Gobierno Vasco y Diputación Foral de Gipuzkoa acuerdan colaborar para convertir en bidegorri el tramo Iraeta-Narrondo del antiguo ferrocarril del Urola mejorando el anterior proyecto

Gobierno Vasco y Diputación Foral de Gipuzkoa acuerdan colaborar para convertir en bidegorri el tramo Iraeta-Narrondo del antiguo ferrocarril del Urola mejorando el anterior proyecto

Gobierno Vasco y Diputación Foral de Gipuzkoa acuerdan colaborar para convertir en bidegorri el tramo Iraeta-Narrondo del antiguo ferrocarril del Urola mejorando el anterior proyecto

El Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno Vasco y el Departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio de Diputación Foral de Gipuzkoa han acordado colaborar para convertir en Vía Verde el tramo entre Zestoa y Zumaia del antiguo ferrocarril del Urola. Para recoger los compromisos de cada institución están elaborando un convenio. El consejero Iñaki Arriola, el viceconsejero de Transportes, Pedro Marco, y la diputada Rafaela Romero han explicado el proyecto compartido, que añadirá 4 nuevos kilómetros a la red de bidegorris existente en el territorio histórico de Gipuzkoa y que completará la Vía Verde del Urola.

El tramo sobre el que se va a actuar cuenta con la dificultad de tener en su trazado dos túneles en una situación muy precaria. El primero, conocido como el túnel de Iraeta, de unos 80 metros, tiene la bóveda derrumbada y una de sus entradas se encuentra taponada. El segundo, el de Arroa, de unos 520 metros, cuenta con ambas entradas taponadas por derrumbes internos y un socavón en la superficie de 4 metros de profundidad.

Con el fin de obtener la mejor integración en el entorno del proyecto y la conservación del patrimonio ferroviario, el Gobierno Vasco, a través del ente público Euskal Trenbide Sarea, ha decidido asumir el importe de la estabilización y recuperación estructural de ambos túneles, por lo que ETS se encargará del diseño, la licitación y la ejecución de estas labores en ambos pasos subterráneos. 

Asimismo, El Departamento de Movilidad de la Diputación Foral de Gipuzkoa asume con un presupuesto de 450.000 euros el diseño, licitación y ejecución de las obras del bidegorri en la plataforma al aire libre, que unirá Narrondo con la antigua estación de Arrona de titularidad exclusivamente foral. Esperando la ejecución del mismo previsiblemente a principios de 2023. Una vez las instituciones firmen el convenio en las condiciones acordadas se procederá a la licitación correspondiente del tramo referido a la plataforma ferroviaria. 

El trazado de la Vía Verde entre el barrio de Iraeta y el de Arroa se realizará a través de estos túneles y continuará hasta el barrio Narrondo, salvando la diferencia de cota con una actuación mediante una pendiente en zig-zag del 8%, que permita conectar con el actual trazado del bidegorri que enlaza con Zumaia. 

El bidegorri del Urola conectará, de este modo, todo el valle del Urola y formará parte de una vía ciclista y peatonal desde Zumarraga hasta Zumaia. En total serán 36 km. de vía verde sobre el trazado que llevaba el desaparecido ferrocarril del Urola y acompañaba al río que le daba nombre.

El consejero Iñaki Arriola ha destacado que este proyecto contribuirá a la “conservación del importante patrimonio ferroviario” que tenía esta cuenca y “su recuperación permitirá su utilización para el uso y disfrute de la ciudadanía”. “Para nuestro departamento -ha añadido- es importante que los antiguos trazados ferroviarios en desuso puedan cobrar vida de nuevo y lo hagan en términos de movilidad sostenible”. 

La diputada Rafaela Romero, por su parte, ha puesto el acento en que esta actuación permitirá la “perfecta integración del bidegorri en el entorno, lo que subrayará el valor paisajístico de esta zona, como elemento tractor de una movilidad sostenible y activa que da un paso más en la vertebración del territorio. Estamos ante un proyecto largamente demandado por los y las vecinas de la comarca y que ahora con su ejecución permitirá no solo fomentar la movilidad peatonal y ciclista, sino que pone en valor la riqueza medioambiental y la posibilidad de reactivar económicamente los municipios por los que discurrirá”.