Atrás

La Diputación está estudiando la posibilidad de que la parada en el polígono industrial Katategi de Irura sea a demanda de los usuarios

Foto La Diputación está estudiando la posibilidad de que la parada en el polígono industrial Katategi de Irura sea a demanda de los usuarios

La Diputación está estudiando la posibilidad de que la parada en el polígono industrial Katategi de Irura sea a demanda de los usuarios

Tras la supresión definitiva de la parada toca poner en marcha las medidas más adecuadas para continuar prestando el servicio público.

La Diputación está estudiando la posibilidad de que la parada en el polígono industrial Katategi de Irura sea a demanda de los usuarios

La Diputada de Movilidad, Marisol Garmendia se ha reunido esta mañana con el Gerente de Compañía TSST, la compañía concesionaria de la línea Tolosa-San Sebastián y con un representante de los trabajadores para analizar las alternativas a la supresión en ambos sentidos de la parada Laskibar en la N-1 a la altura de Irura. Esta reunión estaba prevista desde el sábado pasado para abordar desde el primer día junto a la empresa concesionaria las medidas a adoptar.

Tras la reunión, Garmendia ha anunciado que el Departamento de Movilidad está estudiando la posibilidad de que los autobuses solo paren en el interior del polígono industrial Katategi a demanda, tal y como ocurre en otras líneas de Tolosaldea.

En cualquier caso, la Diputada de Movilidad ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad tanto a chóferes como a los usuarios. “Ha sido esta Diputación,  y no ninguna otra,  quien ha tomado la decisión de suprimir definitivamente esa parada que estaba en funcionamiento desde hace 40 años. Ahora toca poner en marcha las medidas más adecuadas para continuar prestando el servicio público a los usuarios garantizando la seguridad tanto de los pasajeros como de los chóferes. Y en ello estamos”, ha dicho.

La decisión de suprimir paradas o poner nuevas paradas corresponde a la Diputación. Ni la empresa, ni los chóferes pueden unilateralmente decidir dónde van a parar o donde no van a hacerlo. Y es una decisión consensuada entre el Departamento de Infraestructuras Viarias, que es el que autoriza la parada, el de Movilidad y los Ayuntamientos. “Y de ninguna manera vamos a permitir que la seguridad de viajeros y conductores se mezcle con reivindicaciones laborales”, ha señalado.

La diputada de movilidad ha asegurado que en las decisiones que adopte la Diputación serán compartidas con los agentes implicados y primará sobre cualquier otra cuestión la seguridad de los usuarios y de los conductores y que si para poder aplicar esas medidas es necesario ajustar los tiempos de viaje y los horarios, se hará.

 “Si por estas medidas se alarga el viaje cinco o diez minutos se alargará, pero ante todo va a primar la seguridad y la ciudadanía tiene que ser consciente de que es mejor alargar un poco la duración de un viaje que correr cualquier riesgo”.