Atrás

“Las épocas de parálisis han quedado atrás, Gipuzkoa está despegando hacia la construcción compartida de su futuro”

Foto “Las épocas de parálisis han quedado atrás, Gipuzkoa está despegando hacia la construcción compartida de su futuro”

“Las épocas de parálisis han quedado atrás, Gipuzkoa está despegando hacia la construcción compartida de su futuro”

El diputado general ha valorado en el pleno de Política General “el buen trabajo” de gestión realizado por el Gobierno foral

“Las épocas de parálisis han quedado atrás, Gipuzkoa está despegando hacia la construcción compartida de su futuro”

“Cuando accedimos a la Diputación hace tres años existía una sensación de que Gipuzkoa estaba sumida en una parálisis que ha sido totalmente superada. La economía se recupera, las políticas públicas han dado un vuelco y la ciudadanía ya no está preocupada por los problemas del pasado. Nuestro territorio despega hacia la construcción compartida de su futuro”. El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha realizado hoy el balance de los tres primeros años de legislatura, en los que, según ha defendido, el gobierno que dirige ha cumplido “la palabra dada a la ciudadanía guipuzcoana” y ha abordado “una nueva agenda política”, abriendo debates “novedosos y pioneros” relacionados con la ciberseguridad, la electromovilidad, el envejecimiento de la sociedad, la creación de audiovisuales en euskera y el cambio climático, entre otros.

“Sin arrogancia, pero con satisfacción”, el diputado general ha realizado una lectura muy positiva de la labor desarrollada desde que arrancó la presente legislatura, por lo que ha querido felicitar a la coalición de gobierno y a todos los diputados y diputadas por el “buen trabajo” realizado. Según ha apuntado en el pleno de debate de Política General celebrado hoy en las Juntas Generales de Gipuzkoa, cuando todavía faltan meses para la conclusión de la legislatura, el cumplimiento de los objetivos estratégicos y departamentales establecidos en el Plan Estratégico de Gestión es “muy elevado”.

“La recuperación económica es ya un hecho; Gipuzkoa sigue siendo un territorio referente en materia de servicios sociales; los residuos pasan de ser un problema a una oportunidad; las obras del Metro de Donostialdea avanzan a buen ritmo; Pasaia cuenta ya con un plan y partidas presupuestarias con las que impulsar su regeneración; se están promoviendo importantes novedades en el sistema cultural; las obras de Deskarga finalizarán en marzo; la nueva gobernanza se está convirtiendo en marca de la Diputación; y, en materia de cultura democrática, estamos transitando en la consolidación de la democracia cívica”, ha enumerado.

A la hora de analizar el contexto socioeconómico que atraviesa el territorio, Olano ha destacado que la situación “sigue mejorando” en el territorio, siendo “la principal muestra de ello” la tasa de desempleo, que se sitúa en el 7,7%. “Nuestro esfuerzo fundamental tiene que centrarse ahora en mejorar la calidad del empleo, tanto desde la perspectiva de la estabilidad como de la remuneración”, ha manifestado. A su vez, el diputado general ha querido recordar que Gipuzkoa sigue teniendo “a 26.000 personas en paro”, por lo que se ha puesto como objetivo “acelerar su pronta incorporación al mundo laboral”, con especial hincapié “en los colectivos de las personas jóvenes y aquellas personas desempleadas de larga duración”.

El máximo mandatario guipuzcoano ha afirmado que la Diputación seguirá apoyando la competitividad del tejido económico guipuzcoano, como “la mejor receta para superar la crisis y crear más y mejor empleo”, así como para obtener “más recursos con los que mantener nuestros servicios sociales y el nivel de bienestar” del territorio. 

En esa línea, Olano ha colocado como segundo hito del balance de legislatura la apuesta realizada por los servicios sociales como “una de las herramientas más importantes para la consecución de una sociedad igualitaria, alejada de exclusiones”. Tomando como referencia el índice Gini, que mide el nivel de desigualdad económica, ha descendido en Gipuzkoa de 26,3 puntos de 2014 a 25,3 en 2017, por debajo del 30,8  de la Europa de los 28 y muy por debajo del 34,5 del Estado español, donde solo ha bajado una décima desde 2015.

