KULTUBERRAK

El nombre del proyecto : KULTUBERRAK

Promotor : Ruben Martinez Rosas

Telefono
+34 678255594
Contacto
Ruben Martinez Rosas

Áreas artísticas que trabaja:

Audiovisuales

Materias escolares con las que tiene relación:

Ciencias sociales
Tecnología
Que valores promueve
Proyectos, creatividad e imaginación, participación, diversidad, igualdad, reflexión, juicio crítico, etc.
A qué nivel de educación o edad se apunta:
Todos
Cuántos estudiantes pueden participar en un evento:
Un aula ( ideal 15)
Precio por cada evento:
480 € + 21% IVA = 580,8 €
Descripción de la actividad:

La actividad se desarrollará a lo largo de ocho horas distribuidas en dos jornadas de cuatro horas cada una.

En la primera jornada, para empezar, los jóvenes, agrupados en grupos de dos o tres miembros, definirán qué es para ellos la cultura. Una vez escuchados todos, llegaremos a la conclusión de que, por muy abstracto que sea el concepto de cultura y, generalmente, relacionado con el ámbito artístico, sería que un individuo o grupo social transmitiera a otro grupo de personas un conjunto de conocimientos que permite a estas personas desarrollar su juicio crítico.(definición de la RAE).

A los jóvenes se les planteará ver varios vídeos de Youtube (algunos educadores, otros no). Ante los vídeos mostrados, se debatirá sobre la aportación que cada vídeo, siempre planteado desde un punto de vista educativo, realiza.

Teniendo en cuenta lo anterior, cada miembro de cada grupo propondrá al resto del grupo una propuesta de vídeo que fomente los valores educativos. Una vez puestas en común sus propuestas, deberán acordarse entre sí, cuál querrán desarrollar e intentarán convencer al preparador. Una vez aceptada la propuesta, se comenzará a desarrollar la misma, siendo el objetivo la creación de un vídeo audiovisual de 3 a 5 minutos.

Antes de empezar a hacerlo, se les explicarán las fases de producción audiovisual y se recalcará especialmente la importancia de cuidar cada fase con detalle: preproducción, producción y postproducción. En la preproducción, los alumnos desarrollarán el guion explicando qué contarán y cómo, teniendo en cuenta algunas nociones de la narrativa audiovisual previamente recibidas. Asimismo, deberán anotar las necesidades de producción (objetos, ropa, etc.) que deberán aportar para la grabación del día siguiente.

En la sesión del segundo día, los grupos realizarán las grabaciones correspondientes con una tableta y tratarán de respetar el guion planteado. No obstante, tendrán que improvisar ante los problemas que pudieran surgir para terminar la grabación en el tiempo establecido. Posteriormente, comenzarán a editar sus trabajos (a través de la aplicación Inshot), recibiendo asesoramiento durante todo el proceso.
Finalmente, los alumnos subirán sus trabajos al canal de Youtube del proyecto "Kultuberrak", extendiendo este audiovisual creado en euskera y con valor educativo a toda la comunidad de Youtube. Cada grupo presentará su propuesta a todo el alumnado, recogiendo el "feedback" (respuesta) de los participantes.

 

Informe sobre el aspecto artístico cultural de la actividad.

Cuando la educación se encuentra con el arte y la cultura, se abre el camino para permitir a niños y jóvenes desarrollar todo su potencial. La educación tanto artística como cultural, rica, razonable y bien pensada, no sólo ayuda a los alumnos a enriquecer sus proyectos artísticos, sino que les motiva a utilizar creativamente todos los recursos locales a su alcance, así como a formular propuestas a favor del desarrollo integral.
Como se ha comentado al principio, "Kultuberrak" es un proyecto que pretende aunar arte, cultura y nuevas tecnologías, en sintonía con el sistema educativo vigente en estos momentos. De hecho, cada grupo de alumnos decidirá qué tipo de vídeo va a realizar y, necesariamente, ese audiovisual que van a producir va a estar indirectamente e inconscientemente relacionado con una asignatura: puede ser cómo se hace un determinado experimento (física), una mano de obra (arte plástico) o cómo formar un cubo de Rubik (matemáticas).


A los jóvenes, cuando elijan qué tipo de vídeo van a llevar a cabo, se les dará libertad y control absoluto para ser dueños del proceso artístico. Así, con un control creativo absoluto desde el inicio del proyecto, adquirirán los diferentes recursos de producción de una obra: cómo plantear ideas (enlazar conceptos), cómo llevarlas a cabo, cómo actuar ante las dificultades, la importancia de la originalidad y la improvisación, la elaboración de la autocrítica en definitiva, se convertirán en autores de una obra.

