Atzealdea

Imanol Lasa: "Ideia eta proiekturik ez duten alderdiek aurpegi ezagunen fitxaketetara jotzen dute"

Foto Imanol Lasa: "Ideia eta proiekturik ez duten alderdiek aurpegi ezagunen fitxaketetara jotzen dute"

Imanol Lasa: "Ideia eta proiekturik ez duten alderdiek aurpegi ezagunen fitxaketetara jotzen dute"

Lasak uste du Gipuzkoak aurreko legealdiko "tentsioa" gainditu duela eta ez duela "populismoetan" berriro erori nahi

Imanol Lasa:

El diputado de Gobernanza y portavoz del Gobierno foral en Gipuzkoa prepara su arranque de curso mientras observa la carrera electoral vasca y el «ejercicio de infantilismo político» que tiene bloqueado al Estado. Confía en que el PNV revalide el Gobierno de Euskadi, porque si EH Bildu y Podemos recurren «a fichajes estrella es porque quieren esconder su falta de ideas», asegura.

La Diputación de Gipuzkoa va a ser una de las pocas instituciones que empezará el curso de manera normalizada. ¿Qué prioridades se marcan? 

Después de un primer año de sacar a Gipuzkoa del atasco, ahora nos vamos a empeñar en situarla en el plano internacional haciéndola más competitiva y abierta. Queremos situar a Gipuzkoa como uno de los territorios europeos con menos tasa de desigualdad social. Y para ello hay que trabajar la promoción económica y fortalecer las políticas sociales, con más de la mitad del Presupuesto dirigido a ellas. 

¿Cómo va la convivencia con el PSE? 

Creo que hay una relación cordial, de confianza y de trabajo.

¿Qué supondría para su plan de gestión un cambio de manos en el Gobierno Vasco? 

El lehendakari Urkullu está comprometido con Gipuzkoa y con su avance y modernización. Lo hemos visto en el TAV, con la inauguración de ambulatorios, cerca de las empresas... Sentimos muy cerca al Gobierno Vasco.

¿Y si cambia de manos? ¿Qué proyectos podrían alterarse? 

Hay partidos que cuestionan el trabajo que estamos haciendo en el campo de la promoción económica, en el modelo de gestión de las políticas sociales, discuten el modelo de la gestión de los residuos, no están de acuerdo con obras como el TAV y otras infraestructuras, así que sí puede alterar proyectos.

Por lo que enumera, más bien desbarataría todos sus planes, ¿no? 

Depende de quién se haga con el Gobierno Vasco, puede poner en solfa todo el trabajo de encauzar esos proyectos estratégicos. 

¿Teme la parálisis de proyectos como el TAV o la incineradora? 

No. Están encauzados sobre la base de la mayoría de las Juntas Generales y en cumplimiento de las normas forales y del permiso del Gobierno Vasco. La sociedad no puede volver a perder otros cuatro años, ni los millones de euros que nos dejaron de herencia y que se fueron a la basura.

¿Qué foto hace del próximo Parlamento Vasco? 

Una foto más plural, si cabe, de la actual. Muchos partidos todavía necesitan aterrizar a la realidad vasca. Y cuando lo hagan, se darán cuenta de que hasta ahora se han hecho muchísimas cosas bien y que hace falta que Euskadi apueste todavía más por fortalecer su presencia como pueblo en el plano internacional.

¿Prevé una batalla electoral en Gipuzkoa enconada, tras las últimas victorias de Podemos y la cercanía con EH Bildu en las forales?

Hace un año, se vivía una tensión entre los partidos que estaba afectando a la convivencia. Pero esa bronca ha desaparecido. Creo que los partidos estamos abordando los proyectos con mucha más sensatez, cordialidad y con un 'fair play' que llega incluso a las Juntas Generales. Las elecciones siempre alteran, hay un nervio, una tensión, pero la sociedad guipuzcoana ya ha probado los populismos y no va a aceptar nuevamente que venga alguien con ensoñaciones o proyectos que no se ajustan a la realidad guipuzcoana.

¿Pero en el plano puramente electoral, ve lucha encarnizada por el primer puesto en el territorio?

Está la cosa reñida. Cada partido tiene que hacer un ejercicio claro y detallado ante la ciudadanía de cuál es su diagnóstico de la realidad y sus planes de futuro. Porque hasta la fecha observamos una oposición en Juntas noqueada, dispersa y que no ha presentado ni una iniciativa de calado o proyecto alternativo al territorio de Gipuzkoa. Este será el momento de chequear otra vez cuál es la marcha de esta Diputación y cómo observa la ciudadanía que podemos seguir avanzando. 

