Atrás

Ayuntamientos y Diputación suman fuerzas para promover la participación ciudadana a nivel local

Foto Ayuntamientos y Diputación suman fuerzas para promover la participación ciudadana a nivel local

Ayuntamientos y Diputación suman fuerzas para promover la participación ciudadana a nivel local

Crearán antes de final de año un espacio interinstitucional para compartir recursos y buenas prácticas, pionero a nivel de Euskadi y del estado

Unos 70 alcaldes, concejales, técnicos, y representantes de 47 ayuntamientos de Gipuzkoa y de la Diputación Foral se han dado cita hoy para poner en marcha la creación de un Espacio Interinstitucional de Participación Ciudadana del territorio, que incorporará a todos los ayuntamientos y al ente foral, además de aquellas otras entidades locales que quisieran adherirse. El objetivo de este Espacio será reforzar las políticas de participación ciudadana a nivel local, compartiendo recursos, identificando y compartiendo buenas prácticas y modelos de éxito, y promoviendo su aplicación entre las instituciones que formen parte de la red.

Durante el encuentro de hoy, se han recogido propuestas y sugerencias de los ayuntamientos de cara a la creación del Espacio, que se formalizará con la publicación de un decreto foral antes de final de año. Cada consistorio deberá adherirse posteriormente mediante acuerdo plenario. Según han explicado el diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad Imanol Lasa y el director de Participación Ciudadana Joseba Muxika, será la primera con estas características a nivel de Euskadi y del estado, enmarcada en “la apuesta que ha realizado Gipuzkoa por un modelo de gobernanza basado en la colaboración y la apertura a la ciudadanía”. 

Este espacio funcionará de forma autónoma e independiente y tendrá importantes competencias -solo a efectos presupuestarios se adscribirá al departamento de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad-.  Definirá las subvenciones para las entidades locales,  identificando qué tipo de acciones se quieren priorizar; impulsará programas concretos de participación ciudadana; diseñará y promoverá la ejecución de programas de formación, jornadas, encuentros, foros, seminarios o talleres, y creará y pondrá en práctica guías metodológicas. 

Uno de sus principales cometidos será el de prestar “apoyo, asesoría y recursos de todo tipo” a los ayuntamientos con menos posibilidades, en particular los de menos de 5.000 habitantes, para que puedan desarrollar políticas de escucha activa y participación ciudadana de forma efectiva. Este apoyo se plasmará, entre otras acciones, en la elaboración de registros de entidades de participación ciudadana, la elaboración de reglamentos u ordenanzas municipales, o el desarrollo de programas de transparencia colaborativa y apertura de datos.

La principal característica del Espacio será el trabajo en red y el intercambio de conocimientos y experiencias prácticas, en un ámbito, el de la participación ciudadana, en el que el “aprendizaje permanente y la unificación de criterios” es fundamental para adaptarse con éxito a los cambios y las demandas de la sociedad y perfeccionar procesos, según Lasa: “Tan importante como el qué, es el cómo, el definir los compromisos y las reglas del juego. Es muy importante innovar y aprender de lo que hacen unos y otros”. 

Así, la red de ayuntamientos desarrollará metodología e instrumentos-tipo de participación ciudadana, en particular en lo que afecta a las consultas populares, y prestará apoyo técnico en materia de tecnologías de la información y medios telemáticos para hacer efectivos tales instrumentos, en particular en los municipios más pequeños. Asimismo, pondrá en marcha estrategias comunes en materia de presupuestos participativos; y definirá modelos de procesos participativos y de acuerdos  de deliberación participativa.

Adaptarse a los cambios normativos

El nuevo Espacio nace con la vocación de adaptarse con éxito a la reciente Ley de Instituciones Locales de Euskadi, que recoge  una regulación detallada y exhaustiva sobre participación ciudadana aplicable a los ayuntamientos, planteándoles “muchas y nuevas responsabilidades” en esta materia. “La ley plantea que profundizar en los instrumentos de participación ciudadana es clave para asentar el buen gobierno en el ámbito local de Euskadi. Estamos ante un nuevo modo de hacer política basado en el protagonismo de la ciudadanía en el impulso, diseño, ejecución y evaluación de las políticas y leyes, a nivel local. Y la Diputación se compromete a cooperar y ayudar a los municipios”, ha explicado.

En cuanto a la composición del Espacio Interinstitucional, contará con tres órganos: el Espacio General o Plenario, el Espacio Ejecutivo, y los foros técnicos, en los que se garantiza la representación de los municipios independientemente de su tamaño, y la de todas las sensibilidades políticas. Se ha apostado por una estructura “muy sencilla”, que huye del formato tradicional de estructuras basadas en Consejos,  con una organización más “flexible, dinámica y adaptada a unas exigencias cambiantes. “Queremos ir más lejos que la lógica convencional de funcionamiento de los órganos que institucionalizan tradicionalmente  la participación, para ser más operativos”. 

La iniciativa ha contado con el interés y el apoyo de EUDEL  Así, se creará una comisión político-técnica de coordinación de las políticas de participación ciudadana entre la Diputación y la Asociación de Municipios Vascos, al servicio de un funcionamiento más eficaz del Espacio Interinstitucional de Participación Ciudadana y de promover o facilitar una mejor coordinación de EUDEL de las políticas territoriales de participación en los ayuntamientos vascos. Servirá, asimismo, para intercambiar información sobre las iniciativas y actividades desarrolladas en esta materia.

Pleno y premios a buenas prácticas en febrero

La primera sesión plenaria del Espacio está prevista para febrero. En la misma se aprobará la planificación del año, las subvenciones, y el presupuesto del órgano. Además, el Pleno reconocerá cinco experiencias o proyectos de participación ciudadana exitosos a nivel local, de los que serán seleccionados y premiados tres. La mitad del voto corresponderá a un comité de tres personas de reconocido prestigio en este campo, y la otra mitad a los miembros del Pleno. El objetivo de este premio anual es el de espolear y difundir iniciativas innovadoras, y crear un banco de buenas prácticas de participación ciudadana.