 

Informe sobre el ámbito pedagógico de la actividad.


Youtube se ha convertido en los últimos años en una de las vías más utilizadas por los jóvenes para ver, compartir e intercambiar contenidos audiovisuales. Cada vez es más frecuente escucharles la frase "quiero ser youtuber", aunque no se dan cuenta de lo que realmente hay detrás de esta afirmación: qué trabajo supone crear una pieza audiovisual o qué riesgos conlleva desarrollar la identidad digital en la red.


Si nos fijamos en sus gustos, la mayoría de los jóvenes usuarios de Youtube (12-16 años) visitan los canales que abordan el tema denominado "gamer" (videojuegos). Sin embargo, los canales con humor o con las últimas tendencias (moda, música, estilos de vida...) también están entre los preferidos. Los Influencers se han convertido en parte de la vida de nuestros jóvenes cotidianos, en el referente principal, en los modelos a seguir. Y lo seguirá siendo. No obstante, nos atreveremos a decir que Youtube es más que todo eso. De hecho, podemos aprovechar esa conexión o conexión de los jóvenes con la plataforma para que éstos dejen de ser sujetos pasivos (porque la mayoría de los jóvenes no hacen más que ver y comentar vídeos) y se conviertan en activos, creando contenidos que puedan ser interesantes, atractivos y útiles para otros usuarios.
Asimismo, la actividad puede ser beneficiosa a nivel educativo, ya que puede multiplicar las capacidades de los participantes:

  •  Motivando: los alumnos pueden crear sus propios proyectos. Esto, además de favorecer la participación, les hace sentirse motivados por algo que ellos mismos han creado.
  • Trabajo en equipo: porque para hacer un vídeo hacen falta varias personas. Coordinar el grupo, ponerse de acuerdo con lo que van a decir, ordenar las ideas y acordar cómo se va a grabar les ayudará a fomentar la comunicación y la empatía.
  • Mejorando la comunicación oral y no oral: aprendiendo cómo actuar delante y detrás de la cámara, en euskera.
  • Aumentando la creatividad: a través de la creación audiovisual, los jóvenes pueden cultivar su imaginación y dejarla libre.
  • Despertando la curiosidad: porque puede despertar en ellos el interés por otros canales de Youtube, profundizando más en sus gustos o en los temas que se quieren formar.
  • Aportando conocimiento: si se convierte en creador de contenidos de Youtube, enseñará algo a otras personas.
  • Concienciación ante las TIC: despertando un sentido crítico ante lo que ven en internet y en las redes sociales.
  • Educando en valores. Porque gracias a la actividad, inconscientemente, aprenden valores importantes para su vida: trabajo en equipo, diversidad,

 

Condiciones y recursos necesarios para realizar la actividad:

Para la realización de la actividad, los centros deberán disponer en el aula de los siguientes recursos:
 

  • Sala con conexión a Internet WiFi.
  • Ordenador (de sobremesa o portátil) o tableta para su uso exclusivo (si es posible) por el formador.
  • Proyector (con conexión HDMI).
  • Dispositivo móvil (tablet, si es posible). Una tableta, dos o tres por alumno.

No obstante, para adecuarse a lo anteriormente expuesto, deberá tenerse en cuenta la disponibilidad de recursos del centro (siempre que se garantice un número mínimo elevado).

Informe de actividades:

Informe sobre el aspecto artístico cultural de la actividad.


Cuando la educación se encuentra con el arte y la cultura, se abre el camino para permitir a niños y jóvenes desarrollar todo su potencial. La educación tanto artística como cultural, rica, razonable y bien pensada, no sólo ayuda a los alumnos a enriquecer sus proyectos artísticos, sino que les motiva a utilizar creativamente todos los recursos locales a su alcance, así como a formular propuestas a favor del desarrollo integral.
Como se ha comentado al principio, "Kultuberrak" es un proyecto que pretende aunar arte, cultura y nuevas tecnologías, en sintonía con el sistema educativo vigente en estos momentos. De hecho, cada grupo de alumnos decidirá qué tipo de vídeo va a realizar y, necesariamente, ese audiovisual que van a producir va a estar indirectamente e inconscientemente relacionado con una asignatura: puede ser cómo se hace un determinado experimento (física), una mano de obra (arte plástico) o cómo formar un cubo de Rubik (matemáticas).

