Visor de contenido web Visor de contenido web

Arqueología y paleontología

 

En Gordailua se custodian los materiales arqueológicos y paleontológicos del territorio de Gipuzkoa. En total son más de 10.000 cajas con piezas procedentes de prospecciones, excavaciones o de hallazgos puntuales, bien de época prehistórica, bien de época histórica. Hay materiales de todo tipo: herramientas y armas líticas, óseas o metálicas; cerámicas, adornos, así como huesos de animales y restos antropológicos.

En esta colección existen piezas muy interesantes para conocer la historia de nuestro territorio: restos de los primeros humanos, como el húmero de Lezetxiki, arte mueble paleolítico de Ekain o de Praileaitz I,  los apliques romanos de Higer o armas y adornos de los castillos de Mendikute o Aitzorrotz, o diferentes utensilios de madera de épocas modernas en Pampinot. También son destacables los materiales paleontológicos: numerosos restos de oso, hiena o el esqueleto casi entero de un león de las cavernas hallado en Arrikrutz.

 

Historia

forma

El origen de las colecciones está en los materiales arqueológicos obtenidos por Telesforo Aranzadi, Enrique Eguren y Jose Migel Barandiaran en sus excavaciones. Estos objetos se dispersaron durante la Guerra (1936-1939), y fueron enviados,  entre otros lugares, a los museos provinciales de Álava y Bizkaia. En 1948 la Sociedad de Ciencias Aranzadi, por mandato de la Diputación, reagrupó los materiales en Gipuzkoa.

A falta de un museo de arqueología en Gipuzkoa, la colección fue gestionada por la Sociedad de Ciencias Aranzadi hasta 2006. Posteriormente el Gobierno Vasco asumió la gestión mediante empresas privadas y, desde 2015, tal como se había hecho en el resto de territorios, el Gobierno cedió esa gestión a la Diputación Foral.