Atrás

La Diputación aborda una profunda renovación del modelo de ayudas a la cultura

Foto La Diputación aborda una profunda renovación del modelo de ayudas a la cultura

La Diputación aborda una profunda renovación del modelo de ayudas a la cultura

La nueva política de subvenciones a la cultura tiene por objeto la renovación e innovación del panorama artístico y cultural

La Diputación aborda una profunda renovación del modelo de ayudas a la cultura

El Diputado de Cultura, Denis Itxaso ha afirmado que su Departamento ha hecho una clara apuesta por incrementar los recursos de las distintas líneas de ayudas que crecen un 38% al pasar de 6,9 millones a 9,6 millones en las áreas de Promoción y Difusión y Patrimonio y Museos para “recuperar así los niveles de dotación anteriores a la crisis y dar un impulso a nuevos proyectos y creadores para enriquecer así nuestro panorama cultural”. 

Así, el capítulo de Promoción y Difusión se incrementa un 35% pasando de 4,4 millones a 6 millones y el capítulo de Patrimonio y Museos crece el 43% pasando de 2,5 a 3,5 millones.

Itxaso  ha presentado asimismo los nuevos criterios de las ayudas del Departamento de Cultura que tienen como objeto la renovación e innovación del panorama cultural para abrir el Departamento a los nuevos agentes; incorporar nuevos creadores y proyectos; consolidar proyectos y entidades con una trayectoria contrastada; e impulsar la mejora y la transformación social.

Así, en el capítulo a las ayudas a la creación, promoción y difusión cultural se han fijado nuevos objetivos que consisten en la generación de un marco específico de ayudas para proteger proyectos en fase emergente; apoyar proyectos innovadores en el panorama cultural; recoger parte del legado de San Sebastián 2016 y abrir una línea de proyectos cuyo objetivo sea la transformación social y aumentar los recursos destinados a las ayudas. Para ello se han creado nuevas líneas de promoción cultural con denominaciones que acerquen los programas a la ciudadanía:

  • Susperka: para impulsar proyectos y estructuras emergentes que tengan un carácter innovador. Tendrán una dotación de 100.000 euros
  • Oreka, para fortalecer estructuras consolidadas con trayectoria y una programación consolidada y consolidar su programación y contribuir al desarrollo de la oferta cultural de Gipuzkoa. Tendrán una dotación de 560.000 euros.
  • Olatuak, para proyectos innovadores con vocación de transformación social. El objetivo es poner en valor la cultura como instrumento de transformación en la línea marcada por la Capitalidad, recogiendo su legado y abriendo nuevas vías y proyectos que contribuyan a abordar los desafíos de la sociedad. Tendrán una dotación de 200.000 euros
  • Lanabesa, para ayudas a la producción audiovisual y a las artes escénicas para facilitar su distribución y venta. Tendrán una dotación de 320.000 euros.

“Queremos apoyar los proyectos emergentes innovadores, porque es al inicio cuando más frágiles son y más posibilidades tienen de no prosperar y pretendemos también que las ayudas lleguen a nuevos agentes culturales que tradicionalmente no han accedido a las ayudas”, ha explicado Itxaso.

Estas nuevas líneas se suman a las puestas en marcha en 2016 para renovar la estructura de ayudas. Es decir, Izango Zara (becas al talento dirigidas a jóvenes creadores que deseen especializarse en artes plásticas, escénicas, etc; META, proyectos con capacidad de crear comunidad y fomentar la participación a través del micromecenazgo; y Bono Kultura, como vía de retorno y compensación del IVA cultura y fomento del consumo cultural.

Las ayudas a la promoción cultural se complementan con los programas destinados a financiar los proyectos con participación pública como Ardura, para entidades de las que forma parte la Diputación y Tokiko para entidades locales y sociedades públicas.

Otro de los objetivos que se han planteado el Departamento es ir aumentando las ayudas concurrentes frente a las ayudas nominativas, de ahí que las ayudas nominativas hayan crecido un 34% y hayan pasado de 5 millones a 6,7 mientras las concurrentes hayan crecido un 55% pasando de 1,6 a 2,5 millones.