Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

"Euskaltzaindia la integramos todas las personas que conformamos la comunidad hablante del euskera"

Foto "Euskaltzaindia la integramos todas las personas que conformamos la comunidad hablante del euskera"

"Euskaltzaindia la integramos todas las personas que conformamos la comunidad hablante del euskera"

Hace un siglo Euskaltzaindia se fundó en la Diputación de Gipuzkoa, donde además se celebró su primera sesión plenaria.

El Palacio Provincial de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha acogido hoy el acto de clausura del centenario de Euskaltzaindia. La ceremonia recordaba la primera sesión plenaria que llevó a cabo Euskaltzaindia el 7 de octubre de 1919, hace ahora cien años, asamblea en la que se eligió a su primer presidente, Resurrección María Azkue; a su tesorero, Jose Agerre; a su bibliotecario, Julio Urkixo; y a su secretario, Luis Eleizalde; además, los académicos decidieron fijar la sede principal de la Academia en Bilbao.

Los actos de hoy han arrancado a las 12:00 del mediodía en la Plaza Gipuzkoa, con la tradicional soka-dantza; tras el baile, académicos y autoridades han entrado en el Palacio Foral, donde se han pronunciado los discursos de unos y otros; además, se ha proyectado un breve vídeo en el que se resumían todas las actividades que se han realizado durante el centenario. En su alocución, el presidente de Euskaltzaindia, Andrés Urrutia, ha subrayado que la institución “tiene fijada su mirada en el futuro”, y ha desgranado los ejes de trabajo de los años venideros: “digitalización, internacionalización, profesionalización y socialización, todo ello sin perder su vocación de servicio”.

Sin embargo, también ha querido recordar todo lo logrado en estos cien años de andadura: “Euskaltzaindia es, desde su creación, transfronteriza y plural, porque nuestra lengua, el euskera, es también transfronteriza y engloba a una comunidad de hablantes también plural (...) Además, es la institución asesora oficial en cuestiones referidas al euskera en todos los territorios que abarca la misma; hemos logrado institucionalizar el idioma y hemos servido a la sociedad vasca de forma ininterrumpida; la Academia también tomó las riendas a la hora de conformar y promover el euskera estándar, junto con otros agentes de la sociedad vasca; impulsó asociaciones y actuaciones que hoy en día son realidades palpables, tales como AEK, UZEI, EIE, primeros títulos en euskera, campeonatos de bertsolaris, concursos literarios, edición de libros... Actividades, proyectos e iniciativas que han contribuido a conformar buena parte de la infraestructura actual con la que cuenta la cultural vasca. Ahí ha estado la Academia del Euskera y ahí seguirá estando”.

 

Codo con codo con los agentes de la sociedad vasca

Urrutia ha remarcado que todos esos logros se han realizado con gobiernos de una y otra índole, y ha recordado que Euskaltzaindia siempre ha estado ahí, “defendiendo e impulsando a la comunidad euskaldun”, porque, como ha querido dejar claro el presidente de la Academia, “Euskaltzaindia la integramos todas las personas que conformamos la comunidad hablante del euskera, no solo quienes formamos parte de la estructura de la Academia”.

Aferrado a esa idea, Urrutia ha dicho que Euskaltzaindia debe seguir trabajando de la mano de los agentes culturales de la sociedad vasca de una forma “lo más abierta posible”. Además, ha querido aprovechar la ocasión para renovar el compromiso que la institución adquirió con la sociedad hace cien años: “Reafirmamos nuestra ilusión por seguir trabajando por y para el euskera con quienes desde el ámbito público y privado se esfuerzan día a día por garantizar el futuro de nuestra lengua. Gracias a todos y a todas, y os invito a continuar juntos nuestro trabajo por la lengua vasca, como elemento significativo del acervo cultural que nos une, símbolo de nuestro ser e instrumento de cohesión social”.

El diputado general, Markel Olano, ha destacado la “cosecha enormemente fértil” que ha dado la semilla plantada hace un año por Euskaltzaindia, a la vez que ha manifestado el “orgullo” de la sociedad guipuzcoana por la estrecha unión de Gipuzkoa con la creación de la academia. . “El proceso de revitalización del euskera se encuentra en la encrucijada. Es el momento de dar un nuevo impulso, de que sociedad e instituciones empujemos en la misma dirección. Es un reto que exige la colaboración de todos y todas, tal y como hicieron hace un siglo. Euskaltzaindia puede jugar un papel muy importante en esa labor”, ha expresado el diputado general.

Tras los discursos, el coro Euskeria y el coro juvenil del Orfeón Donostiarra han clausurado la ceremonia, para dar paso a las fotografías oficiales en la sala real –tal y como se hizo hace 100 años–y en la escalinata de honor del palacio foral.

En el acto han participado destacadas autoridades de la Comunidad Autónoma Vasca, Comunidad Foral de Navarra e Ipar Euskal Herria, además de la mayoría de los miembros que han conformado el Patronato de Honor del centenario. Todos ellos han recibido como regalo un ejemplar del libro Ekin eta jarrai, que resume la larga y fértil trayectoria de Euskaltzaindia.