Atrás

Crónica de la segunda sesión abierta de K bulegoa.

Crónica de la segunda sesión abierta de K bulegoa.

La comunicación de proyectos culturales: problemas habituales y fórmulas que funcionan

Foto de  Crónica de la segunda sesión abierta de K bulegoa.

El pasado 23 de marzo ofrecimos la segunda sesión abierta organizada por K bulegoa: "La comunicación de proyectos culturales: problemas habituales y fórmulas que funcionan”. Fueron dos turnos: uno en euskera y otro en castellano. Compartimos reflexiones y fórmulas que pueden ser de ayuda a la hora de desarrollar la comunicación de la creación y las producciones culturales. Ahora os presentamos las ideas que se compartieron y un manifiesto que creamos entre las personas participantes.

Comenzamos la sesión con una ronda de presentaciones. Desde K bulegoa quisimos compartir cuáles son las demandas y dificultades que nos trasladáis a la hora de trabajar la comunicación de los proyectos culturales. Entre ellas están la falta de tiempo para atender las necesidades comunicativas de cada proyecto, el desconocimiento de herramientas digitales para tener presencia en redes sociales, la falta de medios para exponer y dar a conocer trabajos, la dificultad de interactuar con el público y el cliente…

Entre todas las personas, concluimos en la importancia de gestionar el tiempo para rescatar espacios para planificar la comunicación y atender su desarrollo. Siendo conscientes de la precariedad y la hiperproducción, más de una persona compartió la idea de hacer menos y con más atención. Se reconoce que, al no tener recursos para contratar servicios especializados en comunicación, todo cae en manos de la persona o el colectivo que se dedica a la creación; de aquí surge la idea de no olvidarnos de las redes sociales físicas, las de las personas que podemos colaborar, ayudarnos, darnos claves y facilitarnos el trabajo las unas a las otras.

Desde la gestión municipal se planteó la idea de compartir una agenda común en Gipuzkoa, que sirviera para dar a conocer experiencias y como lugar de encuentro para seguir tejiendo la red de agentes culturales. Se reconoció también la importancia de facilitar recursos y espacios para adquirir hábitos que ayuden a agilizar y mejorar la comunicación. A la hora de pensar en los públicos a los que se dirige cada proyecto, destacamos la importancia de estar cerca y con una escucha activa para conocer cada vez mejor sus intereses y necesidades, destacando la importancia de hacer presentaciones presenciales siempre que se pueda para favorecer una experiencia comunicativa más completa. Es cierto también que para ello muchas personas afirmaban que es importante revisar nuestros hábitos comunicativos, nuestras debilidades y nuestras singularidades.

Se planteó que la clave puede ser compartir formas físicas y virtuales, habituales y novedosas, previsibles e imprevisibles, para poder gestionar con atención la comunicación de cada proyecto, comprendiendo que es difícil mantener siempre una sola lógica, por la diversidad de lenguajes, temas y características que tienen los proyectos culturales. Se valoró positivamente que las organizaciones que tienen recursos puedan facilitar espacios de aprendizaje para adquirir constantemente conocimiento sobre maneras y herramientas que ayuden a desarrollar la comunicación de manera sostenible.

Manifiesto Comunicación