A través de esta guía práctica, queremos facilitarte una seri de consejos para mejorar el confort en tu vivienda, ahorrando energía y dinero. Algunos de los consjeos ya los conocerás, y a buen seguro que los pones en práctiva en tu día a día, pero no está de más un recordatorio.

Un buen consejo para comenzar: habitúate a dedicarle 5-10 minutos a la lectura de tus facturas de gas y electricidad cuando llegan a tu hogar: cuántos kilowatios hora consumes, cuánto te cuesta cada uno de esos kilovatios, etc. Observa las gráficas que suelen incluir las facturas para comprobar si tiendes a consumir más o menos cada mes y piensa en cuáles pueden ser los motivos (cambio de horarios, aumento del número de habitantes en el hogar, renovación de electrodomésticos, etc.)

Clicka sobre la siguiente imagen para visualizar la guía