Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

“El impulso de la igualdad debe ser un elemento central en la respuesta a los efectos de la pandemia"

Foto “El impulso de la igualdad debe ser un elemento central en la respuesta a los efectos de la pandemia"

“El impulso de la igualdad debe ser un elemento central en la respuesta a los efectos de la pandemia"

El III Plan foral para la igualdad de Gipuzkoa refuerza el compromiso y el papel de la Diputación como agente transformador en favor de la igualdad “efectiva” de hombres y de mujeres.

“El impulso de la igualdad debe ser un elemento central en la respuesta a los efectos de la pandemia

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, se ha comprometido esta mañana a que “el trabajo y el compromiso” por la igualdad de mujeres y hombres siga siendo “un elemento central” en la respuesta del territorio a los efectos de la pandemia, con el objetivo de que la situación actual no dé lugar a “retrocesos” en esta materia. En la presentación esta mañana del III Plan foral para la igualdad de mujeres y hombres en Gipuzkoa 2020-2023, junto con la directora del Órgano para la Igualdad, Miren Elgarresta, Olano ha defendido la incorporación de la perspectiva de género en las políticas desplegadas para hacer frente a la nueva realidad generada por el COVID-19, en especial para construir un territorio “libre de violencia machista” y alcanzar “la autonomía económica y el empleo de calidad” para las mujeres.

“Intensificaremos el papel de la Diputación como agente transformador en favor de la igualdad efectiva de hombres y de mujeres a todos los niveles. La lucha contra las desigualdades sociales –entre ellas la desigualdad entre mujeres y hombres– adquiere una vigencia mayor si cabe en el contexto actual. Como sociedad moderna y avanzada, debemos actuar ante las situaciones que puedan suponer un incremento de las desigualdades discriminatorias de género. Este plan, en ese sentido, nos permitirá seguir avanzando en cuatro ámbitos prioritarios para la consecución de la igualdad, como son el buen gobierno, el empoderamiento de las mujeres, la transformación económica y social y la lucha contra la violencia machista”, ha explicado Olano, quien ha informado de que dichos ejes de trabajo para el periodo 2020-2023 suman 16 objetivos estratégicos y 122 acciones concretas para alcanzar las metas establecidas.

De estas cuatro “líneas de intervención” mencionadas, el diputado general ha hecho especial hincapié en la importancia de garantizar “la igualdad de oportunidades” de mujeres y hombres en el ámbito económico. Un objetivo que adquiere “más relevancia todavía” en el actual contexto crítico. En este sentido, según ha recordado, “la apuesta por la igualdad” forma parte de la realidad socio-económica de Gipuzkoa; “debemos reforzar este valor como parte del desarrollo humano sostenible del que se ha dotado nuestro territorio, más si cabe a la hora de salir de la crisis actual”. Según ha detallado, el plan desplegará diversas acciones para “contribuir a la autonomía económica” de las mujeres y el “empleo de calidad”, así como para incrementar el compromiso de la Diputación con la “promoción de la igualdad en los cuidados, con la conciliación corresponsable como palanca de transformación social”.

Según ha detallado, el Índice de Igualdad de Género, que por primera vez se ha publicado en 2020 con mediciones propias para Gipuzkoa, sitúa a Gipuzkoa en 72,5 puntos, siendo 100 el valor correspondiente a la igualdad total. Esta cifra coloca a nuestro territorio por encima de la media europea y justo por detrás de los países más avanzados en igualdad, que son Finlandia (73,4), Francia (74,6), Dinamarca (77,5) y Suecia (83,5).

Mediante el plan aprobado esta semana, la institución foral intensificará en los próximos años las acciones en favor de la conciliación corresponsable y la igualdad en el ámbito económico. En este sentido, ha adelantado que se buscará la expansión de la red Erantzunkide Sarea de empresas comprometidas con la conciliación corresponsable, que en la actualidad suma 35 empresas con un total de 6.592 trabajadores y trabajadoras (57% hombres y 43% mujeres) involucradas, así como el desarrollo de HerriLAB Beasain, por el que el municipio goierritarra se ha convertido en un laboratorio de medidas y de políticas en favor de la conciliación corresponsable.

