensio considera que es de vital importancia que las entidades locales (la propia Diputación, ayuntamientos y otros entes locales) trabajen conjuntamente en el impulso de un plan de acción en materia de energía que implique a todos los consumidores (hogares urbanos y rurales, pymes de todos los sectores, pequeño comercio, servicios públicos, etc.).

Así, actualmente, y bajo la dirección del Departamento de Medio Ambiente, cinco comarcas de Gipuzkoa que agrupan a 47 municipios han  elaborado o estén elaborando sus respectivos planes de acción en energía, contando para ello con la colaboración de las agencias de desarrollo económico comarcal, la de los ayuntamientos y la de algunas asociaciones ciudadanas. Son actuaciones que se desarrollan a través de las mesas de energía comarcales, ya existentes en tres de las comarcas impulsadas por la Diputación a través, en un futuro, de la “Mesa Territorial de la Energía Sostenible y pobreza energética”, un espacio de encuentro en el que establecer alianzas intercomarcales y en la que participarán todos los agentes. Estos planes comarcales de energía están conectados con la planificación foral.

Fruto del trabajo realizado hasta la fecha, el Departamento de Medio Ambiente ha desarrollado un programa en materia de energía sostenible para el periodo 2016-2019 que se vertebra en los siguientes ejes de actuación:

  • Creación del Observatorio de la Pobreza Energética de Gipuzkoa antes de otoño
  • Creación de una Mesa Territorial de la Energía Sostenible y pobreza energética
  • Revisión del plan foral de energía como estrategia de prevención de la pobreza energética de Gipuzkoa.
  • Impulso  de los planes y mesas comarcales de energía (consolidación de las líneas de apoyo económico y de  asesoría técnica, dinamización las mesas de energía comarcales, coordinación de candidaturas a líneas europeas de financiación en materia energética)
  • Seguimiento de experiencias municipales-comarcales europeas destacadas de generación distribuida de  energía  con modelos de negocio con un reparto equilibrado de rendimientos  público-colectivo-privado
  • Impulso de anteproyectos y proyectos singulares demostrativos en materia de generación distribuida con energías renovables
  • Consolidación del sistema de gestión energética sostenible de los edificios e instalaciones forales
  • Elaboración y aprobación de un Decreto Foral de Sostenibilidad energética de sus edificios
  • Desarrollo del programa ARGITU de ahorro de energía eléctrica en hogares, que lleva implícito el desarrollo de un catálogo de servicios de asesoría a los hogares en materia de consumo de energía
  • Consolidación del programa anual de acciones de sensibilización y formación en eficiencia energética (para profesionales y ciudadanía) en coordinación con las Escuelas y Centros educativos técnicos y los planes comarcales.
  • Organización y celebración de la JORNADA ANUAL ENERGÍA del departamento, jornadas que tienen la finalidad de divulgar de una manera transparente y participativa el avance de los estudios y los logros obtenidos y difundirnos a toda la ciudadanía.

Para apoyar estas actuaciones, el Departamento ha articulado diferentes vías de apoyo económico como son:

  • Convenios de colaboración con las Agencias de desarrollo comarcal
  • Subvenciones de carácter anual  para las entidades locales, para  el impulso y desarrollo de un modelo de  energía sostenible, con una dotación presupuestaria de 215.000 €
  • Creación de una beca en materia de energía sostenible, dirigida a los jóvenes, con objeto de impulsar y reforzar la importancia de técnicos en materia de energía sostenible.
  • Colaboración con la escuela profesional de Usurbil (designada por Gobierno Vasco como centro líder de la CAPV en formación profesional en materia de energía) y otros centros educativos, para el desarrollo de programas de sensibilización y formación en materia de energía, enfocada a todos los profesionales y ciudadanos del territorio.