Breadcrumb

Asset Publisher

"A la hora de bajar impuestos la cuestión está en si queremos servicios de calidad o vamos a precio"

"A la hora de bajar impuestos la cuestión está en si queremos servicios de calidad o vamos a precio"

El responsable del fisco guipuzcoano espera que cualquier promesa electoral sobre fiscalidad se haga «a largo plazo»

2016/03/25
Foto "A la hora de bajar...

En apenas diez meses ha reformado el Impuesto de la Riqueza y Grandes Fortunas, ha modificado la norma para implementar la primera lista de morosos y ha corregido la contabilidad del resultado de la lucha contra el fraude admitiendo que sus cuantías estaban infladas. Y hasta ha pedido a los ayuntamientos que guarden parte de sus ingresos por el riesgo del Cupo. En poco tiempo, Jabier Larrañaga ha dejado su impronta en el departamento de Hacienda, y apuesta por potenciar las capacidades del mismo para detectar más fraude y para ayudar y acompañar a las empresas del territorio. Afirma que el rigor y la transparencia deben ser el santo y seña en el departamento y recurre en inumerables ocasiones a la prudencia para hablar de la recaudación y de la evolución de la economía, aunque cree que recuperación ha llegado para quedarse. Una mejora que, de momento, no vendrá acompañada de una reconsideración de los tipos impositivos que se implementaron durante la crisis. «Hay que garantizar el estado de bienestar», asegura.
Estamos a apenas unos días de que arranque la Campaña de la Renta. Los tipos del IRPF y del ahorro son más altos que en el resto del Estado. Viendo que la recuperación comienza a acelerarse... ¿considera que es un buen momento para reducir la carga fiscal de las familias? 
Ahí se deben destacar dos aspectos. Por un lado la prudencia en la gestión y por el otro los servicios de calidad. Hay incertidumbres políticas y económicas que están ahí y amenazan la recaudación por la volatilidad existente, por ello una rebaja de tipos no la contemplamos. Es cierto que el IRPF tiene cada vez más peso en la recaudación, pero de esos ingresos salen los servicios de calidad y estamos a la cabeza en las cuantías que se destinan a educación o sanidad. ¿Queremos servicios de calidad o vamos a precio Esos servicios han hecho que los niveles de desigualdad en Gipuzkoa sean menores que en Euskadi, en el Estado o que la media de Europa.
Y sabiendo que estamos en año electoral en Euskadi, ¿considera una equivocación que alguien prometa una bajada de impuestos? 
Yo creo que hay que mirar a largo plazo y ver las dos partes de la ecuación. Y ambas tienen que tener un equilibrio. Entonces yo insitiría en la visión a largo plazo.
En lo que respecta a las empresas, la recaudación por el Impuesto de Sociedades se encuentra a la mitad que antes de la crisis. Añadiendo que los tipos máximos son ya también mayores que en el Estado, ¿se está dando por perdida la recaudación por este tributo? ¿Las empresas recelan de estos tipos? 
Hay que entender que las empresas consideran por un lado los tipos o el precio que pagan por estar en un territorio, y por el otro el servicio que reciben. Y nuestra apuesta es por la calidad de servicio. Y dentro de esa calidad se encuentra la estabilidad. El que se mantengan los tipos es un ejemplo de estabilidad y eso las empresas lo reconocen. Nosotros acompañamos a las empresas, entendemos sus necesidades y trabajamos conjuntamente en proyectos. Lo que más temen las compañías son la inestabilidad y la inseguridad. Realmente frente a estos parámetros el precio queda en un segundo apartado. En cuanto a la recaudación, los últimos años que hemos tenido afectan a los resultados de las empresas y seguirán influyendo negativamente en el impuesto.
¿Los tipos reales que pagan las empresas se acercan a los máximos (28% de sus beneficios) o como en el caso de las firmas del IBEX, las facturas son mínimas? 
La realidad, al menos en Gipuzkoa, es que se acercan mucho a los tipos establecidos. Nosotros no tenemos un Google o un Starbucks que tributen. Nuestro tejido son en mayoría pymes y eso hace que el tipo medio esté muy cerca del máximo. Los tipos efectivos en 2014 rondaban el 20%, con lo cual no estamos lejos.
¿Dispone la fiscalidad guipuzcoana de herramientas para atraer inversión productiva? 
El plan de reactivación que está en marcha lo primero que busca es apuntalar el tejido actual. La fiscalidad es una herramienta muy potente y nos ha llevado a ser un territorio competitivo. Aquí el tratamiento es mejor que en el Estado.
Hablamos de apuntalar, pero en casos como el de Arcelor Zumarraga parece que no ha sido posible. ¿Qué herramientas fiscales existen para recuperar la actividad o iniciar un nuevo proyecto? 
En la parte de Arcelor, la prioridad son las familias y estamos haciendo un trabajo coordinado. Obviamente además de apuntalar seguimos acompañando iniciativas y en las conversaciones con los que proponen te das cuenta de que ese acompañamiento es esencial. Eso sí, la fiscalidad es la misma para todos, pero ahí está la voluntad de colaborar con las empresas. Tenemos las puertas abiertas.
El que los centros de decisión se marchen o se sitúen fuera es uno de los principales quebraderos de cabeza de la Diputación y de este departamento. ¿Ven más necesario que nunca seguir con el camino iniciado para facilitar fiscalmente que los centros de decisión no se alejen? 
Las decisiones giran en torno a apuntalar y a la importancia de que los centros de decisión estén aquí. Por eso debemos ayudar y poner herramientas para posibilitarlo. A corto plazo buscamos fomentar la participación de los trabajadores, que es parte de nuestra cultura. Y existen otras opciones que estamos barajando.

