Atrás

La Diputación Foral acondicionará la intersección de Marisarene

Foto La Diputación Foral acondicionará la intersección de Marisarene

La Diputación Foral acondicionará la intersección de Marisarene

El objetivo de las obras es mejorar la seguridad vial de la intersección de las carreteras GI-627 y GI-3310 en Leintz Gatzaga.

La Diputación Foral acondicionará la intersección de Marisarene

Las obras que prevé ejecutar la Diputación Foral de Gipuzkoa antes de fin de año tienen como objetivo principal mejorar la seguridad vial de la intersección de las carreteras GI-627  de Vitoria-Gasteiz a Eibar (Maltzaga) y GI-3310 de Eskoriatza a Leintz-Gatzaga.

Aintzane Oiarbide, Diputada de Infraestructuras Viarias, ha acudido hoy a Leintz Gatzaga para ofrecer información acerca de los trabajos que se llevarán a cabo en el municipio. “A pesar de que la intensidad del tráfico va descendiendo desde la puesta en marcha de la autopista AP-1, el tráfico todavía es intenso en esa carretera, especialmente en verano. Tras la finalización de las obras ganará considerablemente en seguridad”, ha señalado la diputada Oiarbide.

En la actualidad, el ángulo de cruce entre la carretera general (GI-627) y la carretera secundaria (GI-3310) es muy pequeño y ello ocasiona numerosos problemas. Por un lado, los vehículos que circulan por la carretera GI-627 sentido Eskoriatza entran a gran velocidad en el cruce y, a consecuencia de ello, invaden frecuentemente el carril contrario. Asimismo, muchos vehículos que se incorporan desde la GI-3310 a la carretera general no respetan la señal de STOP y, además, no reducen su velocidad porque disponen de una buena visibilidad de la calzada principal.  Para finalizar, los vehículos que circulan por la carretera GI-627 en dirección Gasteiz invaden el carril contrario cuando giran hacia la derecha para incorporase a la GI-3310, ya que el radio del eje de giro es pequeño. Los autobuses tampoco pueden realizar movimientos entre el eje de la GI-627 sentido Eskoriatza y el eje de la GI-3310.

Por todo ello, el objetivo de la obra es modificar la actual intersección y se acondicionar una intersección en forma de “T”. De ese modo, el cruce tendrá un ángulo mayor y, una vez establecidos los carriles centrales de espera, los vehículos podrán realizar los giros con mayor seguridad.  Para conseguirlo es preciso modificar el eje de la carretera secundaria (GI-3310).

“Tras la finalización de las obras, todos los movimientos estarán mejor definidos. El vehículo que circula de Eskoriatza a Gasteiz deberá respetar el STOP y será posible realizar el giro entre las dos carreteras sin invadir el carril contrario”, ha añadido la diputada de Infraestructuras Viarias.

Entre las actuaciones previstas se incluye el ensanchamiento de la plataforma de la carretera GI-627 para generar un carril de espera de 3,5 metros. Asimismo, se limitará a 60 km/h la velocidad de esa carretera al pasar por la intersección y se iluminará la zona con luminarias tipo LED mediante placas solares.

          Las mencionadas obras tienen un presupuesto de 236.000 euros, IVA incluido, y el plazo de ejecución es de 3 meses. Se prevé que las obras se ejecutarán este otoño.