Asimismo, según ha informado el diputado general, se prevén “nuevas medidas de apoyo” para el fortalecimiento de empresas creadas por mujeres, itinerarios de inserción socio-laboral en el marco de Elkar Ekin Lanean y una experiencia piloto para el empoderamiento de mujeres científicas.

 

“Compromiso colectivo” frente a la violencia machista

“Gipuzkoa, al igual que el conjunto del País Vasco, ha sido un territorio puntero en el impulso de las políticas para la igualdad. Lo ha sido gracias al impulso continuado y decidido de diferentes gobiernos, así como al creciente compromiso social de la ciudadanía guipuzcoana”, ha planteado Olano, quien ha refrendado la vocación guipuzcoana de seguir siendo “pioneros”, siempre desde la colaboración con el resto de agentes e instituciones implicadas, en especial los ayuntamientos; el Instituto Vasco de la Mujer, Emakunde; y el Instituto Europeo de Igualdad de Género, EIGE.

Por último, el diputado general ha vuelto a incidir en la “necesidad” de mantener “un compromiso colectivo, activo y cívico” en contra de la violencia machista. Con este objetivo, el III Plan de igualdad prevé la puesta en marcha del II Plan Aurre contra la violencia machista, así como el refuerzo de los mecanismos de atención a las víctimas, para contribuir al empoderamiento de las mujeres que sufren la violencia.

Participación “amplia y diversa”

La directora foral de Igualdad, Miren Elgarresta, ha apuntado que la elaboración del III. Plan de igualdad ha contado con la participación “amplia y diversa” de todas las direcciones de la Diputación, así como de los municipios y agentes sociales del territorio, en especial de las asociaciones de mujeres y del movimiento feminista. En total, han recibido 358 aportaciones al documento, de las cuales la mitad han procedido de la propia administración foral. Respecto a la estrategia desplegada, Elgarresta ha indicado que se ha buscado una planificación “ordenada y honesta”, con “compromisos ejecutables” para los próximos cuatro años e indicadores alineados con el Índice de igualdad antes mencionado.

En relación con la línea de intervención ligada al buen gobierno, la directora foral ha destacado que se trata de que las políticas de igualdad sean “transversales” en el conjunto de la Diputación, tanto en sus objetivos como en sus formas de trabajo. En este marco, entre otras medidas, se ampliará la formación del personal de la institución foral en materia de igualdad. Por otro lado, según ha adelantado, se renovará el programa Berdinbidean para el impulso de las políticas de igualdad de mujeres y hombres en los municipios y mancomunidades de Gipuzkoa con menos de 10.000 habitantes.

 

En segundo lugar, el empoderamiento “social y colectivo” de las mujeres también es una línea “fundamental” del plan, según ha explicado Elgarresta, para lo que ha juzgado necesario activar medidas para “reconocer la contribución” de las mujeres y del feminismo en el desarrollo del “modelo Gipuzkoa”. Para ello, se analizará las trayectorias vitales y profesionales de las mujeres guipuzcoanas que han contribuido a la consecución de los derechos humanos y de una cultura política democrática en nuestro país. Además, se abrirá un proceso de reflexión para la elaboración de un modelo propio para las casas de mujeres de Gipuzkoa y se activarán medidas para la promoción de la mujer en ámbitos de representación de la sociedad y de la política.

 

En tercer lugar, en la búsqueda de transformar la sociedad y la economía de Gipuzkoa, la directora de igualdad ha destacado la necesidad de “cuestionar” los valores sobre los que se asientan las desigualdades de género, así como de avanzar en el reconocimiento de la igualdad. Finalmente, Elgarresta se ha reafirmado en la necesidad de dar continuidad “al ingente trabajo” realizado históricamente por la Diputación en contra de la violencia machista, para lo que se fomentará la investigación en esta materia, se mantendrán las acciones de sensibilización, prevención y formación y se impulsará la mejora continua y la coordinación entre las instituciones en esta materia.