Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

"Estamos volcando todos nuestros recursos en las residencias"

Foto "Estamos volcando todos nuestros recursos en las residencias"

"Estamos volcando todos nuestros recursos en las residencias"

La portavoz foral, Eider Mendoza, reitera que la Diputación está centrando todos sus esfuerzos en contener al Covid-19 en los centros residenciales.

La portavoz de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Eider Mendoza, ha reiterado hoy que las residencias del territorio son “la principal prioridad” para la institución foral en el actual contexto de la pandemia global generada por la enfermedad del Covid-19. Dicha red de infraestructuras está compuesta por 240 centros destinados a personas mayores, discapacidad, infancia, inclusión social y salud mental, y en ellos se atiende a un total de 7.000 personas. “Todos nuestros esfuerzos y recursos están volcados en estos momentos en frenar la expansión del Covid-19 en la red residencial de Gipuzkoa”, ha explicado, recordando que la institución foral adoptó las primeras medidas para hacer frente al virus el pasado 5 de marzo, dos semanas antes de que se registrara el primer caso positivo.

          Mendoza ha comparecido hoy por videoconferencia ante los medios de comunicación para dar cuenta de las decisiones adoptadas en el Consejo de Gobierno de esta semana. Durante la comparecencia, ha hecho un repaso de las medidas puestas en marcha en el marco del Plan de Choque de políticas sociales, puesto en marcha hace tres semanas y con el que la Diputación está haciendo frente al Covid-19, así como de la situación en la que se encuentran las residencias y centros ligados a servicios sociales del territorio. Según los últimos datos, hechos públicos ayer, un total de 26 personas han superado la enfermedad en las residencias de mayores, y otra más en recursos para personas con discapacidad. Por el contrario, son 99 las personas fallecidas y 302 los casos positivos en centros para personas mayores, y otros 15 positivos en residencias para personas con discapacidad.

Mendoza ha recordado que el Plan de Choque foral cuenta con siete líneas de actuación y 50 medidas extraordinarias, y su principal objetivo es responder estratégica y coordinadamente a una situación sin precedentes generado por el Covid-19. De este modo, la Diputación está llevando a cabo un seguimiento diario de la situación de todos los centros, monitorizando en todo momento la evolución de la enfermedad y las necesidades de material y de formación de los centros, así como las medidas de prevención adoptadas. En este contexto, se vienen realizando pruebas PCR a todas las personas sintomáticas desde el inicio de la crisis, un seguimiento que se ha ido reforzando en función de los recursos disponibles. Así, desde el pasado 10 de abril, Osakidetza está llevando a cabo doble test (test rápido+PCR) a todas las personas usuarias y personal trabajador.

La portavoz foral también ha explicado que el material se reparte en función de las necesidades valoradas y, por nuestra parte, el papel de la Diputación es el de complementar los repartos que están haciendo las autoridades sanitarias. También ha destacado que la Diputación ha adquirido una máquina para esterilizar mascarillas, lo que permite que éstas se puedan reutilizar hasta tres veces.

Mendoza ha recordado que la Diputación habilitó nuevos centros de atención en Gipuzkoa antes incluso de registrarse ningún caso positivo en las residencias y que, por ahora, estos recursos están respondiendo con suficiencia a las necesidades del momento. Así, ha señalado el hospital de la Cruz Roja en la calle Matia, con 120 plazas, donde se está atendiendo a casos positivos de Covid-19 registrados en residencias de mayores de Gipuzkoa; y los albergues de Hondarribia, Orio y Zarautz, que cuentan con 75 plazas y donde se atiende a personas en situación de exclusión residencial. 

En el apartado de recursos humanos, la institución foral tiene en marcha bolsas de trabajo para personal cuidador de residencias y enfermería, y las plantillas de los centros de día, que están cerrados, han pasado a reforzar los de los centros residenciales. Asimismo, se ha habilitado la posibilidad de hacer uso de una red de alojamientos, formada por 14 hoteles de Gipuzkoa, destinada a profesionales que no quieran volver a su domicilio para evitar contagios a familiares vulnerables o para aquellas personas con dificultades en el traslado.

          A través del Plan de Choque también se ha reforzado las inspecciones de los centros residenciales, que se realizan una vez por semana en todos los centros. En el capítulo de las desinfecciones, que está llevando a cabo el servicio foral de bomberos y bomberas, con refuerzo de las y los bomberos de Donostia y DYA, cada residencia de mayores se desinfecta por lo menos una vez cada cuatro días, y una empresa especializada se encarga de la desinfección de todas las habitaciones. Asimismo, la Diputación también ofrece servicios de asesoramiento individualizado y de formación en toda la red residencial, siempre en relación con el manejo de diferentes escenarios ante el Covid-19 y en colaboración con Matia Fundazioa, Aita Meni y Osakidetza.