Lejos de conformarse, el diputado general ha llamado a “seguir trabajando” para que los casos más graves de pobreza severa o exclusión no se cronifiquen. Ese es, precisamente, el reto de Elkar-Ekin, el programa foral activado esta legislatura para crear oportunidades de inserción y empleabilidad para personas en riesgo de exclusión. Según ha informado Olano este plan cuenta con un presupuesto anual de tres millones de euros.

La atención a las personas mayores y a las personas dependientes está adquiriendo asimismo un peso cada vez mayor en la gestión del departamento de Política Social, cuestión a la que la Diputación está dando respuesta, en palabras de Olano, “no solo a nivel presupuestario, sino también a nivel asistencial, adecuando los servicios a las  necesidades de nuestros mayores”.

 

“Año crucial” para Etorkizuna Eraikiz

La innovación en la atención a las personas mayores será, precisamente, una de las misiones principales del centro de referencia AdinBerri, uno de los seis impulsados por el programa Etorkizuna Eraikiz y que han comenzado a materializarse en 2018, “año crucial” en este aspecto. El centro Adinberri, por ejemplo, ya ha visto constituir la fundación que guiará sus pasos; comenzará a operar en 2022 en Pasaia, tras tres años de obras, aunque su unidad de innovación “entrará a funcionar a finales de este mismo año”, ha anunciado el diputado general.

Los proyectos para que Gipuzkoa cuente con centros de ciberseguridad (ZIUR), gastronomía digital (LABE), cambio climático, audiovisuales (2deo) ya se están poniendo en marcha, mientras que el proyecto de creación de un centro de referencia ligado a la electromovilidad se presentará el mes que viene. Se trata, sin olvidar los programas piloto referidos a la conciliación y la participación de las personas trabajadoras, de “la nueva agenda política sobre la que pivota la acción del gobierno foral y con la que pretendemos adelantarnos a los retos de futuro del territorio”.

“Queremos construir una Gipuzkoa diferente, más competitiva y con una de las mejores calidades de vida de Europa”, ha resumido.

 

Convivencia y gobernanza colaborativa

El diputado general de Gipuzkoa se ha confesado “optimista” en torno a la evolución de la convivencia en la sociedad guipuzcoana, ya que, en su opinión,  “aunque hay mucho camino que recorrer, se están dando pasos muy importantes en el reconocimiento del daño causado a las víctimas del terrorismo y su reparación moral y material”. “La sociedad vasca sintió un enorme alivio ante la desaparición de la violencia y, hoy, el respeto y el afecto a todas las víctimas es generalizado y existe una importante comprensión y generosidad social ante la adopción de medidas políticas que permitan construir un futuro de convivencia”, ha contextualizado.

En materia de autogobierno, Olano ha evidenciado que “en Euskadi urge actualizar el sistema institucional desde una visión estratégica propia y consolidar un espacio propio de opinión pública”. “Esta propuesta –según ha indicado–, requiere de la libertad para decidir, la capacidad para avanzar en la transformación institucional y un liderazgo compartido entre la sociedad y las instituciones. No podremos avanzar si no somos dueños de nuestro futuro, nos instalamos en la parálisis institucional o prescindimos de la sociedad”.

Para terminar, frente al auge de los populismos y al alejamiento de la ciudadanía hacia la política, Olano ha llamado “a abordar una nueva agenda y unas nuevas formas de hacer política desde los marcos institucionales necesarios e incorporando a la sociedad a este proyecto común”. “Por eso creo firmemente en la gobernanza colaborativa  y en el proyecto Etorkizuna Eraikiz como una forma eficaz de mejorar la comunicación entre la institución foral y las y los guipuzcoanos”, ha concluido.