¿Y a quién sitúa como mayor rival? 

Veo a un Podemos a la baja y a una EH Bildu desnortada. Y cuando no hay proyectos e ideas se tiende a fichajes de famosos para sustituirlos. 

¿Habla de Pili Zabala o Maddalen Iriarte? 

Lo que observo es que tanto en Podemos como en EH Bildu se está anunciando más quién va a ser su número uno o dos, que sus proyectos. Y cuando se apuesta por la política del espectáculo es porque no hay ideas.

Si Otegi es finalmente inhabilitado, ¿qué repercusión cree que tendrá en las urnas? 

No creo que provoque el efecto de 2011 porque la sociedad es cada vez más madura y no va a caer en las estrategias de unos y otros, que solo pretenden tensionar e intentar cambiar una realidad política del país. Está claro que todas las ideas, todos los proyectos y todas las personas tienen que tener cabida y así además lo demanda la sociedad. Y por tanto, todo tipo de injerencia política o judicial pone trabas al avance en la convivencia y deja patente el nerviosismo de algunos partidos tanto en el Estado como en Euskadi que siguen anclados en viejas formas de hacer política. 

¿Se refiere al PP? 

Sí, y a la izquierda abertzale. Son debates del pasado. 

¿Gestión o soberanía, cuál cree que será el hilo conductor de esta campaña? 

Las dos. Si queremos seguir avanzando como pueblo, el derecho a decidir tiene que estar ligado al avance en lo económico, lo social y lo político. Nosotros aspiramos a ser hombres y mujeres libres en un pueblo libre.

¿Independiente?

Sí. Los independentistas del siglo XXI defendemos la soberanía plena del pueblo vasco en pie de igualdad con el resto de naciones de Europa. En un marco complejo de soberanías e independencia, yo abogo por más autogobierno y más libertad para decidir nuestro futuro, democráticamente y con voto en la mano. Defiendo un Estado vasco. 

Con la fragmentación actual y lo que está pasando en el Estado, ¿es bueno un próximo Gobierno Vasco en minoría? 

Los acuerdos entre diferentes que doten a los gobiernos de mayorías, como en la Diputación y en los principales ayuntamientos, facilitan mucho la gestión. Por tanto, sí animo a que acuerden mayorías que hagan más fácil la gestión. 

¿Y recomendaría en concreto extender el pacto con el PSE? 

Animo a extender los pactos entre diferentes. Primero hay que escuchar lo que diga la sociedad en las urnas, pero en esta sociedad tan plural, creo que nos indicará que ese camino es lo mejor para Euskadi. Y ahí, el PNV tiene un marchamo de experiencia probada y la sociedad hará que el liderazgo y la responsabilidad recaiga sobre la persona de Iñigo Urkullu. 

¿El PNV se debe apoyar en el PP si lo necesita para gobernar?

Tanto el PP como Ciudadanos se han dedicado en los últimos cuatro años a atacar el autogobierno, por tanto no veo al PP, porque así lo han decidido ellos, en ningún acuerdo que saque a Euskadi adelante. 

Si el PNV queda primero, ¿teme una alianza alternativa entre EH Bildu y Podemos?

Las uniones que van en contra de los intereses de la mayoría, de la realidad social y política, siempre salen mal. La experiencia del PP y PSE está ahí, en la historia de este país, como pacto antinatura que se creó en los laboratorios de los partidos y chocó con la realidad del país.

Animo a alcanzar acuerdos entre diferentes que faciliten la gestión en Euskadi

¿Así que tiene que gobernar la fuerza más votada? 

Tiene que gobernar aquel partido que demuestre un liderazgo claro para gestionar el futuro de este país. 

¿Esto lo traslada a Madrid? Es decir, ¿tiene que gobernar el PP? 

No. En Madrid lo que no hay es liderazgo ni proyectos. Hay una falta de madurez política y de responsabilidad abrumadora. 

¿El pacto que alcanzaron ayer PP y Ciudadanos cambia algo? 

No creo que cambie mucho, porque sigue siendo un pacto en minoría que necesitaría de otros apoyos que ahora mismo parecen lejanos. 

¿Qué cree que sucederá? 

No parece que vaya a terminar bien, aunque vista la actitud irresponsable con la que actúan unos y otros nadie puede vaticinar un desenlace. El proceder de algunos partidos en los últimos meses sonrojaría a cualquier europeo. 