A los jóvenes, cuando elijan qué tipo de vídeo van a llevar a cabo, se les dará libertad y control absoluto para ser dueños del proceso artístico. Así, con un control creativo absoluto desde el inicio del proyecto, adquirirán los diferentes recursos de producción de una obra: cómo plantear ideas (enlazar conceptos), cómo llevarlas a cabo, cómo actuar ante las dificultades, la importancia de la originalidad y la improvisación, la elaboración de la autocrítica en definitiva, se convertirán en autores de una obra.

 

Informe sobre el ámbito pedagógico de la actividad.


Youtube se ha convertido en los últimos años en una de las vías más utilizadas por los jóvenes para ver, compartir e intercambiar contenidos audiovisuales. Cada vez es más frecuente escucharles la frase "quiero ser youtuber", aunque no se dan cuenta de lo que realmente hay detrás de esta afirmación: qué trabajo supone crear una pieza audiovisual o qué riesgos conlleva desarrollar la identidad digital en la red.


Si nos fijamos en sus gustos, la mayoría de los jóvenes usuarios de Youtube (12-16 años) visitan los canales que abordan el tema denominado "gamer" (videojuegos). Sin embargo, los canales con humor o con las últimas tendencias (moda, música, estilos de vida...) también están entre los preferidos. Los Influencers se han convertido en parte de la vida de nuestros jóvenes cotidianos, en el referente principal, en los modelos a seguir. Y lo seguirá siendo. No obstante, nos atreveremos a decir que Youtube es más que todo eso. De hecho, podemos aprovechar esa conexión o conexión de los jóvenes con la plataforma para que éstos dejen de ser sujetos pasivos (porque la mayoría de los jóvenes no hacen más que ver y comentar vídeos) y se conviertan en activos, creando contenidos que puedan ser interesantes, atractivos y útiles para otros usuarios.Asimismo, la actividad puede ser beneficiosa a nivel educativo, ya que puede multiplicar las capacidades de los participantes:

  • Motivando: los alumnos pueden crear sus propios proyectos. Esto, además de favorecer la participación, les hace sentirse motivados por algo que ellos mismos han creado.
  • Trabajo en equipo: porque para hacer un vídeo hacen falta varias personas. Coordinar el grupo, ponerse de acuerdo con lo que van a decir, ordenar las ideas y acordar cómo se va a grabar les ayudará a fomentar la comunicación y la empatía.
  • Mejorando la comunicación oral y no oral: aprendiendo cómo actuar delante y detrás de la cámara, en euskera.
  • Aumentando la creatividad: a través de la creación audiovisual, los jóvenes pueden cultivar su imaginación y dejarla libre.
  • Despertando la curiosidad: porque puede despertar en ellos el interés por otros canales de Youtube, profundizando más en sus gustos o en los temas que se quieren formar.
  • Aportando conocimiento: si se convierte en creador de contenidos de Youtube, enseñará algo a otras personas.
  • Concienciación ante las TIC: despertando un sentido crítico ante lo que ven en internet y en las redes sociales.
  • Educando en valores. Porque gracias a la actividad, inconscientemente, aprenden valores importantes para su vida: trabajo en equipo, diversidad,
Trayectoria profesional del autor de la propuesta

 

Rubén Martínez Rosas (Donostia, 1984) es licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad del País Vasco y tiene un máster en Escritura para Cine y Televisión por la Universidad Autónoma de Barcelona. Durante ocho años ha trabajado como formadora de nuevas tecnologías para el proyecto KZgunea (2010-2018). Este proyecto ha sido promovido por el Gobierno Vasco y tiene como objetivo empoderar a la ciudadanía vasca en el uso de las nuevas tecnologías y en el fomento de la cultura digital. En aquellos años, fue el principal impulsor del canal KZguneatic de Youtube, para el que creó contenidos audiovisuales. Últimamente, se ha convertido en un icono del proyecto.


En los últimos dos años ha trabajado en el Departamento de Comunicación del Departamento de Juventud de la Diputación Foral de Gipuzkoa, promoviendo proyectos y campañas de sensibilización en niños, adolescentes y jóvenes sobre la cultura digital (Like Ciberderechos) y el buen uso de las nuevas tecnologías. En este sentido, el año pasado impulsó el proyecto "Haurxokoen Kultura Digitala lantzen" para promover una propuesta educativa y pedagógica en los servicios de Haurtxokos, aumentar la alfabetización, las capacidades y la inclusión digital de los niños, así como fomentar la creación y producción digital infantil aprovechando las posibilidades que ofrece la plataforma Youtube.


Junto a su experiencia como educador y comunicador ha desarrollado sus proyectos personales en el ámbito audiovisual, como documentales, cortometrajes, vídeos divulgativos... se han expuesto en festivales de todo el mundo.