Escuela de ciudadanía 2017: porque a participar también se aprende

Escuela de ciudadanía 2017: porque a participar también se aprende

El objetivo de esta experiencia piloto radica en impulsar la cultura participativa entre diferentes sectores de la población

Foto de 
 Escuela de ciudadanía 2017: porque a participar también se aprende

A lo largo de 2017 se llevó a cabo en Donostia- San Sebastián y Eibar la puesta en marcha de escuelas de ciudadanía para personas jóvenes y mayores de Gipuzkoa. Gracias a esta iniciativa, las y los asistentes trabajaron qué es la participación ciudadana, de dónde surge y cómo se articula entre otras cuestiones. Asimismo, el objetivo principal de este proyecto consistió en generar una ciudadanía activa, motivada, capacitada y empoderada, en un momento en el que la Entidad Foral apuesta por conectar con la sociedad de Gipuzkoa y dar respuesta a la preocupación de ésta sobre el futuro de forma eficaz.

En concreto, se realizaron con personas mayores dos talleres de cuatro sesiones cada una en Donostia-San Sebastián y Eibar, además de otras cuatro sesiones con personas jóvenes en Donostia -San Sebastián. Los talleres tuvieron 2 horas de duración, y en los mismos se trasladó qué se entiende por participación ciudadana, casos prácticos relativos a la Norma Foral sobre Participación Ciudadana, debates sobre Gobierno Abierto, Presupuestos Abiertos 2017 y un ejercicio práctico: diseño en grupos de un proceso participativo.

La escuela de ciudadanía, por lo tanto, incorporó tanto sesiones teóricas como prácticas, dando así la oportunidad a las personas participantes de diseñar un proceso participativo entre cuatro modelos propuestos. Por ejemplo, los grupos tuvieron que decidir a través de una dinámica en formato role play las fases que componen un proceso participativo, las condiciones que han de guiar el proceso, los canales habilitados para poder participar, cómo se recogen y contabilizan las aportaciones y las diversas formas de articular la devolución a la ciudadanía.

Este proyecto responde a la necesidad de plantear en profundidad la implicación de la ciudadanía en materia de participación y corresponsabilidad en el diseño de políticas públicas. A tales efectos, la Diputación Foral de Gipuzkoa puso en marcha la Estrategia de Buena Gobernanza para el periodo 2015-2019, con el objetivo de “transformar las formas de gobernar y hacer de la Buena Gobernanza la seña de identidad de la Diputación Foral de Gipuzkoa”. En este sentido, resulta fundamental involucrar a la ciudadanía, a los agentes y actores sociales en la deliberación pública y en el desarrollo de las políticas públicas, abriendo nuevos cauces de participación y comunicación, además de apostar por mejorar y modernizar los métodos de trabajo y sistemas de gestión de la institución Foral.