Atrás

La Diputación apoya el proyecto “Violines contra la amnesia”

Foto La Diputación apoya el proyecto “Violines contra la amnesia”

La Diputación apoya el proyecto “Violines contra la amnesia”

San Martin: “Apostamos por la cultura en cooperación porque es una herramienta muy valiosa de transformación y emancipación social”

La Diputación apoya el proyecto “Violines contra la amnesia”

El Director de cooperación, Fernando San Martin y Fernando de la Hera, presidente de Taupadak han presentado hoy el proyecto de cooperación “Violines contra la amnesia” que contará con el apoyo de la Diputación y que recibirá 80.000 euros.

Este proyecto se va a desarrollar de la mano de Taupadak y del Instituto Superior de Música y Turismo del municipio San Ignacio de Moxos de Bolivia. Este Instituto es una institución perteneciente al Vicariato Apostólico del Beni, entidad ésta que ha sido la contraparte local de todos los proyectos que Taupadak ha realizado en Bolivia.

El municipio de 21.500 habitantes, está a 90 kilómetros de la ciudad de Trinidad, capital del departamento del Beni. El 85% de su población es indígena y vive principalmente de actividades agropecuarias muy poco desarrolladas, lo que genera elevadas tasas de pobreza entre la población.

El Instituto Superior de Música y Turismo de San Ignacio de Moxos tiene sus orígenes en 1994, cuando una misionera navarra se interesó por revitalizar la música tradicional moxeña introducida en el siglo XVII por los jesuitas. La Escuela fue creciendo con la incorporación de profesoras y profesores y ofreció su primer concierto en 2002 en el Festival de Música Barroca y Renacentista Americana.

En 2003 la ONG Taupadak tuvo conocimiento de la Escuela de Música y desde entonces ha  apoya esta iniciativa de forma ininterrumpida. La capacitación de sus docentes ha sido clave para el desarrollo de la Escuela y su reconocimiento internacional. Actualmente, es un proyecto  consolidado. Bajo el paraguas de la Escuela se ha creado la orquesta Ensamble Moxos que ha realizado 15 giras internacionales (9 en América y 6 en Europa) y que ha editado seis discos. En la escuela se matriculan cada año más de 200 menores y adolescentes, en su mayoría indígenas de escasos recursos, y cuenta con una plantilla de 18 personas entre personal docente y administrativo.

Fernando San Martin ha señalado que la cultura es un factor de desarrollo innegable y que apostar por la cultura también en cooperación equivale a apostar por el bienestar y la emancipación de las personas.

“Creemos que la cultura es una herramienta fundamental para el desarrollo de las personas y de los pueblos y también como herramienta de transformación social, por eso este proyecto nos parece muy valioso, porque combina muchísimas cosas, la música, que es de los instrumentos más eficaces para acercar a las personas, la recuperación de la cultura indígena y el desarrollo cultural y humano”, ha explicado.

Con este proyecto se pretende dar apoyo a la Escuela de Música a través de las siguientes actividades:

  • La orquesta Ensamble Moxos ofrecerá tres conciertos en los monasterios de Loyola, Arantzazu y La Antigua. Se potenciará así el tramo guipuzcoano de la ruta ignaciana. Otros conciertos confirmados son Eibar, Bilbao, Manresa, Alacarraz (También camino Ignaciano) y en el festival internacional de música antigua de La Reole (Francia). Por confirmar quedan los conciertos de Igualada (Ruta) y Donosti. También se ofrecerán conciertos pedagógicos en centros escolares enclavados en la ruta ignaciana. Además se donará a las bibliotecas, colegios y escuelas de música de Azpeitia, Zumarraga y Oñati la colección discográfica completa de Ensamble Moxos.

 

  • Se apoyará a la orquesta Ensamble Moxos con la adquisición de instrumentos y se realizarán tres cursos de capacitación para los integrantes de la orquesta.

 

  • Se seguirán impartiendo clases gratuitas de música para menores y adolescentes de familias empobrecidas de San Ignacio de Moxos. Para reforzar esta actividad se comprarán diferentes instrumentos.

 

  • Se realizará un taller de violín en la ciudad de Trinidad y se editará un vídeo recogiendo esta experiencia. Además la orquesta Ensamble Moxos se desplazará a diversas aldeas para ofrecer allí sus conciertos para revitalizar las prácticas musicales tradicionales.

 

  • Se continuará con la labor de investigación consistente en el rescate de partituras de la época de las misiones jesuíticas. Estas partituras se encuentran dispersas en hogares de familias indígenas que las han conservado a través de generaciones. Además se grabarán entrevistas con músicos indígenas.