Atrás

Maite Peña muestra su “satisfacción” por el modelo de gestión de Kabia para integrar las 16 residencias municipales

Foto Maite Peña muestra su “satisfacción” por el modelo de gestión de Kabia para integrar las 16 residencias municipales

Maite Peña muestra su “satisfacción” por el modelo de gestión de Kabia para integrar las 16 residencias municipales

Ha señalado que su departamento se encontró con una norma foral aprobada, pero “sin presupuesto ni planificación económica que lo posibilitase”

Maite Peña muestra su “satisfacción” por el modelo de gestión de Kabia para integrar las 16 residencias municipales

La diputada de Políticas Sociales, Maite Peña ha mostrado su “satisfacción” por la “manera” en la que la Diputación ha gestionado Kabia, el órgano autónomo en el que se están integrando de forma gradual las 16 residencias municipales del territorio. Según ha destacado la diputada, que está mañana ha participado en la sesión plenaria de las Juntas Generales de Gipuzkoa, en la legislatura anterior, una semana antes de las elecciones (18 de mayo de 2015) tomó posesión de su cargo la gerente de Kabia. “Por lo tanto, cuando este gobierno asumió la responsabilidad se encontró con una norma foral aprobada y una gerente que acababa de tomar posesión de su cargo, esto es, todo estaba por construir”, ha indicado, además de explicar que Kabia “ni tenia presupuesto, ni sede social, ni CIF, ni estaba dada de alta en la Seguridad Social, ni tampoco tenía personal”. “Esto es, había una norma foral aprobada que señalaba que en el 2016 había que asumir 11 residencias municipales, sin presupuesto, ni plan económico que lo sustentara ni planificación económica que lo posibilitase”, ha añadido.

Peña ha significado que el reto al que se enfrenta Kabia es de “gran envergadura”, con la convergencia de 1.505 plazas (1336 plazas residencia y 169  de centro de día) 299 trabajadores/as de plantilla (116 funcionarios y 183 laborales), 949 trabajadores de 18 empresas diferentes de prestación de servicios, 16 residencias con organizaciones diferenciadas, con un coste adicional de 7 millones y medio de euros. “Un reto de esta envergadura -ha indicado- no se puede abordar de manera improvisada, sin personal, estructura planificación ni presupuesto”.

La diputada ha explicado que desde el primer momento expuso “dicho obstáculo” ante las Juntas Generales, las cuales, en su resolución de 11/2015 de 2 de noviembre, instaron a la Diputación a presentar ante la Comisión de Políticas Sociales en un “plazo de nueve meses prorrogable otros 3”, y previo acuerdo con los ayuntamientos concernidos el proceso de convergencia e incorporación así como el “calendario previsto” de integración de las residencias en Kabia. “Y eso es algo que hemos cumplido”.

Así, el modelo acordado para Kabia plantea que la integración de las residencias municipales en dicho órgano autónomo se produzca de forma gradual, en función del nivel de dificultad técnica (baja, media o alta) de integración de cada una de ellas, así como de la existencia de proyectos de nuevas residencias como es el caso Irun y Pasaia.  De este modo, a los centros de Azkoitia, Elgoibar, Villabona y Zumaia, ya integrados en Kabia, este año se sumarán los centros de Andoain, Bergara, Ordizia y Lasarte-Oria; en 2018 los de Oñati, Errenteria, Tolosa y Arrasate; y por último, en 2019 los de Pasaia, Irun, Eibar y Hernani.

En lo que respecta a la financiación, existe un plan económico que permite prever el impacto económico de Kabia en su totalidad para el periodo 2017-2019, y que ascendería a 115.742.691 €, desglosado de la siguiente manera: 2017 (21.082.221 €), 2018 (39.233.180 €) y 2019 (55.427.290 €). 

Para finalizar, Peña ha incidido que el nivel de colaboración con los ayuntamientos gipuzkoanos afectados, ha estado “a la altura” de la complejidad del objetivo: “conseguir cobijar bajo un mismo paraguas a 16 residencias municipales representantes de 16 realidades difrentes cada una con sus particularidades, y tras haber mantenido muchas reuniones (más de 50), hemos conseguido el acuerdo de todas las partes implicadas, en un ejercicio de responsabilidad y realismo. Y seguiremos con las reuniones”. En ese sentido se ha mostrado “convencida” de que el modelo asistencial y de gestión de Kabia va a convertirse en un “referente” en la atención residencial a personas mayores en Gipuzkoa, y que será “sostenible y de calidad”, con una gestión también orientada “a resultados”, y también aprovechando el “buen hacer” existente en las residencias que se integrarán en Kabia.

 

 

El nivel de colaboración con los ayuntamientos gipuzkoanos afectados, ha estado a la altura de la complejidad del objetivo: conseguir cobijar bajo un mismo paraguas a 16 residencias municipales representantes de 16 realidades difrentes cada una con sus particularidades