El paisaje de Gipuzkoa
a través de los documentos

Zarautz

la villa que siempre mira al mar

Zarautz representa un ejemplo de cómo una población costera se va adecuando a las necesidades de sus habitantes sin perder de vista su gran potencial: el mar. La villa, que ha pasado de enclave pesquero a ser un lugar de referencia turística, conserva testimonios de esa transformación. Y aunque en el paisaje actual es difícil ver las huellas del pasado, los documentos conservados nos permiten hacer una lectura de la evolución marítima de la villa.

Un lugar de avistamiento de ballenas

La relación de los zarauztarras con el mar se atestigua ya en un documento de 1237. Se trata de un manuscrito escrito en latín a través del cual se le concede a Zarautz el título de villa. El documento, entre otras cosas, obliga a sus habitantes a pagar un impuesto al rey por cada ballena cazada.

Detalle del dintel sobre piedra con más datos
(Fondo Enciclopédico Auñamendi)

Desde la Edad Media hasta el siglo XIX, la caza de la ballena fue una práctica habitual entre las poblaciones costeras de Gipuzkoa. Esta actividad implicó la construcción de una serie de instalaciones para la caza y despiece de la ballena. Así, sobre el arenal de Zarautz se instalaron grandes calderos para licuar la grasa de la ballena y, en las colinas, se levantaron torres para   avistar los cetáceos.

1790/1791

Pleito criminal de la Cofradía de Mareantes de Getaria, contra Lázaro de Manterola y consortes, vecinos de Zarautz, sobre obstaculizar la pesca de una ballena arponeada.

AGG-GAO COCRI480,2

Origen información Ver documento
 
Playa de Zarautz
Las élites y el monopolio de las pesquerías

Pero además de ballenas, los zarauztarras capturaban otras especies como la sardina, anchoa, besugo, corrocón o albur. Para su pesca se requería la instalación de   grandes redes en el mar que, durante la Edad Media y Moderna, estuvieron bajo el dominio de las élites locales. Élites que no solo controlaban las pesquerías, sino también otras instalaciones de gran importancia económica como fueron   los astilleros y que se ubicaban en el arenal.

1542

Expediente relativo a la pesca que con redes barrederas hacían los pescadores de Getaria y Zarautz abierto a instancias de un vecino de Orio.

AGG-GAO JDIM2/12/10

Origen información Ver documento

1537

Autos de oficio del Corregidor de Gipuzkoa contra ciertos coperos y calafates de Pasaia por no haberse presentado para acudir a Barcelona en servicio del rey.

AGG-GAO COCRI1,5

Origen información Ver documento
 
Campamento playa de Zarautz el 10 de septiembre de 1865

Esas mismas élites eran las que poseían las casas más importantes en el Zarautz de los siglos XIV, XV y XVI. Hoy en día es difícil encontrar restos de aquella urbe medieval en la actual. La villa conserva algunos testimonios urbanísticos, precisamente los edificios pertenecientes a esas élites, que nos dan una pincelada parcial de ese paisaje. Aunque es posterior, conservamos  un plano que nos indica que la villa estaba configurada a partir de una calle principal, Nagusia, y de dos paralelas con acceso al arenal.

Ca 1789

Plano de Zarautz

Fundación Euskomedia Ver documento
Mollarri, un cargadero para transportar mineral

La costa abierta de Zarautz ha dificultado que la villa tuviese un buen puerto. El propio arenal era utilizado como punto de  atraque de embarcaciones ligeras. Hasta que los avances técnicos del siglo XIX permitieron crear instalaciones poprtuarias de mejor calidad. Así, en 1906 se empezaron a explotar las minas de Andazarreta en Asteasu, se hizo necesario construir un cargadero desde donde exportar el mineral por mar. El lugar elegido fue la isla de Mollarri, bajo el monte Talaiamendi, en Zarautz. Para transportar el hierro desde la mina hasta las bodegas de los buques, se construyó una gran infraestructura ferroviaria.

1750

Querella criminal de José Antonio de Lecumberri, contra Simón de Elcano, vecinos de Zarautz, sobre injurias de robo del cabo de amarre.

AGG-GAO COCRI276,4

Origen información Ver documento
Cargadero de Mollarri, Ayuntamiento de Zarautz

La infraestructura, que cubría el trayecto desde Asteasu hasta Mollari, consistía en una serie de torretas que sostenían un cable aéreo por el que circulaban las vagonetas de carga. El mineral recorría así una distancia de algo más de 10 km. Una vez en Mollarri, a través de unos puentes de estructura metálica, el hierro se vertía en los barcos. Durante la Primera Guerra Mundial, el cargadero movió un gran volumen de hierro para abastecer a la Europa destruida. En 1923 cesó la explotación de Andazarreta y con ella la utilización del cargadero. Hoy en día Mollarri es una de las más importantes muestras de patrimonio industrial de la costa guipuzcoana.

Llegada del “veraneo”

En el siglo XIX, la asociación que se hacía entre mar y propiedades curativas hizo de la  playa de Zarautz un foco de atracción para burgueses y aristócratas. Encabezando la lista de estos personajes se encontraba la reina Isabel II quien, a través de los baños en la playa, trataba de mitigar sus problemas de piel. Zarautz se convirtió así en una ciudad balneario, lo que provocó un importante  cambio urbanístico.

1916

Vista de la playa y antiquísima casa solar de Narros

AGG-GAO OA6621

Origen informaciónVer imagen

1916

Calle Mayor con torre Luzea

AGG-GAO OA6634

Origen informaciónVer imagen
El museo universal. Los Bañistas

Tanto en primera línea de playa, como en el mismo casco urbano se levantaron  palacetes y villas que contaban con extensas parcelas de jardín. Estas mansiones estaban pensadas para el descanso y el veraneo de sus propietarios. Aunque de forma residual, hoy en día conservamos algún ejemplo de aquel escenario palaciego, como son Egaña Enea, Sanz Enea y Zelata Berri. Pero el número de edificios residenciales fue mucho mayor. Además de viviendas, se proyectaron instalaciones al gusto de este tipo de turismo. En 1916, por ejemplo, se inauguró el Club de Golf cuyo campo se planificó sobre el extenso sistema dunar.

1865-10-13

Venta de la casa llamada Echezabala en el número 37 de la calle Mayor de Zarautz.

AGG-GAO PT3382/186

Origen información Ver documento

1871-02-15

Venta de la casa Echezabala en el número 37 de la calle Mayor de Zarautz.

AGG-GAO PT3395/60

Origen información Ver documento