          En lo que respecta al servicio Telezaintza (900 43 43 43), puesto en marcha durante los primeros días de la crisis sanitaria, ofrece un servicio de recepción y orientación a servicios en el contexto del Covid-19, apoyo psicosocial a familias y personal trabajador de residencias y se encarga de la gestión del retorno temporal al domicilio de personas usuarias de centros residenciales. También informa y recoge solicitudes del uso de alojamiento para el personal de centros residenciales. El Plan de Choque ha habilitado asimismo la opción de retorno temporal al domicilio para todos los y las residentes de los centros del territorio, ofreciendo ayudas económicas y técnicas para ello.

          Por último, en el ámbito de la comunicación, los centros residenciales donde se han dado casos positivos mantienen un contacto diario con las familias de todos y todas las usuarias, hayan dado o no positivo. Dicha comunicación se prioriza a la comunicación pública y diaria de los datos. Y a través de la iniciativa ‘Abrazos virtuales’, se ha dotado a todas las residencias de líneas y dispositivos gratuitos para crear una conexión segura para la comunicación entre personas residentes y familias, procurando llevar a cabo un mínimo de tres video llamadas por persona residente a la semana.

 

Violencia sexista

Por otra parte, la Diputación Foral de Gipuzkoa fomentará una estrategia compartida para reforzar y adaptar los canales de comunicación y los servicios que ofrece a víctimas de violencia machista, para llegar de la forma “más rápida y eficaz posible” a las mujeres que puedan estar padeciendo violencia en la actual situación de confinamiento. Así lo ha dado a conocer hoy la portavoz foral, que ha mostrado su preocupación ya que, según se vaya alargando el confinamiento, el nivel de violencia y el número de casos puede ir en aumento, según personas expertas en esta cuestión.

          Según ha explicado Mendoza, desde el principio del estado de alarma, las instituciones responsables de hacer frente a la violencia machista “han reforzado su colaboración y adaptado los servicios que ofrecen a la alarma sanitaria”, con el objetivo de ofrecer “la respuesta más eficaz posible” a las mujeres víctimas de violencia machista. En las últimas semanas, también se han reforzado la comunicación pública sobre los números y servicios disponibles para recibir atención. “Ahora, viendo que esta situación tiene visos de prolongarse, queremos ir un paso más allá. Queremos identificar las dificultades que las víctimas tienen para recibir atención, completar una fotografía del efecto que está teniendo el confinamiento en este tipo de violencia a nivel del territorio, identificar medidas ejemplares que tienen en marcha los ayuntamientos y, una vez hayamos hecho todo esto, llevaremos a cabo adaptaciones de urgencia de los servicios de atención”, ha explicado la portavoz.

          El objetivo de este trabajo será el de adaptar los recursos para “prevenir” casos de violencia y, cuando éstos ocurran, garantizar “una atención rápida, adecuada y eficaz”. Y es que, por diversos factores, el estado de confinamiento puede incrementar las dificultades en torno a la violencia machista.

          El fin de semana, y en especial el domingo, suele ser el día de la semana que más casos de violencia sexista registra, debido a que las parejas pasan más tiempo juntas. Por tanto, en opinión de personas expertas, el confinamiento puede traer consigo un incremento de la violencia sobre las mujeres. Según datos ofrecidos recientemente por Emakunde, sin embargo, el número de denuncias interpuestas por violencia machista durante el confinamiento se ha reducido a la mitad. El origen de esa bajada puede responder, por una parte, a la sensibilización social ya que, al estar todo el mundo recluido en su domicilio, el control vecinal puede tener un hipotético efecto disuasorio. Por otra parte, puede suceder que las mujeres tengan dificultades de acceder a los servicios de atención.

          Por todo lo mencionado, y debido a que le corresponde fomentar políticas adecuadas contra la violencia machista en todo el territorio, el Órgano de Igualdad de la Diputación Foral quiere impulsar “un análisis rápido y compartido” a nivel de Gipuzkoa, donde participen personas técnicas y responsables políticos a nivel municipal.

          Con la intención de alcanzar estos objetivos, se han organizado varias áreas de trabajo, teniendo en cuenta la dimensión y recursos de los que disponen los municipios. Por una parte, en localidades de más de 10.000 habitantes, se han organizado dos espacios de trabajo. Por una parte, se han previsto una jornada de trabajo con representantes políticos y, por el otro, se han organizado dos citas con personas técnicos para recoger sus aportaciones; de hecho, el primero de estos dos encuentros se celebrará mañana. Por otra parte, en municipios con menos de 10.000 habitantes, se ha organizado otra jornada de trabajo y, al mismo tiempo, teniendo en cuenta que cuentan con menos recursos, se ha previsto ofrecer un servicio de ayuda y asesoría para hacer frente a la nueva situación.