Lucha contra el fraude
Bizkaia está estudiando fomentar fiscalmente la inversión de los ahorradores en fondos para empresas. ¿Han compartido esa propuesta? 

En definitiva, son herramientas que persiguen lo mismo, reforzar el tejido empresarial y hacer que los centros de decisión estén aquí. Nosotros nos hemos centrado en el corto plazo con el tema de la participación de trabajadores en la empresa, propuesta que esperamos tener a punto antes de verano. Las medidas como las que plantea Bizkaia las estamos analizando pero requieren más tiempo de desarrollo y puesta en marcha. Al final compartimos preocupaciones y lo que creemos que es bueno lo compartimos.
El próximo jueves se realizará la primera foto fija de los deudores con la Hacienda de Gipuzkoa, ¿Se puede hablar de la cantidad de nombres que pueden? aparecer en la lista ¿Hay una coordinación entre los territorios para publicarla al inicio del segundo semestre? 
En el último mes ha habido más conversaciones entre territorios para la publicación. Lo primero que hay que aclarar es que es una lista de deudores y no de defraudadores. Por tanto, hay quienes pueden aparecer en la lista por una deuda aflorada por la lucha contra el fraude pero puede haber otros que aparezcan por proyectos empresariales que no han funcionado. Sorpresas no va a haber ninguna y en muchos casos serán deudas atrasadas. No está cerrado el calendario de publicación pero esperamos que se pueda hacer en las primeras semanas de junio para acelerarlo lo máximo posible.
¿Cuántos nombres pueden aparecer? 
Preveemos que puedan ser alrededor de 60 nombres.
Hablando de fraude, el departamento ha elegido este ejercicio para reconsiderar la contabilidad de la deuda aflorada y ha admitido que se inflaron las cuantías durante años cerca de un 20%. ¿Por qué han decidido hacerlo ahora?
Yo lo primero que quiero es hacer bien las cosas. Si tenemos noticia de que hay un dato que no es correcto tenemos que corregirlo.
¿Eso quiere decir que los anteriores departamentos no hicieron bien las cosas?
Yo prefiero hablar de la parte que hacemos nosotros y no tengo duda de que todos han tenido vocación de hacer bien las cosas. Nosotros teniendo constancia de ello y haciendo los chequeos oportunos, tomamos la decisión de que había que corregirlo. Y lo hemos querido hacer con total transparencia, mostrando los datos con la contabilidad antigua y también con la nueva.
¿Qué justificación cree que puede tener que se falseen los datos de lucha contra el fraude? Si además los propios técnicos avisaron de la doble contabilidad.
La razón de que no lo hicieran antes la desconocemos, habría que preguntárselo a ellos.
Entiende que la credibilidad del departamento y de las cifras ha quedado muy perjudicada por esta cuestión Es que son cuantías que en los últimos cinco años (más de 350 millones de euros) suponen la mitad del presupuesto de un ejercicio de la Diputación.
Es evidente que es así, pero por eso hemos querido hacer esta modificación como ejemplo de transparecia y como elemento de mejora. Sin duda que son cuantías muy importantes las que no se han calculado correctamente. A partir de ahora tenemos claro que las cosas se van a hacer bien.
¿Son los criterios de Bizkaia y Álava similares a la hora de contabilizar el fraude? 
Al margen del tema que hemos subsanado, en el resto estamos alineados.
Bizkaia ha aflorado mucho más fraude por IVA y nosotros por Sociedades, ¿hay muchos recursos en Gipuzkoa centrados en el fraude del Impuesto de Sociedades? 
En los últimos años en Gipuzkoa se ha centrado mucho la actividad en el Impuesto de Sociedades y los resultados obedecen a ello. Nosotros pensamos que necesitamos una presencia global y no centrarnos en la cifra si no estar en todas las actividades. Ahí es donde vamos a actuar con el plan de comprobación que presentaremos en abril y para el que realizaremos una importante inversión tanto en personal como en tecnología. La lucha contra el fraude es un eje prioritario. Por ello, debemos destinarle muchos medios.

