Atrás

Gentes de la cultura, el deporte y la vida social se comprometen con la defensa de la Ciudadanía Universal

Foto Gentes de la cultura, el deporte y la vida social se comprometen con la defensa de la Ciudadanía Universal

Gentes de la cultura, el deporte y la vida social se comprometen con la defensa de la Ciudadanía Universal

Se les ha entregado un Pasaporte simbólico que reivindica los derechos de los refugiados

Gentes de la cultura, el deporte y la vida social se comprometen con la defensa de la Ciudadanía Universal
  • Denis Itxaso afirma que no es una simple cuestión de solidaridad sino de respetar el derecho internacional

El Departamento de Cultura y Cooperación ha organizado junto con EMAUS un acto en defensa de la Ciudadanía Universal que se celebrará esta tarde en Tabakalera y en el que se va a entregar de forma simbólica y reivindicativa pasaportes para una ciudadanía universal a ONG-s que trabajan para que esto sea una realizada y a personas representativas del ámbito cultural, social y deportivo que adquieren así el compromiso de defender la libre circulación y residencia de las personas. En el acto también participará Nathalie Père Marzano, Delegada General de Emaús Internacional y Presidente de la OCU.

Hace unos meses la Diputación junto con EMAUS pusieron en marcha el programa Besarkadak para para facilitar el intercambio, el trueque de saberes como símbolo de hospitalidad y solidaridad del pueblo guipuzcoano hacia los refugiados y migrantes que se han visto obligadas a abandonar sus casas, dejarlo todo atrás para huir de la guerra, de la muerte, de la miseria, del hambre o de la persecución para contribuir así a su integración  a través de espacios y de procesos de encuentro e intercambio inclusivos.  Ahora se ha querido dar un paso más y reconocer el derecho de todas las personas a desplazarse y escapar del horror sin murallas que les retengan y por ello, celebrarán el acto por una Ciudadanía Universal con la entrega de pasaportes.

El Pasaporte para una Ciudadanía Universal es un elemento visibilizador, sensibilizador y de participación ciudadana que defiende el acceso a la ciudadanía para toda persona y la libertad de circulación y residencia. Es una iniciativa promovida por la Organización para una Ciudadanía Universal (OCU), constituida en 2013 por Emaús Internacional, el Movimiento Utopía y France Libertés-Fundación Danielle Mitterrand.

El pasaporte pretende ser un símbolo reivindicativo, que hace referencia al Artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el cual recoge el derecho de toda persona a “circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado” 

No tiene validez administrativa y se otorga a personas migrantes y refugiadas y a personas involucradas en la defensa de los derechos de estas personas.

“La ciudadanía en Gipuzkoa en los últimos meses ha demostrado claramente que su opción es la de la solidaridad y los políticos y las instituciones tenemos la obligación de acompañarles con soluciones justas, basadas en los valores democráticos y en los derechos humanos. No podemos ceder a las propuestas de la extrema derecha, necesitamos soluciones civilizadas. El Pasaporte Universal nos recuerda que los refugiados son personas merecedoras de los mismos derechos que nosotros, que tienen derecho a desplazarse para construir su vida y su futuro, que no tenemos derecho a encerrarlos y que cualquier “solución” que se aparte de los valores democráticos, que no sea civilizada, nos perjudicará gravemente a todos”, ha dicho Denis Itxaso.

Esta iniciativa se enmarca en la filosofía de las ayudas de cooperación de la Diputación en las que se ha integrado la defensa de valores como la libertad, la igualdad y la solidaridad para promover una convivencia justa y que respete la diversidad. Los poderes públicos tienen el deber de proteger los derechos fundamentales como el derecho al libre desplazamiento y promover las actuaciones y proyectos que mejor puedan garantizar esa defensa, porque no se trata de solidaridad, sino de respetar el derecho internacional y, en definitiva, de los valores que son básicos para el funcionamiento de la democracia.

 “No creemos en las murallas, ni en los muros. Al ansia de libertad no se le puede poner ninguna barrera y por ello, hemos promovido este acto, porque creemos en la libre circulación y residencia de las personas y en un mundo multicultural en el que podamos convivir con  respeto” y ha advertido del peligro que supone cerrar las fronteras y despreciar los acuerdos internacionales para los que sufren la guerra y persecución. “Se empieza así y se continúa responsabilizando a los refugiados de las situaciones de carencia y crisis económica locales. Y, antes de darnos cuenta, estamos haciendo listas de los trabajadores extranjeros en las empresas de Gran Bretaña porque algunos dicen que amenazan el empleo de los británicos. Europa tiene una larga y amarga experiencia de las consecuencias de este tipo de políticas, de lo que supone hacer listas que señalan a los diferentes y de cual suele ser su trágico final”, ha señalado.

“Hablamos de libertad, de solidaridad, del derecho a una vida digna y a ser feliz que tiene todo ser humano; hablamos también del derecho a no estar condenado a una vida de miseria y privaciones, del derecho a no ser encerrado en un campo sin otra opción que vivir en la miseria o regresar al horror. Hablamos de un Pasaporte Universal que debe recordarnos que existen valores también universales consagrados por el derecho internacional y en los textos legales de muchos países que parecen haberlo olvidado. Bajo el argumento de que lo deseable no es posible, de que no hay medios ni recursos ni sitio para todos, de que es necesario cerrar las fronteras para preservar nuestros derechos, estamos haciendo un mundo cada vez peor para todos”, ha afirmado Itxaso.

En el acto de esta tarde recibirán los pasaportes para una Ciudadanía Universal:

Representantes de la cultura: Jabier Muguruza (músico), Ainhoa Garmendia (cantante de ópera, Sergio Cruzado (promotor cultural), Nerea Vesga Elizalde (bailarina), Eva Monente (periodista), Tytti Thusberg (diseñadora) y Virginia Imaz (clown)
Representates del mundo del deporte: Iñigo Llopis (nadador), Lucas Eguibar (snowboarder) y Ane Santesteban (ciclista)
ONGs: CEAR, Cruz Roja, SOS Racismo, ZAS Red Anti rumores,           Harresiak Gipuzkoa, Haurralde, Eva Aguirre (voluntaria), Zaporeak, Salvamento Marítimo Humanitario, Portabebés para Siria, Amnistia Internacional, Cáritas Gipuzkoa, ONG Hotz Zarautz (PENDIENTE), AMHER, EH11 Kolore, Antxon y Mikel Zubia (abogados voluntarios por la defensa de los DDHH).

En el acto también participarán Nathalie Père Marzano, Delegada General de Emaús Internacional y Presidente de la OCU, Eva Aguirre, voluntaria que hablará de su experiencia en los campos de refugiados de Grecia y la actriz Teresa Calo que ha leído el poema de Rafael Amargo, “No me llames extranjero” que refleja perfectamente el espíritu del compromiso de los participantes en el mismo. También actuará el grupo de danza Kukai que interpretará Besakadak en el que dos dantzaris fundidos en un abrazo, representarán desde su propia relación, el respeto entre las personas. El acto finalizará con una Sokadantza que interpretará Kukai junto con los asistentes como símbolo de unión en el que cada persona desde el respeto se une al de al lado formando un colectivo.