Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La revista “Egan” cumple 70 años con fuerzas renovadas

Foto La revista “Egan” cumple 70 años con fuerzas renovadas

La revista “Egan” cumple 70 años con fuerzas renovadas

En un concurrido acto celebrado en el palacio foral, la directora de Igualdad Lingüística, Garbiñe Mendizabal, ha leído el extracto de un artículo del lingüísta Koldo Mitxelena, escrito en 1954 y que sigue “plenamente vigente”

La revista “Egan” cumple 70 años con fuerzas renovadas

Con motivo del 70 aniversario de la revista “Egan”, esta tarde se ha llevado a cabo en el palacio foral un animado acto de celebración al que ha acudido una nutrida representación de la actividad cultural en euskera. Desde su inicio la revista, creada por la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País en 1948, tuvo como objetivo promover el uso de una lengua viva. Y así ha llegado hasta el presente. Ahora, después de haber nombrado una nueva dirección y un nuevo consejo de redacción, “Egan” ha iniciado una nueva época, digitalizada y con las fuerzas renovadas, con la intención de ubicarse entre las revistas científicas de divulgación.  

Garbiñe Mendizabal, directora de Igualdad Lingüística de la Diputación, ha leído extracto de un artículo del lingüista Koldo Mitxelena (respondiendo a Txillardegi), publicado en 1984 en “Egan”. Las palabras de Mitxelena “siguen plenamente vigentes” a día de hoy, ha destacado Mendizabal en el acto, en el que también han intervenido Juan Bautista Mendizabal, presidente de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País (RSBAP) en Gipuzkoa; Gillermo Etxeberria, amigo numerario de la RSBAP y ex director de “Egan”; y Koro Segurola,  amiga numeraria de la RSBAP y nueva directora de “Egan”.

En su intervención, la directora de Igualdad Lingüística ha hecho suyas las palabras del lingüista Mitxelena: “Dado que el euskera es una lengua viva, los temas de la publicación también tendrían que ser vivos, actuales. Sin embargo, como sucede demasiadas veces últimamente, el euskera, en lugar de mostrar su destreza, muestra sus debilidades y defectos…Y nos tememos que esa es la mejor manera de cansar a los que aman esa lengua”.  

Para finalizar, Mendizabal ha añadido que las personas que escribían en “Egan” en aquella época predecían “el futuro. Poseían un euskera vivo. Y también querían tratar temas candentes. Hoy en día la revista sigue en esa línea, y estamos seguras y seguros de que por esa senda seguirá”.

La publicación ha iniciado una nueva época, digitalizada y con las fuerzas renovadas