La evolución de la recaudación
Los diputados forales argumentaban en el último Consejo Vasco de Finanzas que había que esperar a cierre de marzo para ver si se debía reconsiderar la previsión recaudatoria para 2016. A escasos días del cierre del primer trimestre, ¿se prevén cambios o se plantean recortes?
Estamos muy atentos a todo. Hay indicadores de empleo y de ventas que son positivos y que valoramos...
Pero hace unos días el ICEX confirmó un retroceso en las exportaciones en enero del 12,4% en Gipuzkoa y la encuesta de coyuntura de Adegi ha comprobado como en tres meses las empresas que pensaban incrementar su plantilla han pasado del 57% al 26%...
Tenemos que analizar todas las situaciones todavía. La incertidumbre ha crecido mucho y se contagia. Pero creo que a medida que se estabilice la situación política y la volatilidad tienda a desaparecer la situación se volverá a encauzar. Por eso preferimos mantener la prudencia.
La petición de provisionamiento a los ayuntamientos por el posible riesgo del Cupo también ha levantado cierta polvareda política. ¿Ha habido una reacción adversa por parte del resto de territorios? 
Cada territorio tiene su resultado en la recaudación. Y nosotros viendo que el saldo del Fondo Foral de Financiación Municipal (FFFM) era positivo hemos recomendado que sea reservada la cuantía extra que reciban los ayuntamientos. No hay ningún elemento que nos apremie a provisionarlo, pero existe el hecho diferencial de que el resultado de la liquidación es superior.
¿Pero ha habido tirón de orejas por parte del Gobierno Vasco? 
Nadie me ha dicho nada al respecto y no es una muestra de debilidad en la negociación del Cupo.
¿Comparte la decisión del TSJPV de anular la externalización de inspecciones tributarias realizada por algunos ayuntamientos? 
Siempre he visto con cierto escepticismo este tipo de cuestiones. Son procesos que hay que realizar pero deben hacerse bien. Depende de cómo se pongan los objetivos se pueden volver perversos. Me gustaría llegar a un escenario en el que poder ayudar a los ayuntamientos en esa labor.

«No contemplo un escenario sin Impuesto de la Riqueza»

El PNV prometió en su campaña electoral la eliminación del Impuesto de la Riqueza y la armonización del de Patrimonio con el resto de territorios vascos. 2016 parece que será el año en el que se intensifique el trabajo y lo que parece claro es que nadie contempla ya la desaparición de este gravamen. Quizá, no se modifique ni el nombre de Impuesto sobre la Riqueza con el que conoce en Gipuzkoa. Las conversaciones para su reforma ya han comenzado. 
Tras la modificación de la norma para publicar la lista de deudores, regresa a primera plana la reforma del Impuesto de la Riqueza y Grandes Fortunas. El pasado año se reformó de urgencia. ¿Es el momento de abrir ese melón e intentar también una armonización del Impuesto de Patrimonio entre los tres territorios? 
Hay compromiso este año de seguir con ese trabajo y lo estamos haciendo. Intentaremos ultimarlo. Esta claro que para verano no llegaremos pero para final de año sí. Porque debe ser aplicable al 2016. Veremos si es armonizado o no, tenemos que acabar nuestro trabajo y compartirlo.
Entre las principales cuestiones está la recuperación del escudo fiscal. ¿Sigue entre sus planes aunque sea a un porcentaje elevado -en Bizkaia en el 65% y Álava en el 75%-? 
En eso estamos trabajando. Estamos enfocados en el escudo fiscal.
Dentro de las promesas electorales figuraba la de abolir el Impuesto de la Riqueza y Grandes Fortunas. Parece evidente que no se va a eliminar del todo y además el PSOE -socio de Gobiernoa nivel estatal propone un tributo similar. ¿Está claro que no se contempla su desaparción 
Evidentemente no contemplo un escenario en el que el Impuesto de Patrimonio o Riqueza desaparezcan.

Ley de Aportaciones
Gobierno Vasco y Diputaciones ya han puesto fecha a la presentación, por fin, de un borrador que actualice la Ley de Aportaciones. Sería para mediados de diciembre. Pero teniendo en cuenta que es un año electoral en Euskadi, ¿no se podría adelantar el plazo de presentación para iniciar el trámite parlamentario o es una maniobra para que el proceso se retrase? 
Una parte importante radica en diseñar la Ley de Aportaciones e introducir las mejoras y otra es la aprobación. Incluso si el borrador estuviera hoy sería complicado que pasará el trámite parlamentario en fecha. Lo importante es que este año tengamos un proyecto consensuado y después que el nuevo parlamento que se constituya lo debata. Es un tema complejo, un mecanismo que hay que mejorar con mucho cuidado y los desajustes suponen muchos millones de euros. El plazo de mediados de diciembre es al que tenemos de llegar y ese es el compromiso.
¿Cómo han conseguido Gipuzkoa y Álava que Bizkaia se siente en esta mesa negociadora cuando el actual sistema de aportaciones les beneficia especialmente? 
Al final todos tenemos que trabajar en equipo. Y como en el caso de las mejoras normativas, estas cuestiones también tenemos que elaborarlas todos juntos. Pusimos una fecha, nos comprometimos a las reuniones y adelante.

  

1085