Atrás

El nuevo KM ofrecerá un programa de fomento de la lectura para reconectar a niños y jóvenes con la cultura

El nuevo KM ofrecerá un programa de fomento de la lectura para reconectar a niños y jóvenes con la cultura

El proyecto Makina bat kontu quiere promover la fascinación de jóvenes y niños por historias y relatos, como vía de acercamiento a la lectura y la literatura. Denis Itxaso: “La experiencia cultural no debe quedar monopolizada por lo digital; la lectura y el acceso a la literatura son básicos para dotar de recursos intelectuales y creativos a las nuevas generaciones”.

Foto de  El nuevo KM ofrecerá un programa de fomento de la lectura para reconectar a niños y jóvenes con la cultura

El Diputado de Cultura, Denis Itxaso ha presentado los contenidos del programa infantil. Makina Bat Kontu, que acogerá el Koldo Mitxelena Kulturunea tras su reforma. En la rueda de prensa también han participado Anjel Alkain, Diana Gorostidi y Ana Sistiaga diseñadores del programa.

 

Itxaso ha explicado que desde que la Diputación tomó la decisión de acometer la reforma estructural del edificio del KM, se consideró que el cierre temporal del edificio era una oportunidad para adaptar el centro a nuevas necesidades y demandas, y en este sentido una de ellas pasa por abrir el KMK a nuevos públicos y reconectar a los públicos más jóvenes con la cultura y la lectura. Además de atender a los usuarios habituales que seguirán encontrando aquí su espacio de referencia, KM debe atender a las nuevas generaciones, ya que pensar en un centro para los próximos 20 años es pensar en el actual público infantil y juvenil que está llamado a convertirse en su núcleo principal de usuarios a medio plazo. Es, por tanto, a juicio de los responsables forales de cultura, el momento de abrirles sus puertas.

 

Este centro ha funcionado durante 25 años como un espacio para mayores de 16 años. La apuesta, ahora por tanto, es abrir un espacio al público infantil y a las familias, y  la vez hacer un esfuerzo por propuestas que conecten con el público más joven. Es preciso además, colaborar en el fomento de la lectura entre el público infantil, algo en lo que ya trabajan las bibliotecas guipuzcoanas a través de horas del cuento, clubes de lectura o programaciones específicas.

 

“Desde KM queremos aportar una propuesta diferente, que no es una biblioteca infantil (de las que el territorio está bien nutrido y que funcionan estupendamente), sino un proyecto de fomento de la lectura para niños y niñas y familias. Porque la lectura es un tema que preocupa cada día más. Los bajos índices de lectura  y el reto que supone el nuevo contexto digital han provocado todo un debate en torno a la lectura y su promoción. Necesitamos abordar esta  temática desde una mirada interdisciplinar y de ahí deriva este proyecto que busca construir relaciones a través de la emoción del contacto con los libros, la lectura las historias, en un espacio agradable y cálido”. “La reforma del KM brinda la oportunidad de abrir el centro al público más joven y hacerlo estudiando una adecuada convivencia con las  actividades habituales y sin que se produzcan interferencias entre los diferentes colectivos de usuarios”, ha explicado Itxaso.

 

Makina bat kontu es un espacio para disfrutar de la literatura que pretende provocar en el visitante la fascinación por las historias y el deseo activo de participar, jugar, representar, leer, oír, ver, construir, soñar, cantar, compartir, hablar, dibujar y crear, tomando como base los relatos literarios.

 

“Queremos que sea un proyecto participativo y creativo que construya relaciones y que sea vivo. Además, queremos que deje recuerdo en la memoria, a través de la emoción y que sea un espacio agradable, cálido y próximo. Aspiramos a contar con un espacio en el que transmitir a lo más jóvenes la pasión de las primeras lecturas, que está en la base de la afición a la literatura y representar un pilar básico para la formación intelectual. Para los usuarios de Koldo Mitxelena Kulturunea futuro, queremos lograr que Makina bat kontu sea un espacio inolvidable de su etapa infantil”, ha afirmado Itxaso.

 

Los niños y las niñas serán los protagonistas de este espacio aunque también está pensado para las familias, los colegios, las bibliotecas y, en general, todos los aficionados a la literatura infantil de Gipuzkoa. Los más pequeños encontrarán emoción, acción y motivo para la imaginación en un espacio pensado y organizado a su medida. Será también un lugar de encuentro de familias, donde podrán intercambiar experiencias y los colegios, profesores y alumnos, comprobarán, con un programa previamente trabajado, que la literatura es el camino para la fascinación,  la creación y la vivencia. Los bibliotecarios y las bibliotecarias de las bibliotecas serán colaboradores indispensables de Makina bat kontu. Se aprovechará sus años de experiencia, y a cambio, las bibliotecas de Gipuzkoa tendrán la opción de recibir sus resultados.

 

El mundo de la literatura,  escritores, actores, artistas, músicos, ilustradores… tendrán también un espacio y un grupo de trabajo que ofrecerá las mejores condiciones para trabajar y hacer propuestas.

 

Se trata de fomentar la afición a la lectura y la vinculación con las bibliotecas a través de diversas actividades creativas utilizando la literatura y los libros. Aunque los libros tendrán presencia, no se trata de que el espacio se convierta en un biblioteca, sino que una de sus funciones será precisamente dirigir al público infantil hacia las bibliotecas públicas.

 

El espacio que Makina bat kontu tendrá en Koldo Mitxelena Kulturunea constará de dos secciones: una, para los niños de Educación Infantil, esto es, para los que no saben leer (Espacio Kontu Txikiak), espacio en el que los cuentos serán el elemento básico; la otra para los lectores de Educación Primaria (Espacio Makina Handia). Es el espacio para niños y niñas de 8-9 años que ya saben leer y que vivirán una historia basada en un texto literario, a través de un recorrido dramatizado.

 

Para estos dos espacios se prevé un Espacio de recepción. Será imprescindible hacer una reserva previa y en este espacio de recepción se gestionarán las peticiones. La máquina tendrá una página web que, con las redes sociales, compondrá el espacio virtual.  La intención de Makina bat kontu es comunicar el gozo de la literatura, para ello también se prevé utilizar puntualmente algunos otros espacios de Koldo Mitxelena Kulturunea.