Saltar al contenido
Abrir menú ES
Buscar
 

Nuevo Mecenazgo Cultural

Incentivación fiscal para financiar la cultura

Se trata del proceso experimental que ha desembocado en la nueva norma foral de incentivos al mecenazgo cultural. La normativa busca una cultura mejor financiada y autonóma, premiando las donaciones y los legados privados, y con el protagonismo de los ciudadanos a la hora de diseñar los proyectos culturales.

La estabilidad económica del sector cultural guipuzcoano depende en gran medida de las subvenciones públicas destinadas a creación, producción, promoción o difusión.

La reciente crisis económica no ha hecho más que evidenciar aún más la necesidad de ofrecer una alternativa de financiación más allá de la pública para garantizar el futuro y sostenibilidad de este sector. Es vital lograr una mayor implicación y presencia de la financiación privada a través de los incentivos fiscales.

Como resultado, se busca posicionar a Gipuzkoa al nivel de los territorios europeos más desarrollados en producción cultural y en implicación de la iniciativa privada.

La nueva Norma Foral de incentivos al mecenazgo cultural tiene como objetivo promover la creación artística y abrir canales de financiación activando las aportaciones de particulares a través del incentivo al IRPF y en el caso de las empresas a través del impuesto de Sociedades. Aportaciones o donaciones destinadas a personas artistas y creadoras así como a proyectos, y entidades públicas o fundaciones.

Para ello busca implicar al mayor número posible de agentes, sean personas jurídicas o físicas, en la co-financiación cultural. Se podránn acoger a los incentivos las aportaciones a las actividades o proyectos desarrollados por las entidades que reciben el mecenazgo, así como aquellas que la Diputación Foral de Gipuzkoa o el Consejo de las Artes y la Cultura de Gipuzkoa (dependiendo del caso) consideran de interés social. El mecenazgo podrá materializarse en forma de donaciones o legados, préstamos de uso o convenios de colaboración empresarial, mientras que los incentivos para el sujeto donatario ascienden al 35% en el IRPF y hasta el 20% en el Impuesto sobre Sociedades.