Atrás

Una nueva vía de servicio facilitará las incorporaciones a la GI-636 en Lintzirin

Foto Una nueva vía de servicio facilitará las incorporaciones a la GI-636 en Lintzirin

Una nueva vía de servicio facilitará las incorporaciones a la GI-636 en Lintzirin

Además de ser una de las carreteras con más tráfico del territorio, en ese tramo con mucha actividad industrial y comercial, tiene 5 incorporaciones directas sin carril de aceleración

Una nueva vía de servicio facilitará las incorporaciones a la GI-636 en Lintzirin

La Diputación Foral de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Oiartzun han firmado un acuerdo para construir un vial de servicio en la GI-636 (antigua N-1) para facilitar las incorporaciones que hoy en día se realizan directamente, con el consiguiente peligro que ello acarrea. La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide ha querido subrayar la importancia que esta obra tendrá. “Esta carretera tiene una intensidad media de tráfico diaria de 38.000 vehículos y es una de las más transitadas del territorio guipuzcoano. Además, a lo largo de este tramo en el que se construirá el vial de servicio hay muchas empresas y centros comerciales y la incorporación a la GI-636 es muy complicada. Con el nuevo vial de servicio se ordenarán las incorporaciones y los conductores ganarán en seguridad”, ha subrayado la diputada Oiarbide.

La actuación se encuentra comprendida en la recta situada en el punto kilométrico 5 de la antigua N-1. La incorporación desde la zona de Lartzabal en dirección Irun tiene una longitud estricta para el tráfico de la vía. Además de las citadas incorporaciones, hay en la zona otros cuatro accesos sin carriles de cambio de velocidad más otros dos situados después del paso elevado. Esta actuación supondrá una mayor fluidez de la GI-636 y mayor seguridad para los conductores.

El Ayuntamiento de Oiartzun tiene en fase de licitación la obra de Lintzirin. “La solución a esta proliferación desordenada de accesos es recogerlos todos en una vía de servicio. En  concreto, una vía de servicio paralela a la GI-636 que comience en un tramo de trenzado desde el carril de aceleración de la rotonda hasta la entrada a la gasolinera y termine en la incorporación desde el paso elevado”, ha explicado la diputada de Infraestructuras Viarias. Por su parte, el alcalde de Oiartzun, Jexux Leonet ha enumerado las actuaciones llevadas a cabo por el ayuntamiento: “en dos fases anteriores se han reparado la carretera interior, se ha creado una acera para los viandantes y se ha colocado iluminación. Y ahora toca completar la tercera fase, la construcción del vial”, ha señalado Leonet.

Con la ejecución de las obras proyectadas se ordenarán de manera eficaz todos los movimientos de entrada y salida de vehículos a las instalaciones y edificios colindantes con la carretera, se generarán recorridos peatonales más claros y se desplazará la parada de autobús para facilitar que los peatones utilicen el paso superior para cruzar la calzada en lugar de hacerlo a nivel.

“Dentro de las actuaciones estratégicas del departamento de Infraestructuras Viarias se encuentra la de incrementar los estándares de seguridad en las carreteras de la red foral. Este proyecto satisface los objetivos, es coherente con las actuaciones impulsadas por la Diputación Foral y suponen una sustancial mejora de las condiciones de fluidez y seguridad para los usuarios de la red foral de carreteras”, ha añadido Aintzane Oiarbide.

La obra está en fase de licitación y tiene un presupuesto de 919.731,12 €  que Diputación Foral de Gipuzkoa financiará en casi un 55 %.