¿Apuesta por terceras elecciones? 

Puede pasar de todo. 

¿Sánchez debe intentar una alternativa si Rajoy fracasa? 

Cualquier líder español debería estar trabajando para poner encima de la mesa proyectos y lo único que veo es que uno no está, otro está de vacaciones y otro pasea por Galicia. No me extraña que los españoles estén cabreados.

¿El PNV cambiará su 'no' después del 25-S? 

Me parece coherente que el PNV siga votando 'no'. Por ahora, ni le llaman, ni atienden sus peticiones, solo ha habido ataques al autogobierno. Además, el acuerdo entre PP y Ciudadanos es un pacto muy negativo para el autogobierno vasco. 

¿Preferiría un Gobierno del PSOE con Podemos en el que los nacionalistas tengan más opciones de juego? 

A mí me gustaría un presidente de España que atienda, escuche, gestione y negocie las realidades nacionales, el Cupo, y que no nos recurra las leyes.

 

"Gipuzkoa tiene que encarar el reto de incrementar la tasa de natalidad"

"El modelo de residuos y el coste de la incineradora es una inversión que va a cerrar el problema para las futuras generaciones"
    
Tras el incremento de un 4% en la recaudación. ¿Preparan unos presupuestos expansivos? 

Vamos a presentar unos presupuestos acordes a las necesidades de la sociedad. Tenemos que afianzar la recuperación económica. El compromiso es seguir fortaleciendo el tejido industrial haciéndolo más competitivo en el plano internacional. Y en políticas sociales, el reto es atender a una sociedad más envejecida y con más necesidades. Pero además queremos aprovechar estos presupuestos para modernizar la administración, apostar por la producción audiovisual en Tabakalera, y poner en marcha proyectos de participación de trabajadores, conciliación... 

No es la primera vez que una institución habla de presupuestos participativos, pero ¿qué porcentaje de propuestas aceptarán realmente?

El asociacionismo ya trabaja codo a codo con las administraciones. No hay semana que a la Diputación no vengan más de veinte entidades para presentar sus proyectos. Eso se puede profundizar, pero nos queremos dirigir al ciudadano que no está en esa red. Y entre septiembre y octubre, podrán valorar las líneas de actuación y priorizar los futuros proyectos para que reciban mayor inyección económica. Pondremos un simulador en internet, donde cada ciudadano puede elaborar sus presupuestos, aumentando unas partidas y disminuyendo otras para que cuadren. 

¿Y si la ciudadanía dice que el TAV o la incineradora no son prioritarios? 

Es sobre proyectos que no estén licitados, proyectos a futuro. 

¿Y si contraviene sus planes de gobierno? 

Hay que chequear, ver el porcentaje que está de acuerdo o no, y dar una explicación, que es lo que a veces falta. Este modelo es garantista y tiene rendición de cuentas. 

¿Por qué no hacen un proceso participativo sobre la incineradora, por ejemplo? 

Si de algo hemos estado debatiendo en los últimos cuatro años en Gipuzkoa ha sido de ese proyecto. Y ha habido unas elecciones donde todos los partidos han fijado claramente su posición. Decir que no ha habido debate sobre la gestión de residuos es vivir en la luna de Valencia, porque ha habido debate, y consultas sobre el puerta a puerta en muchos municipios, mesas sobre residuos... 

¿Está justificada la millonada que va a costar la incineradora, casi 1.000 millones en 30 años? 

Es una concesión que va a cerrar de manera integral y definitiva la gestión de los residuos para las próximas generaciones. Se ha elegido el modelo europeo, el de los países que más reciclan. Es una inversión que nos toca hacer frente a nosotros, pero que va a ser rentable en las futuras generaciones. 

¿El reto del envejecimiento y la falta de plazas en residencias puede ser el próximo foco de tensión? 

En Gipuzkoa, como en Euskadi, uno de los principales retos del futuro es cómo incrementar las tasas de natalidad. No estamos acometiendo como se debiera esta cuestión, que empieza a ser clave. La población está más envejecida, y los mayores demandan cada vez más servicios. Tenemos unos niveles de atención muy parecidos a los países nórdicos. Pero más que la atención, me preocupa encarar el reto de la natalidad, junto a políticas de conciliación familiar. 

¿El desacuerdo para reabrir Chillida Leku tiene marcha atrás? 

Todos estamos de acuerdo en que hay que hacer lo posible para abrirlo, pero en este momento no tenemos recursos para comprar la obra.