          “Debido al estado de emergencia generado por esta pandemia, venimos reiterando que estamos poniendo el foco en los colectivos más vulnerables. En vista de las condiciones de vida tan especiales que genera el confinamiento, sin duda, pedimos crear una estrategia propia y fuerte para atender a mujeres víctima de violencia machista, que se adapte a un contexto tan especial como el que estamos viviendo. Eso es lo que buscamos, siempre en colaboración con el resto de instituciones”, ha explicado Mendoza.

          “La violencia contra las mujeres, además de ser un ataque contra los derechos humanos, es consecuencia de una subordinación estructural y una desigualdad real que tienen que padecer las mujeres. La sociedad guipuzcoana no acepta tales actuaciones y ataques, sea cual sea el contexto. Por eso, quisiera llamar a toda la ciudadanía a todas las instituciones para que sigamos con ese compromiso como comunidad y lo hagamos con más determinación que nunca, atendiendo a cualquier ataque machista que pueda suceder en nuestro entorno, para que podamos ofrecer a las víctimas la atención que necesitan”, ha completado la portavoz foral.

 

Renta online

Por otra parte, mañana arranca el plazo de presentación de la declaración de la Renta online, a través de la plataforma Zergabidea. “El estado de alarma y la situación de confinamiento decretada para hacer frente a la expansión de la enfermedad del Covid-19 han obligado a aplazar la modalidad de renta mecanizada o presencial (la que se lleva a cabo en las oficinas de Hacienda) hasta que la situación se normalice. Ante ello, Hacienda recomienda a las personas contribuyentes afectadas que presenten su declaración a través de internet”, ha recordado Mendoza.

A partir de mañana, los y las contribuyentes guipuzcoanas que quieran usar esta modalidad tendrán que acceder a la plataforma online Zergabidea (https://zergabidea.gipuzkoa.eus/), a la que podrán acceder usando certificado electrónico o un código B@kQ o B@k. Una vez dentro, la persona usuaria podrá descargar la información fiscal de la que dispone Hacienda, completarla con los datos que faltan y presentar la declaración a través de esa misma plataforma. Asimismo, la herramienta también permite importar la declaración del año anterior y, en los casos en los que se ha recibido propuesta de autoliquidación modificarla y aceptarla.

Para facilitar el acceso a Zergabidea, Hacienda ha activado un modo completamente telemático para obtener el código B@k, lo que permitirá al usuario realizar cualquier trámite en esta plataforma. Para solicitar la contraseña se ha habilitado un formulario online en la sede electrónica de la Diputación (https://egoitza.gipuzkoa.eus/es/bak).  Dicho formulario requiere de un dato de contraste que se introducirá en la propia aplicación informática al realizar el alta. El dato de contraste es información que solamente conoce la persona contribuyente, y es el resultado de la declaración de renta presentada en Gipuzkoa en cualquiera de los últimos 4 ejercicios.

Una vez introducido el dato de contraste, la persona solicitante recibirá un email con un código y una dirección web de IZENPE donde tiene que introducir el código y seguir con la tramitación. Al finalizar el proceso se obtiene un medio de identificación que permite acceder a todos los servicios de la sede electrónica de la Diputación Foral de Gipuzkoa, incluidos los servicios del departamento de Hacienda en la plataforma Zergabidea. La duración de la B@k será de 15 días una vez finalice el estado de alarma, y su funcionamiento y utilidades son prácticamente las mismas que la B@kQ.

Asimismo, la Hacienda foral de Gipuzkoa también ha puesto en marcha un procedimiento completamente telemático para que la persona contribuyente pueda delegar en otra la presentación de la declaración de la Renta de 2019, que estará disponible a partir hoy en la sede electrónica de la Diputación (https://egoitza.gipuzkoa.eus). Este nuevo sistema no exige personación ni contacto físico entre representante y representada, y requiere también de un dato de contraste que se introducirá en la propia aplicación informática al realizar el alta. El dato es el importe, a ingresar o a devolver, de la última declaración de renta presentada en Gipuzkoa por la persona representada en los últimos cuatro años. Las representaciones otorgadas mediante este sistema serán temporales.

Por último, para la obtención de los datos de contraste que se exigen en los mencionados procedimientos de obtención del código B@k o de delegación de la presentación en otra persona, el o la contribuyente puede consultar la declaración del año correspondiente, o bien los movimientos de su cuenta corriente. Asimismo, también podrá solicitar dicha información fiscal llamando al teléfono gratuito 943 11 30 00, o a través de la página web de Hacienda, en el enlace www.labur.eus/ogasuna, que luego le será remitida por correo ordinario en el domicilio que la persona contribuyente haya indicado para recibir notificaciones.