Un grupo de jóvenes de Hondarribia defiende el derecho de las mujeres a participar en el desfile del Alarde

El movimiento “Guztion Alardea” solicita que se adapte el Alarde al siglo XXI y que se garanticen los derechos de las mujeres en el mismo

08/10/2019


Un amplio grupo de jóvenes hondarribitarras ha hecho público un comunicado en el que apela al diálogo para resolver el conflicto del alarde de la localidad guipuzcoana, y a defender el derecho que las mujeres tienen a desfilar como deseen en el mismo.

 

El colectivo “Guztion Alardea” lo forma “gente diversa que ama el alarde, mujeres que toman parte en el alarde tradicional como cantineras, hombres que salen en el desfile, y personas que ven el alarde y lo animan desde las aceras”. Su objetivo, "poder vivirlo de una manera sana", es trasladar a la sociedad una reflexión sobre este tema, dado que, a su juicio, la realidad de hoy en día no hace sino perjudicar a la fiesta, hasta llegar a poner en duda su futuro.

 

Por un Alarde sin conflicto

 

En Hondarribia existen dos tipos de alardes: el tradicional y el de la compañía Jaizkibel. En el primero, las mujeres solo pueden desfilar como cantineras; mientras que en el segundo, éstas pueden desfilar también como soldados. En el manifiesto publicado, quienes integran el movimiento “Guztion Alardea” proclaman el “no haber conocido en todos estos años un Alarde sin conflicto”.

 

Es por ello que en el escrito se hace hincapié a dos factores para la posible resolución del conflicto: por un lado, apelando a la defensa del derecho a decidir libremente, y por otro, impulsando el diálogo entre los y las habitantes del municipio. Por ese motivo, y con el objeto de abrir vías a una posible solución, este colectivo de jóvenes se ofrece como agentes activos del proceso, habilitando una cuenta de correo electrónico disponible para todas las personas de Hondarribia, donde podrán realizar todo tipo de aportes, sugerencias y adhesiones.

 

Este movimiento por parte un grupo de jóvenes de Hondarribia supone dar otro paso más en aras de solucionar el conflicto existente en el municipio. En este sentido, cabe recordar que la Fundación Alarde y la compañía Jaizkibel aceptaron hace poco iniciar un proceso de diálogo con la ayuda de una mediadora.

 

Fuente: Berria