Atrás

La Diputación reafirma su voluntad de consensuar una política fiscal armonizada

Foto La Diputación reafirma su voluntad de consensuar una política fiscal armonizada

La Diputación reafirma su voluntad de consensuar una política fiscal armonizada

El Diputado General dará cuenta el viernes en Juntas Generales de lo trabajado en el Consejo Vasco de Finanzas de mañana

La Diputación Foral de Gipuzkoa acudirá al Consejo Vasco de Finanzas que tendrá lugar mañana miércoles en Vitoria con la “voluntad firme” de conseguir un acuerdo entre los tres territorios que permita garantizar durante los próximos años los ingresos necesarios para hacer frente a los retos “que tenemos como país”, ha afirmado hoy el portavoz foral Imanol Lasa. “Sigue siendo necesario impulsar la actividad económica, apoyando a las personas emprendedoras, a las pequeñas y medianas empresas, y la creación de nuevos puestos de trabajo. También tenemos que trabajar para reforzar el sistema de protección social garantizando su sostenibilidad. Las tres instituciones compartimos el compromiso de no dejar a nadie atrás”.

Según ha manifestado, para ello es “imprescindible” consolidar un sistema fiscal “adecuado y consensuado”. “Para la Diputación Foral de Gipuzkoa es una prioridad poner en el Consejo de mañana las bases de un acuerdo que ahonde en una política fiscal armonizada. Este acuerdo, tan necesario, se alcanzará si evitamos debates sin salida y actuamos con prudencia”. El portavoz ha adelantado que este viernes tendrá lugar un Consejo de Gobierno extraordinario en la Diputación y que, posteriormente, ese mismo día el diputado general Markel Olano dará cuenta de lo trabajado en el Consejo Vasco de Finanzas.

Conferencia Atlántica Transpirenaica

El Consejo de Gobierno ha decidido también prestar aprobación al convenio de cooperación transfronteriza a suscribir con el Gobierno Vasco, el Gobierno de Navarra, la Comunidad de Aglomeración Pays Basque, el Consejo Departamental de los Pyrénées-Atlantiques y el Consejo Regional Nouvelle-Aquitaine,  para impulsar los trabajos de la Conferencia Atlántica Transpirenaica. La Conferencia se creó en 2007 y ha atendido desde entonces numerosos asuntos de cooperación en diversos campos, consolidándose como un foro de coordinación y de colaboración transfronteriza de proximidad.

Finalizado el convenio entonces firmado, y  aunque los ciudadanos de la frontera se han beneficiado de progresos, las instituciones firmantes consideran que los retos transfronterizos perduran y que es necesario dar continuidad a la colaboración. Además, hay que tener en cuenta importantes acontecimientos que afectan a la composición de la Conferencia Atlántica Transpirenaica, que llevarán a integrar nuevos firmantes: la Comunidad de Aglomeración Pays Basque o Mancomunidad de Iparralde, que comenzó a funcionar el 1 de enero de este año, siendo la primera institución vasca de carácter político dentro de Francia, y el Gobierno de Navarra, que pasará a ser miembro de pleno derecho –hasta ahora participaba como oyente-.

El nuevo convenio tendrá una vigencia de 10 años. A través de esta colaboración, las instituciones firmantes trabajarán para mejorar las condiciones de actuación en la zona fronteriza, y, en definitiva, dar mejor respuesta a las preocupaciones de la ciudadanía de los dos lados de la frontera. La Conferencia Atlántica Transpirenaica pretende constituir un espacio de diálogo, de intercambio y de análisis de las problemáticas transfronterizas, y actuar para eliminar los obstáculos administrativos transfronterizos que se identifiquen. A su vez, sensibilizará a las autoridades de los estados respectivos y de la Unión Europea sobre la especificidad del territorio fronterizo y sus problemáticas, a fin de resolver los obstáculos jurídicos y administrativos identificados.

Lasa ha valorado de forma positiva la incorporación de Navarra e Iparralde a este órgano. “La cooperación transfronteriza está experimentado en estos años un notable desarrollo, y ahora entramos en una nueva fase, muy ilusionante,  que nos permitirá mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas de la muga. La Conferencia supone, en este sentido, una herramienta de coordinación muy eficaz para resolver cuestiones de cooperación urgentes. La realidad fronteriza sigue pesando mucho y exigiendo políticas que den soluciones a las demandas de la ciudadanía”.

Ha reconocido que las competencias y características de unos y de otros son diferentes, pero que sobre la base de esa heterogeneidad, la nueva configuración institucional de Iparralde y la voluntad política de los gobiernos implicados abre la puerta a trabajar nuevos acuerdos “con perspectiva de país” en ámbitos como, la cooperación económica, el bienestar social, la cultura, el euskera,  la movilidad, el medio ambiente, la sostenibilidad  y la interconexión de los servicios públicos.